Compartir
Publicidad

¿De dónde sale lo de lanzar una moneda al aire para decidir unas elecciones?

¿De dónde sale lo de lanzar una moneda al aire para decidir unas elecciones?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hillary Clinton ha ganado varios condados de las primarias de Iowa gracias a... ¿Los votos? No, al lanzamiento de una moneda. Bernie Sanders se ha visto acompañado por la mala suerte en los seis condados donde estaban empatados virtualmente a votos. Perder seis lanzamientos seguidos, ya que estamos, tiene una posiblilidad entre 64 de ocurrir, un 1'76% de probabilidades.

Pero, ¿en qué momento empezamos a usar una moneda para decidir la suerte de las cosas? El lanzamiento de la moneda es habitual en ciertos deportes profesionales y se ha empleado hasta para decidir el nombre de ciudades o hasta para pasar el primero a los libros de Historia. ¿De dónde viene está tradición?

El origen de las monedas

Monedajanus Cara: las del dios Janos. Cruz: la proa de un barco. El resto es historia, especialmente cuando algunos emperadores romanos decidieron poner su cara en las monedas en vez de la de un diosecillo.

La primera referencia que encontramos al lanzamiento de monedas se remonta a tiempos de los romanos. Durante la República y el Imperio jugaban a "Capita aut Navia" (cabeza o barco), puesto que sus primeras monedas mostraban por un lado la proa de un barco y por otro el doble rostro del dios Jano -el primero en acuñar monedas según la mitología-. "Cara o cruz", por tanto, viene de estas primitivas monedas, cuyo origen se remonta al 280 a.C.

Pero los romanos no inventaron las monedas: se tiene constancia de su existencia desde al menos cuatro siglos antes, en India, Anatolia, China y la Grecia arcaica (de quien los romanos heredaron el concepto). ¿Se desarrolló el juego en alguno de estos países? Si es así, no tenemos conocimiento de ello. Aunque no cuesta mucho imaginarlo. Los juegos de azar son bastante antiguos. Tenemos constancia de la existencia de las tabas y los dados desde hace unos 4.500 años. Simplificar la decisión de un dado de varias caras al lanzamiento de un objeto que sólo ofrezca dos posibilidades no tiene mucho misterio.

Las elecciones son un juego

Lo de Hillary y Bernie no es tan extraño en las votaciones de Estados Unidos, ya sean primarias de un partido o incluso para elegir representantes. Al menos 35 estados mantienen en sus leyes que, en caso de empate, las cosas se deciden en "juego por sorteo". Que puede ser tan simple como arrojar una moneda o tan complicado como arriesgarse a sacar la carta más alta de una baraja ante un juez oficiando de inesperado croupier.

El fenómeno es tan relativamente frecuente que el National Bureau of Economic Research, una institución privada, llevó a cabo un estudio sobre los casos que ha dejado la historia estadounidense. Para descubrir que, aunque a nivel federal nunca se ha producido un empate en más de un siglo (entre 1898 y 2002), al menos en dos ocasiones se ha tenido que proceder al desempate en elecciones estatales. Y con más frecuencia en alcaldías, representantes de distrito y otros cargos electos por el girar de una moneda.

La práctica del azar como medio de desempate electoral también se ha dado en otros países, como Canadá o Inglaterra (en 2007). Algo que puede dejar a votantes y candidatos perplejos y cabreados con el sistema -¿la soberanía popular es fruto del azar?-. Es decir, las razones que llevaron al gobernador de Connecticut a cambiar la ley en 2007, ordenando que se repitiesen elecciones en caso de empate.

¿Puede pasar en España?

Hostalests De Pierola Hostalets de Pierola es uno de los pueblos de España que han tenido que recurrir al cara o cruz para elegir alcalde.

Sí, desde las elecciones más pequeñas hasta las generales: podrían elegirse diputados o senadores con una moneda. El artículo 163.1 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral especifica que

Si hubiera dos candidaturas con igual número total de votos, el primer empate se resolverá por sorteo y los sucesivos de forma alternativa. e) Los escaños correspondientes a cada candidatura se adjudican a los candidatos incluidos en ella, por el orden de colocación en que aparezcan.

> >

Sin embargo, como mostraba el estudio anterior, es muy difícil que se dé un empate en casos con un elevado número de votos. Sin embargo, para pequeñas localidades y pueblos, donde la elección del alcalde puede terminar en empate, el método del sorteo se ha aplicado en varias ocasiones. La última, en las pasadas elecciones municipales, donde al menos cuatro alcaldes se jugaron el puesto con el lanzamiento de una moneda. Que, sin embargo, no es el método obligatorio: ya vimos que la ley indicaba que fuese por sorteo, sin especificar el tipo.

¿Qué es lo más importante que se ha decidido por el lanzamiento de una moneda?

Portland Night Panorama Una ciudad.

Aunque el caso más sonado de decisión por una moneda tiene que ver con el nombre de una ciudad: Portland, en Oregon. Los propietarios conjuntos de los 646 acres donde se levantaría la futura capital hipster sabían que era buena tierra para vivir, pero no se ponían de acuerdo en el nombre: Asa Lovejoy quería llamarla Boston, por su ciudad de origen; y Francis Pettygrove quería denominarla Portland, como su pequeña localidad natal en el estado de Maine. Pettygrove ganó el lanzamiento y bautizó una ciudad que hoy día tiene casi 10 veces más habitantes que la que le dio el nombre.

No es el único caso histórico: Wilbur Wright se convirtió en el primer hombre en volar al ganarle un lanzamiento a su hermano Orville (la familia les había prohibido volar juntos por si se mataban con ese loco invento del avión). Una tradición "deportiva" con un origen más macabro: los duelos. En Francia, el ganador del lanzamiento tendría el sol a su espalda, perjudicando la visión del perdedor. Toma "ventaja de campo".

Magic ¿Te imaginas esta estatua en Chicago?

Más curioso, en lo deportivo, es el caso del baloncesto. La NBA implantó su particular lotería para decidir el destino de los novatos tras varios casos en los que una moneda decidió toda una generación. Magic Johnson se convirtió en jugador de Los Angeles Lakers porque Chicago Bulls perdió un lanzamiento de moneda en 1979.

Una pena para los Bulls, a los que la fortuna no sonreía: cinco años después, Portland Trailblazers (sí, de ese Portland) y Houston Rockets se rifaron los dos primeros picks con otra moneda: los Rockets se llevaron a un jugador mítico, Hakeem Olajuwon, y Portland a un tal Sam Bowie, que prometía mucho, pero... Los Chicago Bulls, terceros en discordia, se tuvieron que conformar con la elección de un jugador ajeno a las monedas. Un tal Michael Jordan.

Jordan ¿O esta en Los Angeles? ¿Tal vez en Portland?


Fotos:
Lanzamiento de moneda - ICMA Photo
Portland - Fcb981
Magic Johnson - Sean Russell
Hostalets de Pierola - Araceli Merino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos