Compartir
Publicidad

'Master of None': así es la gran tapada entre las series de Netflix de esta temporada

'Master of None': así es la gran tapada entre las series de Netflix de esta temporada
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Jessica Jones', 'Daredevil', 'House of cards' y 'Orange is the new black' en Estados Unidos, 'Unbreakable Kimmy Schmidt', 'Marco Polo'... El catálogo de series originales de Netflix no para de crecer año tras año, y muchas de esas series consiguen, además, atraer la atención de los medios de comunicación y del gran público. Pero entre dramas de alta tensión y comedias más o menos alocadas hay una pequeña serie que puede ser la gran tapada de esta temporada.

Se trata de 'Master of None', una comedia de aire indie, y de sólo diez episodios, que sigue a Dev, un aspirante a actor neoyorquino, y de origen indio, al que vemos quedar con sus amigos, visitar de vez en cuando a sus padres, buscar trabajo y tener alguna que otra cita con mujeres a las que conoce a través de amigos o de aplicaciones de internet. Parece mundano, pero es irresistible.

¿Quién es Aziz Ansari?

'Master of None' sale de la mente de Aziz Ansari, su co-creador, protagonista y director de algunos episodios. Ansari es un comediante estadounidense que empezó a hacerse conocido gracias a su participación en 'Parks and recreation' como Tom Haverford, uno de los empleados del departamento de parques y jardines de Pawnee (Indiana) y el que siempre está ideando estratagemas locas para convertirse en un exitoso hombre de negocios.

Esa comedia, creada originalmente como un spin off de 'The Office' que acabó teniendo vida propia (y que lanzó también definitivamente a Chris Pratt), permitió a Ansari escapar de los papeles en los que acaban encasillados, tradicionalmente, los actores de origen indio como él, y le dio el suficiente crédito para empezar a grabar para Netflix sus especiales de comedia, uno de ellos hasta en el Madison Square Garden.

Esos especiales ya muestran algunos de los temas recurrentes que se verán después en 'Master of None': el mundo de las citas, los estereotipos raciales, la relación de los hijos de inmigrantes con sus padres y la diferente manera en la que son tratados hombres y mujeres en determinados ámbitos, como las redes sociales, por ejemplo.

Ansari explicaba en una entrevista en Deadline que con 'Master of None' buscaba salirse un poco de las tendencias actuales en comedias televisivas y optar por un tono más naturalista:

"Creo que, tonalmente, lo que buscamos es más las comedias de los 70 que son realistas, muy divertidas, pero que hablan de cosas reales: 'El rompecorazones', la versión de Elaine May, y 'Tootsie', 'Manhattan', 'Annie Hall', cosas de Hal Ashby como 'Shampoo'. Incluso en la manera en la que la rodamos intentamos tener un tono diferente al de la mayoría de las comedias single camera; no es como 'Parks' y su estilo documental, pero intentamos que tenga una sensación un poco más naturalista".

¿De qué va 'Master of None'?

Masterofnone2

Como decíamos antes, 'Master of None' nos va contando diferentes facetas de la vida de Dev, a una por episodio. Su título proviene de una expresión inglesa, "Jack of all trades, master of none", que podría traducirse como "aprendiz de mucho, maestro de nada", y que representa bien esa naturaleza episódica de la historia.

La comedia arranca, por ejemplo, con un capítulo sobre la paternidad, y luego hay episodios dedicados a la relación de Dev con sus padres, que emigraron de la India a Estados Unidos cuando eran jóvenes, a su ligue con una mujer casada (a la que interpreta Claire Danes), a un viaje a Nashville con su interés amoroso durante toda la temporada, a las diferentes maneras de sexismo que puede encontrarse una mujer o a la falta de diversidad a la hora de buscar actores para series de televisión, y el racismo subyacente en Hollywood.

La familia, los estereotipos raciales o la búsqueda de pareja son algunos de los temas que explora 'Master of None'

Sobre este último tema, el propio Ansari escribió un artículo en The New York Times en el que hablaba sobre lo difícil que era encontrar una obra audiovisual mainstream que no estuviera protagonizada por un hombre blanco heterosexual. Él y su colaborador en la serie, el guionista de origen taiwanés Alan Yang, apuntaban que:

"Mientras estábamos buscando un actor asiático para 'Master of None', mi compañero, Alan Yang, me preguntaba: "¿Cuántas veces has visto a un asiático besar a alguien en televisión o en el cine?" Después de pensarlo largo y tendido, se nos ocurrieron dos (Steven Yeun en 'The Walking Deaad' y Daniel Dae Kim en 'Perdidos'). Me hizo darme cuenta de lo importante que era no abandonar nuestra búsqueda".

Al hilo de esto, tres episodios de la primera temporada han sido los que han generado más interés entre los críticos estadounidenses: 'Parents', en el que Dev y su amigo se dan cuenta de que no saben casi nada de las vidas de sus padres antes de emigrar a Estados Unidos, y que llevó a que unos cuantos estadounidenses de primera generación se sintieran indentificados; 'Indians on TV', sobre la permanencia de los estereotipos raciales en Hollywood, y 'Ladies and gentlemen', sobre la misoginia diaria a la que los hombres no suelen prestar atención.

Son tres temas que Ansari también trata habitualmente en sus especiales de stand-up, pero que en 'Master of None' consiguen hacer pensar al espectador y, al mismo tiempo, ser realmente divertidos. Nunca te parece estar recibiendo un sermón, porque la serie intenta explorar esos temas yendo más allá de lo fácil. Comparar 'Ladies and gentlemen' con 'Oh, Shenandoah', un episodio de 'The Newsroom' sobre una violación en un campus universitario, puede ser un interesante ejercicio.

¿Merece la pena ver 'Master of None'?

La comedia de Ansari y Alan Yang no es una disertación académica sobre los asuntos que más pueden preocupar a los jóvenes urbanitas de Estados Unidos. Es una serie muy divertida y que logra construir con muy poco a unos personajes entretenidos y hasta entrañables. Dev no puede ser más diferente de Tom Haverford y hasta de los protagonistas de otras comedias con las que 'Master of None' puede compartir tono y espíritu independiente, como 'Louie' o 'Girls'.

La naturaleza de la serie puede ser más episódica que serializada, pero lo que une todos los capítulos es no sólo la relación entre Dev y Rachel, sino cómo él va madurando y siendo mucho más consciente del mundo a su alrededor, y de sus propios defectos e inseguridades. Ningún personaje es perfecto, y ahí está la gracia de todo. Además, Ansari y Yang demuestran ser unos agudos observadores de las relaciones personales en las ciudades del siglo XXI.

Y los diez capítulos pueden verse en un cómodo maratón en el que lo pasaremos realmente muy bien. Entre otras cosas, 'Master of None' rompe también una lanza a favor de las comedias románticas. Pueden hacerse muy bien y ser divertidas, nada cursis y tener cosas interesantes que decir.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos