Compartir
Publicidad

¿Qué es lo que recursos humanos de una gran empresa mira primero en un currículum?

¿Qué es lo que recursos humanos de una gran empresa mira primero en un currículum?
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Buscar trabajo implica enviar muchos, muchos currículums. Por desgracia, no todos llegan a buen puerto: los departamentos de Recursos Humanos manejan cientos de ellos a la semana, y lograr superar la criba inicial es porcentualmente complicado. ¿Cuál es el mejor modo para hacer que tu currículum destaque sobre los demás? En Magnet hemos querido responder a esa pregunta hablando con los departamentos de RRHH de dos grandes empresas internacionales. Esto, aderezado con consejos y experiencias propias contadas por otros reclutadores, es lo que nos han contado al respecto.

¿Hacia dónde se dirige la vista por primera vez?

Las primeras impresiones son importante. En cualquier departamento de Recursos Humanos las horas que se pueden destinar a mirar detenidamente currículums son limitadas: hacerse un resumen visual en apenas unas décimas de segundos es relevante. De modo que también lo es saber hacia dónde se dirigen los ojos por primera vez.

"Cuando recibimos un CV la mirada se dirige a la primera posición que se indica en el documento (que esperamos que sea la más actual) y desde cuando la está desempeñando", explica Diego Granja, talent acquisition de Samsung. "Posteriormente hacemos una revisión de sus anteriores experiencias, para al final leer más detenidamente lo que nos ha resultado más interesante". Primer vistazo, directamente a la primera línea.

Es lógico, por otro lado, pero los procedimientos varían. En Quora, por ejemplo, una reclutadora de Facebook y Google, ofrecía otras pistas. "Generalmente, trato de averiguar cuál es el estatus actual de esta persona, y por qué o si podría estar interesado en un nuevo rol (...) Pero de forma más importante, ¿es su experiencia más reciente relevante para el puesto para el que estoy contratando?".

¿Cuál es la importancia del último trabajo realizado?

Como manifiesta el anterior ejemplo, influye, ¿pero hasta qué punto? "La última experiencia es muy relevante a la hora de valorar una candidatura. Pero tampoco hay verdades absolutas en este punto. Puede ocurrir que, por circunstancias, la última experiencia haya sido un accidente en la carrera profesional del candidato, algo puntual, pasajero y no representativo", explican desde el departamento de Recursos Humanos de BBVA.

Si por algún motivo has dado un paso en falso, o has dedicado un año a hacer otra cosa que no estuviera relacionada con tu vocación, tranquilo: el contexto también es importante a la hora de explicar tu experiencia laboral en conjunto

Desde Samsung coinciden: "El último trabajo es como la presentación del candidato, pero no suele eclipsar la trayectoria general. En un primer vistazo se observa el CV como todo (al igual que hacemos con un mapa) donde repasamos el recorrido general, y más tarde, analizamos en detalle el resto de la información y el grado de ajuste a lo que estamos buscando".

Cv

La evolución, manifestada en el resto del resumen de la carrera de cada uno, es igual de relevante, como vemos, a la hora de contextualizar el trabajo más reciente. Si por algún motivo has dado un paso en falso, o has dedicado un año a hacer otra cosa que no estuviera relacionada con tu vocación, tranquilo. "En esos casos, debemos valorar el perfil en su conjunto, viendo las experiencias anteriores, la relevancia de las funciones desempeñadas en cada una de esas etapas, la duración de las mismas, etc.", añaden desde BBVA.

Eso sí, al final, si tu carrera se ajusta al puesto al que optas y es acorde al trabajo del que provienes, tiene bastante peso:

En los casos en los que sí exista una congruencia en la trayectoria profesional, con cambios razonables y, en cualquier caso, explicables en función de los intereses y de las circunstancias de la persona, sí que es muy relevante valorar la última experiencia, puesto que entendemos que va a ser la cualificación profesional más actualizada del candidato o candidata que estamos evaluando, y cuyos conocimientos y funciones realizadas, van a estar más "frescas" en su trayectoria, y, por tanto, más ligados a los posibles requerimientos que nos estemos marcando.​

¿Importa mucho el nombre de las empresas?

¿Si un competidor ha trabajado en una empresa de mucho más renombre o más famosa de la que provienes tú, lo tiene más fácil? El nombre importa, pero quizá no del modo en que puedas imaginar. Lo explican así desde BBVA:

Las empresas en las que haya trabajado la persona que estamos considerando, puede llegar a ser muy relevante, si tenemos en cuenta que el hecho en sí, puede definir el tipo de proyectos en los que pueda haber participado, o las funciones que pueda haber realizado. El branding de las empresas, refleja, en muchas ocasiones, no solo el negocio al que se dedican, sino también la cultura, los valores, los modos de trabajo, el tipo de proyectos, y, en definitiva, el tipo de personas que vamos a considerar en nuestros procesos de selección.​

Sí, la empresa es relevante, pero el mero hecho de haber trabajado para X no es sinónimo automático de éxito: "El nombre de la compañía es algo que atrae, pero no es tan relevante como el rol desempeñado, la coherencia en su trayectoria profesional o los proyectos en los que ha participado. Por tanto, puede llamar la atención en un primer golpe de vista, pero es más destacable experiencias y logros", añaden desde Samsung.

¿Cómo de relevante es el orden de las secciones?

Claro, pero también depende de cada uno y del tipo de puesto al que está aspirando. No es lo mismo tratar de acceder a un departamento de investigación universitaria, donde un trabajo de oficina mecánico no es tan importante como haber cursado un Máster, que presentarse a un puesto directivo en una gran empresa.

Es muy recomendable que haya un primer apartado de datos personales, seguido de un extracto del tipo de persona que el propio candidato o candidata considera que es, reflejando a continuación la experiencia profesional y formación

"El CV es algo muy personal, y cada uno debe de hacer el modelo con el que se siente más identificado y cómodo. Desde nuestro punto de vista, si está empezando su carrera profesional y apenas tiene puestos relevantes, lo más destacable será la formación que tiene", indican desde Samsung. Pero todo depende: "Si se aporta una trayectoria profesional más amplia (5 años o más) es más interesante ver en primer lugar la experiencia. Pero insistimos que esto es un tema de gustos casi personales".

Cv2

En BBVA advierten de algo cada vez más normalizado: muchas empresas abren formularios estandarizados online en los que el candidato tiene que ir rellenando la información que se le requiere. Se hace para indexar de modo más efectivo la información, cribando de antemano a candidatos que no se ajusten a lo pedido.

Pero los CV físicosse siguen utilizando, y ahí sí entra en juego el orden de los factores. ¿Altera el producto? "Es muy recomendable que haya un primer apartado de datos personales, seguido de un extracto del tipo de persona que el propio candidato o candidata considera que es, reflejando a continuación la experiencia profesional, formación académica y complementaria, idiomas, y con un último apartado de intereses y aficiones".

Entonces pongo primero la experiencia, ¿no?

No exactamente. Tu formación es importante: "Es el dato que, en ausencia de una trayectoria profesional relevante, nos permitirá calibrar inicialmente, el grado de ajuste de la persona a los requerimientos necesarios para cubrir determinadas posiciones.", afirman desde el departamento de BBVA.

Si llevas veinte años de ocupación laboral y te encaminas hacia nuevos horizontes, es improbable que te busquen por una carrera que estudiaste hace un cuarto de siglo. Pero si acabas de salir al mercado laboral, sí. Samsung de nuevo: "El peso formativo dependerá de la experiencia requerida. Si es un perfil que está empezando su carrera profesional, cobrará protagonismo y serán relevantes aspectos como tiempo invertido, formación recibida, notas medias. Si es un perfil con experiencia la formación es un plus".

Eso sí, si el puesto al que optas requiere de formación específica, será capital.

Vale, ¿y paso del resto de información?

Cubierta la experiencia y formación, y dada la velocidad con la que los currículums se devoran por las personas encargadas de examinarlos, ¿merece la pena perder el tiempo explicando cuáles son nuestras aficiones e intereses? A priori, parece una información trivial. Pero son terreno resbaladizo, y sólo útiles en la segunda criba.

Entrevista

"Desde nuestro punto de vista creemos que hay que ser prácticos, por tanto aspectos como intereses, detalles personales en una primera criba no aportan un valor adicional. A lo mejor cobra importancia aspectos como proyectos personales (ONG, Desarrollo de una APP propia, emprendimiento, una beca erasmus) puede decirnos algo más del perfil, que si le gusta el cine, esquiar o si está casado", dicen desde Samsung.

"Nos permiten ver, de alguna manera, alguna faceta adicional a la profesional, de la persona que estamos evaluando. No obstante, no debemos olvidar tampoco, el efecto de deseabilidad social que pueden reflejar este tipo de comentarios, pudiendo encontrar afirmaciones que quizá respondan más a lo que el candidato piense que vamos a valorar positivamente, que realmente, lo que reflejen sus intereses, etc.", añaden desde BBVA.

¿Cuánto tiempo se invierte examinando un CV?

Al final, es relevante hacerlo todo de forma concisa. El tiempo de análisis es limitado, y por eso ser efectivo en los anteriores apartados es tan importante. ¿Cuánto puede tomar analizar un currículum? "En una primera criba, invertimos un tiempo reducido, poniendo foco en los puntos clave que pueden interesar del CV", como años de experiencia, puestos o habilidades tecnológicas, afirman desde Samsung.

El CV ideal no debería tener más de dos páginas, y a ser posible debería condensar todo en la primera

Desde BBVA sostienen que depende de cada currículum: "La lectura dependerá de lo amplia que sea la información reflejada, y de lo claras que hayan sido las explicaciones que la persona esté incluyendo en su presentación".

En caso de duda, el éxito inmediato de un CV es el resultado de su grado de impacto en el menor tiempo posible, y por tanto de su capacidad para superar la primera criba o para permanecer en la memoria de la persona encargada de seleccionar. Al fin y al cabo, en 25 segundos se puede despachar o aceptar una candidatura.

Ok, entonces no muy largo, ¿no?

Nope. "La longitud perfecta es una página, que refleje lo fundamental del perfil de la persona. Ante experiencias dilatadas, esta longitud lo que nos permite ver también, es la capacidad del candidato para sintetizar y plasmar realmente, la información relevante para el objetivo que se persigue", recomiendan desde BBVA.

En Samsung dejan la puerta abierta a algo más de extensión, pero no más:

Para nosotros lo ideal no debería de tener más de dos páginas y en la primera asegurar que aparece lo más relevante: datos de contacto, últimas experiencias relevantes, formación... No es algo que influya mucho a la hora de descartar que tenga muchas o pocas hojas, pero sí te da una idea de su capacidad de síntesis, de poner foco en lo relevante, capacidad esquemática, de ordenar de ideas.

Como indican a modo de conclusión, "el objetivo de un CV es que te llamen, por este motivo consideramos que es mejor uno sintético. De esta forma buscamos generar un espacio para una conversación posterior o una llamada telefónica para ampliar información". Ante la duda: cortito y al pie. Pero muy bien dirigido.


Imagen | Flazingo Photos, World Relief Spokane

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos