Compartir
Publicidad

¿Cómo es pelear casi media vida contra el cáncer, con cinco años y una cuenta de Instagram?

¿Cómo es pelear casi media vida contra el cáncer, con cinco años y una cuenta de Instagram?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Leah Still es la única hija del jugador de la NFL Devon Still. En junio de 2014 le diagnosticaron un neuroblastoma, un tipo de cáncer del tejido nervioso, y unas posibilidades de supervivencia del 50%. Su padre llevó entonces su lucha a las redes sociales con el hashtag #LeahStrong, como ejemplo de actitud positiva y constancia. Un viaje en el que Leah y Devon han recibido el apoyo de estrellas como LeBron James o Floyd Mayweather.

Anoche, Devon Still anunció en Instagram que su hija había "vencido" al cáncer, junto a un mensaje de ánimo y apoyo para todas las familias en la misma situación: "no importa lo duro que se vuelva, no importa lo que los médicos os digan, ¡permaneced siempre positivos! Llevad la victoria a vuestro discurso. Dadle un propósito a la batalla de vuestros hijos contra el cáncer".

#LeahStrong

Guess she got tired of being the patient and switched roles

Una foto publicada por Devon Still (@man_of_still75) el

Tras su diagnóstico, Leah se convirtió en la protagonista de una de las pocas historias positivas de la NFL. La simpatía de la niña y los esfuerzos del padre llevaron a los Cincinnati Bengals a readmitir al jugador en septiembre de 2014, que estaba fuera del equipo y hacía tiempo que había roto la relación con Channing Smythe, la madre de Leah. Ambos atravesaban dificultades económicas para hacerse cargo del tratamiento. Y la jugada de los Bengals permitió donar todos los ingresos de la venta de jerseys del jugador, el número 75 del equipo, a un hospital pediátrico contra el cáncer y a costear parte del tratamiento de Leah. En pocas semanas reunieron más de 1,3 millones de dólares, casi dos veces y media lo que ingresaba su padre por temporada.

Devon no es ninguna superestrella. A principios de septiembre del año pasado estaba fuera del equipo. A finales del año pasado los Bengals renunciaron definitivamente a tenerle en el equipo. Y el día 6 de enero de este año ha fichado por los Houston Texans por unos 675.000 dólares al año. Pero su campaña en las redes sociales llamó la atención del público por algo "más importante que el deporte", en sus propias palabras. El cáncer infantil.

Estrellas como LeBron James posaron con la niña y la animaron en las últimas etapas de su tratamiento,

Una foto publicada por Devon Still (@man_of_still75) el

o le mandaron regalos y mensajes de ánimo, como los del boxeador Floyd Mayweather.

Mientras, Devon Still pasó de jugador mediocre a embajador contra el cáncer y la enfermedad infantil. Toda su actividad en redes sociales no sólo ha ido encaminada a contar cada paso de la lucha de Leah, sino a concienciar sobre familias menos afortunadas y todo tipo de niños con problemas.

Gotta give a huge s/o to this 10 year old kid right here. Back in August he was shot in the head and doctors didn't know if he was going to make it. I knew of him through my fiancé but I never had a chance to meet him until a couple weeks ago when I visited kids back home at A.I. Dupont. As you can see from the pic it was nothing but good times and laughs. The way he was talking trash and beating me in madden with ONE hand (because he had limited mobility in the other) you never would have known what happened to him. Last week I went to watch my high school win the state chip and was surprised to see him there. He's been fighting like crazy and finally made it out of the hospital. The true definition of strength!

Una foto publicada por Devon Still (@man_of_still75) el

El mensaje de Devon Still

Una foto publicada por Devon Still (@man_of_still75) el

Finalmente, Leah Still pasó la semana pasada su último tratamiento con una sonrisa, y anoche su padre anunció en Instagram que su hija había vencido al cáncer, dejando un precioso mensaje de ánimo:

"Quiero agradeceros a todos los que nos habéis seguido mientras documentaba el proceso en las redes sociales. La cantidad de apoyo ha sido increíble. Puedo afirmar, con honestidad, que habéis marcado una gran diferencia. Cada vez que recibíamos malas noticias, leía vuestros comentarios animándonos y eso nos hacía pelear con más fuerza. Lo que os pido es que ahora que la lucha de Leah ha terminado sigáis a otras familias en su periplo y les animéis tanto como lo habéis hecho con nosotros. (...) Haced que la gente a vuestro alrededor se conciencie para ayudar a todos los niños a pelear contra la enfermedad. No importa lo grande o pequeños que sean vuestra plataforma o seguidores: llegaréis a esa familia que simplemente necesita saber que no están solos para no rendirse"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Busca en Snapchat magnet.xataka.com

Ver más artículos