Compartir
Publicidad

Por qué las tazas de té de las conferencias del Partido Comunista Chino están siempre alineadas

Por qué las tazas de té de las conferencias del Partido Comunista Chino están siempre alineadas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La estampa se repite año a año: con motivo de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, un puñado de asistentes se dedica meticulosamente a ordenar las tazas de té de los asistentes, representantes de diversos grupos políticos chinos. El ordenamiento es extremadamente riguroso, hasta el punto de que, con el objetivo de alinearlas de forma milimétrica, los trabajadores en cuestión utilizan cuerdas y referencias corporales para ponerlas en una línea recta perfecta. ¿Por qué lo hacen?

La estampa es sin duda adorable, y la volveremos a ver este año, cuando la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, un órgano consultivo del gobierno comunista (uno de los muchos con los que cuenta la república, gustosa como cualquier otro régimen comunista de una intrincada red de aparatos burocráticos). Nosotros nos hemos preguntado por las razones que podrían empujar a la etiqueta china a ejecutar de forma tan precisa y maniática una acción, por lo demás, bastante rutinaria.

Por un lado, las normas de protocolo universales tienden a ser bastante aseadas en lo relativo a la disposición de los elementos sobre la mesa. Es habitual, por ejemplo, que toda guía sobre corrección de etiqueta protocolaria incluya un capítulo donde se especifique la necesidad de ordenar en paralelo los cubiertos de los comensales, siempre en relación al plato. Sin embargo, no es tan habitual llegar al extremo de orden casi enfermizo desplegado por el Partido Comunista Chino. Y quizá no esté tan relacionado con el protocolo de la ceremonia en sí misma como con el objeto que la hace valiosa, el té.

2007 1
2008 1
2008 2
2011 2
2011 3

Al contrario que en Europa, donde el té ha sido siempre observado como una cierta extravagancia de la siempre peculiar cultura inglesa, la vida cultural y política china siempre ha rotado en torno al té. Aquí se traza una breve historia de la importancia del té a lo largo de la historia política del país, culminando en el siglo XIX en las guerras promovidas por el Imperio Británico (cuyo sentido estaba más motivado por el opio, en realidad). Es parcialmente el té lo que lleva a los colonizadores a sus costas y lo que, junto a otras muchas plantas inexistentes en Europa, hace de China un país tan rico para los europeos.

Desde un punto de vista cultural, el té en China es nodo de socialización, y sus rituales y significantes culturales divergen a los europeos. Para más inri, el té, como bien se explica en este extraordinario y larguísimo artículo de China Heritage Quarterly, ha sido siempre un elemento de estatus y de poder. Las casas de té han servido históricamente de centros de conversación y organización política, y el lujo asociado a los tés de mayor calidad ha estado unido al destino de las clases dirigentes, convirtiéndose en un símbolo de posición social y política.

En este sentido, se explica en el texto:

Los congresos del partido y de estado, las recepciones y los encuentros de todo tipo están marcados no sólo por los lúgubres discursos y los gestos políticos serios, sino también por las grandes tazas de té con tapa y los termos de agua caliente que son utilizados para mantenerlas permanentemente llenas. Durante el intercambio de favores y el tráfico de influencias, el vino y el tabaco siguen siendo las grapas, pero los tés de lujo en envoltorios elaborados han ganado una marcada prominencia durante los últimos años. Para todos aquellos que asisten a los altamente ritualizados encuentros públicos del gobierno chino cada año, es el estricto reglaje de las tazas de té lo que presagia que las ordenadas representaciones políticas de aquellos para quienes, como los cantoneses dicen, "hay más saliva que té", o lo que es lo mismo, que se habla más de lo que se hace.

2012 1
2013 1
2014 1
2014 2

El té es ostentación y ritual, y por tanto un elemento importantísimo en las reuniones del Partido Comunista Chino. La importancia política del té llega hasta el punto de haber bautizado el movimiento de protesta de 2011 nacido al albur de las revoluciones árabe y los movimientos de reivindicación política callejera y juvenil de todo el mundo. La Revolución de los Jazmines se inspira también en la planta que provee con uno de los tés más simbólicos a nivel político de la historia de China, y cuya comercialización fue prohibida durante meses por el gobierno chino a raíz de la revolución.

Todas las imágenes pertenecen a Cordon Press, y fueron tomadas en diversas Conferencias Consultivas Políticas del Pueblo Chino entre 2007 y 2014.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos