Compartir
Publicidad
Publicidad

En Londres no te van a dejar andar en las escaleras del metro (y pueden tener razón)

En Londres no te van a dejar andar en las escaleras del metro  (y pueden tener razón)
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una norma no escrita, aunque a veces señalizada, que todos aprendemos a respetar cuando vamos a una ciudad: en las escaleras mecánicas, se deja un lado libre para quien tenga prisa. En algunos países como España o Inglaterra se deja libre el lado izquierdo, en otros como Australia el derecho, e incluso en Japón depende de la ciudad en la que estés.

¿Pero y si lo estuviéramos haciendo todo mal? ¿Y si esta norma popular, que tantos carraspeos y gestos de desaprobación a provocado, no ayudase a ir más rápido sino todo lo contrario? Es una teoría que la empresa Transport for London (TfL) probó en diciembre, y los primeros resultados apuntan a que, en efecto, lo mejor para todos podría ser quedarse quietos a ambos lados.

La prueba se realizó durante tres semanas empezando el 4 de diciembre en la estación de Holborn, en el centro de Londres. La idea se les ocurrió cuando uno de los responsables de la empresa viajó a Hong Kong y se fijó en que allí la gente hacía precisamente eso, permanecer parados a ambos lados, y que parecía funcionar de forma segura y eficiente.

Contrarrestando la pereza humana

Standonbothsides

¿Pero es esto verdad? ¿Cuales son los números que lo corroboran? Los analistas de la TfL realizaron sus cálculos antes de realizar la prueba, y las cuentas parecían cuadrar. Sólo había que tener en cuenta la pereza humana, y en que cuando las escaleras mecánicas son largas y empinadas casi todos prefieren subirlas quietos, por lo que el carril que se deja libre acaba desaprovechándose.

Captura De Pantalla 250

El periódico The Guardian ha resumido estos cálculos en un sencillo gráfico. Las escaleras de la estación de Holborn tiene una altura de 24 metros, por lo que han calculado que sólo el 40% de los usuarios "con prisa" estaría dispuesta a completar la subida. Esto haría que abajo se formara un embotellamiento con los que prefieren esperar al carril izquierdo.

Esto haría que con el método normal la escalera mecánica de esa estación pudiese ser utilizada por una media de 81,25 personas por minuto. Mientras, si se ocuparan ambos lados sin dejar espacio libre para los que tengan prisa se calculó que la media subiría a 112,5 personas por minuto, y que de paso las personas que se agolparían abajo se reducirían en 31,25 por minuto.

Los resultados de la prueba

 86877107 86877105

En cuanto a la prueba, los resultados no podrían haberle dado más la razón a los números que manejaban en la TfL. Pero despertó las iras de unos usuarios que no entendían el por qué del cambio, y lo calificaron de terrible, ridículo o una locura. "¿No nos podéis dejar caminar si queremos?", preguntaba uno. "Esto no es Rusia", afirmaba otro.

Pero pese a las críticas los números no sólo le dieron la razón al experimento, sino que superaron todas las expectativas, y de la media de 12.745 usuarios que suelen utilizar esas escaleras en la hora punta de 8:30 a 9:30 se alcanzaron los 16.220. Tras estos resultados, ahora se está planteando realizar un nuevo experimento efectuando el cambio sólo en una de las dos escaleras de subida para comparar la actitud de los usuarios de una y de otra.

Por lo tanto, la próxima vez que en el metro alguien se quede plantado delante tuyo en el lado izquierdo de las escaleras mecánicas, ese que todos deberían saber respetar, mejor será que te calmes y que cuentes hasta tres. Y piensa que si a los ingleses siguen saliéndoles bien las pruebas quizá tu mundo acabe cambiando para siempre. Por lo menos en las estaciones de metro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Busca en Snapchat magnet.xataka.com

Ver más artículos