Compartir
Publicidad

9 actorazos sin Oscar

9 actorazos sin Oscar
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho se ha hablado, en especial durante las últimas semanas, acerca de la búsqueda del Oscar por parte de Leonardo DiCaprio. Todo apunta que lo conseguirá esta noche, en la 88ª edición, por una de sus interpretaciones menos destacadas: 'El renacido' ('The Revenant'), donde es eclipsado por un extraordinario Tom Hardy.

Debido a su fama y el sano cachondeo en Internet (hay hasta un videojuego), parece que la Academia de Hollywood debe un premio al protagonista de 'Titanic', sin embargo, a lo largo de la historia ha habido "otros DiCaprios", y de hecho, la acumulación de derrotas en estos premios debería conocerse como "la maldición O'Toole". A continuación tenéis 9 actorazos que no lograron el Oscar a pesar de estar nominados en 5 o más ocasiones:

Amy Adams (0 de 5)

Amy Adams en The Master

Considerada como la heredera de Meryl Streep desde que coincidieran en 'La duda' ('Doubt', 2008) —por la que ambas fueron nominadas al Oscar— esta intérprete nacida en Italia va a tener que cambiar de agente o de actitud en la temporada de premios si quiere que los miembros de la Academia dejen de ignorarla en la recta final. Por suerte sólo tiene 41 años, le queda mucha carrera por delante.

Consiguió su primera nominación como actriz de reparto en 'Junebug' (2005), siendo derrotada por Rachel Weisz con uno de sus papeles más flojos, 'El jardinero fiel' ('The Constant Gardener'). También optó al Oscar como secundaria por 'La duda' —INEXPLICABLEMENTE ganó Penélope Cruz por la olvidable 'Vicky Cristina Barcelona'—, 'The Fighter' (2010) —ganó su compañera en ese film Melissa Leo— y 'The Master' (2012) —ganó Anne Hathaway por 'Los miserables' ('Les Misérables')—.

Hasta la fecha, su única nominación como principal ha sido por 'La gran estafa americana' ('American Hustle', 2013), donde le perjudicó tener un rol de menor presencia en pantalla para lo que es habitual en una protagonista (era una comedia coral pero ella contaba con más minutos que Jennifer Lawrence, también nominada) y, sobre todo, la rivalidad de Cate Blanchett, que se llevó el Oscar con todo merecimiento por 'Blue Jasmine'.

Irene Dunne (0 de 5)

Irenne Dunne con Charles Boyer en Tú y Yo

Murió a los 91 años pero dejó el cine poco después de cumplir los 50 —por su familia y porque no quiso pelear por los escasos papeles que ofrecían a mujeres de su edad—; extrañamente la Academia de Hollywood no se acordó de ella para entregarle un premio honorífico a pesar de ser una de sus mayores estrellas. Siempre compitió en los Oscars como protagonista y lo hizo en sólo dos décadas, entre los 30 y los 40.

Su primera candidatura fue por 'Cimarrón' ('Cimarron', 1931), el primer western que ganó un Oscar a la mejor película, sin embargo, Dunne perdió ante Marie Dressler por 'Fruta amarga' ('Min and Bill'). Posteriormente rozó la estatuilla por 'Los pecados de Teodora' ('Theodora Goes Wild', 1936) y 'La pícara puritana' ('The Awful Truth', 1937); en ambas ocasiones perdió ante Luise Rainer, que con sus triunfos por 'El gran Ziegfeld' ('The Great Ziegfeld') y 'The Good Earth' se convierte en la primera intérprete que gana la estatuilla como principal en dos años consecutivos.

Dunne volvería a optar al Oscar por 'Tú y yo' ('Love Affair', 1939) —ganó Vivien Leigh por 'Lo que el viento se llevó' ('Gone With the Wind')— y 'Nunca la olvidaré' ('I Remember Mama', 1948) —ganó Jane Wyman por 'Belinda')—. Un dato muy CURIOSO es que las tres versiones de 'Tú y yo' han contado con parejas de estrellas desafortunadas en los Oscars: Irene Dunne y Charles Boyer, Deborah Kerr y Cary Grant, Annette Bening y Warren Beatty. Ninguno de los 6 actores ha ganado la estatuilla (Beatty lo hizo como director). Los dos últimos sigen vivos, a ver si consiguen romper la maldición...

Albert Finney (0 de 5)

Albert Finney en Asesinato en el Orient Express

Uno de los casos más incomprensibles. Si no lo remedian pronto, este veterano de 79 años la va a palmar sin haber recibido ni siquiera un Oscar honorífico. Es lo menos que podría hacer la Academia para reconocer el talento de Finney, quien estuvo nominado por última vez como actor de reparto por 'Erin Brockovich' (2000); aquella noche tuvo la mala suerte de competir contra Benicio del Toro quien se alzó con la estatuilla con todo merecimiento por 'Traffic'.

Las otras cuatro candidaturas de Finney son como actor principal. Su primera derrota fue con 'Tom Jones' (1963), que ganó el premio a la mejor película, pero ese año los miembros de la Academia quisieron hacer historia entregando el primer Oscar a un protagonista negro: Sidney Poitier por 'Los lirios del valle' ('Lilies of the Field').

Después fue finalista por 'Asesinato en el Orient Express' ('Murder on the Orient Express', 1974) —ganó Art Carney por 'Harry & Tonto'—, 'La sombra del actor' ('The Dresser', 1983) —ganó Robert Duvall por 'Gracias y favores' ('Tender Mercies')— y 'Bajo el volcán' ('Under the Volcano', 1984) —ganó F. Murray Abraham por 'Amadeus'—. Tuvo un papel secundario en 'Skyfall' (2012) y quizá le vuelvan a llamar pero, a su edad, parece que su mejor opción es un homenaje de la Academia.

Arthur Kennedy (0 de 5)

Arthur Kennedy con Kirk Douglas en El Ídolo de Barro

En más de 100 títulos (entre cine y televisión) participó este norteamericano que pudo conseguir 5 Oscars, 4 de ellos como secundario. Curiosamente, todas sus nominaciones se concentran en menos de 10 años: 'El ídolo de barro' ('Champion', 1949), 'Nuevo amanecer' ('Bright Victory', 1951) —su única candidatura como protagonista—, 'La furia de los justos' ('Trial', 1955), 'Vidas borrascosas' ('Peyton Place', 1957) y 'Como un torrente' ('Some Came Running', 1958). Otro apunte llamativo: en sus primeros cuatro trabajos nominados le dirigió Mark Robson.

Dean Jagger por 'Almas en la hoguera' ('Twelve O'Clock High', 1949), Humphrey Bogart por 'La reina de África' ('The African Quenn', 1951), Jack Lemmon por 'Escala en Hawai' ('Mister Roberts'), Red Buttons por 'Sayonara' (1957) y Burl Ives por 'Horizontes de grandeza' ('The Big Country', 1958) derrotaron a Kennedy en las cinco galas, que debieron suponer una mezcla de orgullo y decepción para este versátil actor.

Glenn Close (0 de 6)

Glenn Close en Amistades Peligrosas

Sí, aunque parezca increíble, Glenn Close no ha ganado un Oscar TODAVÍA. La estadounidense de 68 años suma seis derrotas, tres como secundaria y tres como principal. Estrenó su casillero con 'El mundo según Garp' ('The World According to Garp', 1982) pero perdió ante Jessica Lange (por Tootsie') y comenzó su sorprendente mala racha.

Regresó a la gala de los Oscar como finalista por sus estupendos trabajos en 'Reencuentro' ('The Big Chill', 1983) —ganó Linda Hunt por 'El año que vivimos peligrosamente' ('The Year of Living Dangerously')—, 'El mejor' ('The Natural', 1984) —ganó Peggy Ashcroft por 'Pasaje a la India' ('A Passage to India')—, 'Atracción fatal' ('Fatal Attraction', 1987) —ganó Cher, SÍ, CHER, por 'Hechizo de luna' ('Moonstruck')—, 'Las amistades peligrosas' ('Dangerous Liaisons', 1988) —ganó Jodie Foster por 'Acusados' ('The Accused')— y 'Albert Nobbs' (2011).

Esa última nominación, por encarnar con total convicción a un trágico personaje transexual, era la ocasión perfecta para que la Academia premiase a una de sus mayores estrellas; sin embargo, la estatuilla fue a manos de su mayor rival, Meryl Streep, quien siempre está muy bien pero aquí competía con una película tan falsa y plana como 'La dama de hierro' ('The Iron Lady'). No merecía ningún premio, en especial cuando supuso otra derrota para Close.

Deborah Kerr (0 de 6)

Deborah Kerr con David Niven en Mesas Separadas

Considerada una de las mejores actrices de todos los tiempos, participó en grandes películas, y aun así no pudo celebrar una victoria en ninguna de las seis veces que fue finalista a los Oscars (siempre como protagonista). En compensación por tal disparate, la Academia le hizo entrega de una estatuilla honorífica en 1994 con esta dedicatoria: "Un artista de impecable gracia y belleza, una entregada actriz cuya carrera cinematográfica siempre ha representado perfección, disciplina y elegancia".

Elogiosas y justas palabras, que Kerr debió leer con orgullo, antes de preguntarse: ¿no era todo eso SUFICIENTE para ganar el Oscar? Por lo visto, la suma de perfección, disciplina y elegancia no sirven para ganar un Oscar. Y la nominaron pocas veces: no optó al Oscar por 'Vivir un gran amor ('The End of the Affair', 1955) o 'Suspense' ('The Innocents', 1961), dos trabajazos de la actriz.

Sus 6 candidaturas le llegaron por 'Edward, mi hijo' ('Edward, My Son', 1949) —ganó Olivia de Havilland por 'La heredera' ('The Heiress')—, 'De aquí a la eternidad' ('From Here to Eternity', 1953) —ganó Audrey Hepburn por 'Vacaciones en Roma' ('Roman Holiday')—, 'El rey y yo' ('The King and I', 1956) —ganó Ingrid Bergman por 'Anastasia'—, 'Sólo Dios lo sabe' ('Heaven Knows, Mr Allison', 1957) —ganó Joanne Woodward por 'Las tres caras de Eva' ('The Three Faces of Eve')—, 'Mesas separadas' ('Separate Tables', 1958) —ganó Susan Hayward por 'Quiero vivir' ('I Want To Live!)— y 'Tres vidas errantes' ('The Sundowners', 1960) —ganó Elizabeth Taylor por 'Una mujer marcada' ('Butterfield 8')—.

Thelma Ritter (0 de 6)

Thelma Ritter en Eva al Desnudo

De una mujer que perdió seis veces como protagonista pasamos a una que vivió el mismo número de derrotas en la categoría de mejor actriz de reparto. Quizá el problema de Thelma Ritter era que lo hacía demasiado fácil, cuando los miembros de la Academia se dejan llevar por interpretaciones extravagantes, llamativas, donde el actor se luce de manera evidente. Nunca han valorado justamente las transformaciones interiores.

Fue candidata al Oscar por 'Eva al desnudo' ('All About Eve', 1950) —ganó Josephine Hull por 'El invisible Harvey' ('Harvey')—, 'Casado y con dos suegras' ('The Mating Season', 1951) —ganó Un tranvía llamado deseo: Kim Hunter por Un tranvía llamado deseo' ('A Streetcar Named Desire')—, 'Con una canción en mi corazón' ('With a Song in My Heart', 1952) —ganó Gloria Grahame por 'Cautivos del mal' ('The Bad and the Beautiful')—, 'Manos peligrosas' ('Pickup on South Street', 1953) —ganó Donna Reed por 'De aquí a la eternidad'—, 'Confidencias de medianoche' ('Pillow Talk', 1959) —ganó Shelley Winters por 'El diario de Ana Frank' ('The Diary of Anne Frank')— y 'El hombre de Alcatraz' ('Birdman of Alcatraz', 1962) —ganó Patty Duke por 'El milagro de Ana Sullivan' ('The Miracle Worker')—.

Richard Burton (0 de 7)

Richard Burton y Peter O

Llegamos a los dos actores que más han sufrido la crueldad de esta gala de premios ('Becket' los juntó). La Academia consideró que 7 trabajos de Richard Burton merecían la nominación pero, a la hora de votar un ganador, el estadounidense —conocido por su tormentosa relación con la no menos legendaria Elizabeth Taylor— nunca quedó en primer lugar.

Claro que él no necesitaba un pequeño calvo dorado para demostrar que era un GIGANTE de la interpretación; los Oscars sí quedan en entredicho al no premiarle en ninguna ocasión. Su primera oportunidad le llegó con 27 años, como actor de reparto en 'Mi prima Raquel' ('My Cousin Rachel', 1952); otro grande como Anthony Quinn se cruzó en su camino con '¡Viva Zapata!'.

Sus siguientes 6 candidaturas fueron ya como principal, en 'La túnica sagrada' ('The Robe', 1954) —ganó William Holden por 'Traidor en el infierno' ('Stalag 17')—, 'Becket' (1964) —ganó Rex Harrison por ‘My Fair Lady’)—, 'El espía que surgió del frío' ('The Spy Who Came in from the Cold', 1965) —ganó Lee Marvin por 'La ingenua explosiva' ('Cat Ballou')—, '¿Quién teme a Virginia Woolf?' ('Who's Afraid of Virginia Woolf?', 1966) —ganó Paul Scofield por 'Un hombre para la eternidad' ('A Man for All Seasons')—, 'Ana de los mil días' ('Anne of the Thousand Days' (1969) —ganó John Wayne por ‘Valor de ley’ (‘True Grit’)— y 'Equus' (1977) —ganó Richard Dreyfuss por 'La chica del adiós' ('The Goodbye Girl')—.

Peter O'Toole (0 de 8)

Peter O

He aquí el mayor perdedor en la historia de los Oscars —en la categoría de interpretación; el récord lo tiene el mezclador de sonido Kevin O’Connell con 0 de 20—. Peter O'Toole recibió un Oscar honorífico (o de la vergüenza) en 2003 y con eso pretendió cubrir la Academia un terrible infortunio: el irlandés estuvo nominado en 7 ocasiones y siempre se fue a casa con el sabor de la derrota en los labios.

La primera vez que optó al Oscar fue con 30 años, como protagonista de la épica ‘Lawrence de Arabia’ (‘Lawrence of Arabia’, 1962). La película de David Lean fue la gran triunfadora de aquella edición con 7 galardones pero el actor inglés tuvo la mala suerte de competir contra Gregory Peck por ‘Matar a un ruiseñor’ (‘To Kill a Mockingbird’), que era favorito hasta para la abuela de O’Toole.

Después fue candidato por ‘Becket’ (1964) —ya dijimos que ganó Harrison por ‘My Fair Lady’—, ‘El león en invierno’ (‘The Lion in Winter’, 1968) —ganó Cliff Robertson por ‘Charly’—, ‘Adiós, Mr. Chips’ (‘Goodbye, Mr. Chips’, 1969) —recordemos que ganó Wayne por ‘Valor de ley’ (‘True Grit’)—, ‘La clase dirigente’ (‘The Ruling Class’, 1972) —ganó Marlon Brando por ‘El padrino’ (‘The Godfather’)—, ‘Profesión: El especialista’ (‘The Stunt Man’, 1980) —ganó Robert de Niro por ‘Toro salvaje’ (‘Raging Bull’)—, ‘Mi año favorito’ (‘My Favorite Year', 1982) —ganó Ben Kingsley por ’Gandhi’— y ‘Venus' (2006).

Como decía, Peter O’Toole ya había recibido el homenaje a su carrera cuando tuvo la octava y última oportunidad de ganar el Oscar. Con 74 años, cualquiera pensaría que la Academia tenía la oportunidad perfecta para saldar una deuda pendiente con la estrella irlandesa. No fue así, la gloria fue para Forest Whitaker por ‘El último rey de Escocia’ (‘The Last King of Scotland’) y se consideró justo. El caso de O’Toole da para biopic. Con Michael Fassbender, por ejemplo, que le imitó muy bien en 'Prometheus' (2012).

¿Qué pasa si bajamos el listón a 4 nominaciones sin Oscar?

La lista se amplía a 21 grandes perdedores si también contamos los actores que fueron finalistas en 4 ediciones. Éstos son los otros 12 desafortunados:

  • Jane Alexander —’La gran esperanza blanca’ (‘The Great White Hope’, 1970), ‘Todos los hombres del presidente’ (‘All the President's Men’, 1976), ‘Kramer contra Kramer’ (‘Kramer vs. Kramer’, 1979), ‘Testamento final’ (‘Testament’, 1983)—.

  • Warren Beatty —’Bonnie & Clyde’ (1967), ‘El cielo puede esperar’ (‘Heaven Can Wait’, 1978), ‘Rojos’ (‘Reds’, 1981) y ‘Bugsy’ (1991)—. Ganó un Oscar como mejor director por ‘Rojos’.

  • Annette Bening —’Los timadores’ (‘The Grifters’, 1990), 'American Beauty' (1999), ‘Conociendo a Julia’ (‘Being Julia’, 2004), ‘Los chicos están bien’ (‘The Kids Are All Right’, 2010)—.

  • Charles Boyer —’Maria Walewska’ (‘Conquest’, 1937), ‘Argel’ (‘Algiers’, 1938), ‘Luz que agoniza’ (‘Gaslight’, 1944), 'Fanny (1961)—. Recibió un Oscar honorífico en 1943.

  • Montgomery Clift —’Los ángeles perdidos’ (‘The Search’, 1948), ‘Un lugar en el sol’ (‘A Place in the Sun’, 1951), ‘De aquí a la eternidad’ (‘From Here to Eternity’, 1953), ‘Vencedores o vencidos’ (‘Judgement at Nuremberg’, 1961)—.

  • Ed Harris —’Apolo 13’ (‘Apollo 13’, 1995), ‘El show de Truman’ (‘The Truman Show’, 1998), ‘Pollock’ (2000), ‘Las horas’ (‘The Hours’, 2002)—.

  • Marsha Mason —‘Permiso para amar hasta medianoche’ (‘Cinderella Liberty’, 1973), ‘La chica del adiós’ (‘The Goodbye Girl’, 1977), ‘Capítulo dos’ (‘Chapter Two’, 1979), ‘Sólo cuando me río’ (‘Only When I Laugh’, 1981)—.

  • Agnes Moorehead —’El cuarto mandamiento’ (‘The Magnificent Ambersons’, 1942), ‘La señora Parkington’ (‘Mrs. Parkington’, 1944), ‘Belinda’ (‘Johnny Belinda’, 1948), ‘Canción de cuna para un cadáver’ (‘Hush...Hush, Sweet Charlotte’, 1964)—.

  • Claude Rains —’Caballero sin espada’ (‘Mr. Smith Goes to Washington’, 1939), ‘Casablanca’ (1942), ‘El señor Skeffington’ (‘Mr. Skeffington’, 1944), ‘Encadenados’ (‘Notorious’, 1946)—.

  • Mickey Rooney —’Hijos de la farándula’ (‘Babes in Arms’, 1939), ‘La comedia humana’ (‘The Human Comedy’, 1943), ‘Amanecer sangriento’ (‘The Bold and the Brave’, 1956), ‘El corcel negro’ (‘The Black Stallion’, 1980)—. Recibió un premio juvenil en 1939 (compartido con Deanna Durbin) y un Oscar honorífico en 1983.

  • Rosalind Russell —’Los caprichos de Elena’ (‘My Sister Eileen’, 1942), ‘Amor sublime’ (‘Sister Kenny’, 1946), ‘A Electra le sienta bien el luto’ (‘Mourning Becomes Electra’, 1947), ‘Tía y mamá’ (‘Auntie Mame’, 1958)—.

  • Barbara Stanwyck —’Stella Dallas’ (1937), ‘Bola de fuego’ (‘Ball of Fire’, 1941), ‘Perdición’ (‘Double Indemnity’, 1944), ‘Voces de muerte’ (‘Sorry, Wrong Number’, 1948)—. Le entregaron un Oscar honorífico en 1982.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Busca en Snapchat magnet.xataka.com

Ver más artículos