Compartir
Publicidad

Estos han sido los terremotos más grandes de España en toda su historia

Estos han sido los terremotos más grandes de España en toda su historia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy, los vecinos de Málaga se han despertado con un terremoto de 6,3 en la escala Richter. Por fortuna, no se han registrado víctimas mortales, aunque sí una veintena de heridos. El seísmo, por magnitud, se enmarca dentro de los más importantes de la historia de España, superando al último gran terremoto registrado en nuestras fronteras, el de Lorca (2011). No es algo habitual, y cada vez que ocurre, de forma excepcional, marca un hito histórico. Tan histórico que el Instituto Geográfico Nacional, dependiente del Ministerio de Fomento, guarda un registro de todos ellos.

La lista se puede consultar de forma completa aquí. No es exhaustiva y sólo se circunscribe a los más relevantes, es decir, a aquellos que superan en magnitud 5 la escala de Richter. Gracias a registros históricos y estudios geológicos, el Instituto data seísmos tan antiguos como el de Orihuela en 1048, cuya intensidad aproximada fue VIII, causando importantes destrozos. En los ¡siglos! posteriores se produjeron otros tantos, tan significativos por su rareza como impactantes por su fuerza y capacidad destructiva.

Entre el siglo XX y el siglo XXI se han registrado, incluyendo al de hoy en Málaga, cinco terremotos dignos de mención. El primero, en 1954, en Dúrcal (Granada), de magnitud 7,0. El segundo, en Albolote, de nuevo Granada, en 1956 (magnitud 5,0). El tercero, al sudoeste del Cabo San Vicente, en Portugal: de magnitud 7,8 (!), provocó severos desperfectos tanto en la ciudad de Huelva como en Isla Cristina en 1969. El penúltimo es el ya citado de Lorca, de magnitud 5,1, que causó la muerte de 9 personas en 2011. Y el último, el de hoy en Málaga, más fuerte que el que sufrió la ciudad murciana pero menos letal.

En este mapa interactivo los hemos recopilado todos. La mayoría tuvieron lugar en el sur de España.


El mapa ordena los terremotos en función de su intensidad. Es un término diferente, aunque ligado, al de magnitud. La magnitud, como se explica aquí, mide la energía liberada por el terremoto. La intensidad, por su parte, es una descripción cualitativa de los daños del seísmo. Así, el de Lorca tuvo menos magnitud que el de Dúrcal, pero su intensidad fue notoriamente mayor. El color rojo indica una intensidad IX-X; el amarillo, VIII-IX; el verde, VIII; el naranja, VII-VIII; y el azul, V.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos