Compartir
Publicidad

¿El mejor modo para luchar contra la corrupción en la India? Un billete de cero rupias

¿El mejor modo para luchar contra la corrupción en la India? Un billete de cero rupias
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como cualquier país en vías de desarrollo, la India tiene serios problemas de corrupción. Van más allá del escándalo político de turno, tónica habitual de democracias algo más asentadas como la española: se trata de un sistema estructural de favores, sobornos y decisiones arbitrarias que afecta de forma directa al día a día de los ciudadanos indios. Si contactar con la administración para cualquier ínfima gestión implica sobornar a un agente o a un funcionario, ¿cómo podemos luchar contra la corrupción?

En The 5th Pillar, una asociación indida dedicada de forma exclusiva a luchar contra uno de los principales problemas de la india, dieron con una solución ingenua pero, a largo plazo, efectiva: un billete de cero rupias.

La idea surgió de la mano de Mohan Bhagat en 2007. Bhagat, un científico residente en Estados Unidos pero de origen indio, quedó sorprendido ante el alto volumen de transacciones corruptas necesarias para sacar adelante cualquier asunto administrativo en el país. Razonando que nadie debería pagar por servicios públicos financiados por el estado, Bhagat tuvo la idea de un billete de cero rupias: dado que no vale nada, sería entregado a los funcionarios de turno cuando solicitaran un soborno a cambio de un servicio público. Nada: exactamente lo que un ciudadano de a pie debería pagar por ese servicio.

India En la India, tener contacto con la administración pública es, con probabilidad, sufrir las consecuencias de un sistema corrupto.

En The India Times explican su funcionamiento: desde su puesta en circulación, con una primera tanda de billetes de 25.000 unidades, la ONG ha aumentado la producción. En 2014 fueron más de dos millones de papeles los repartidos en espacios públicos. Miembros de al asociación acuden a espacios públicos y utilizan el billete como forma de pedagogía: les explican su derecho a recibir servicios públicos sin cargas extra y les ofrecen asesoramiento legal, además de un espacio de protección colectiva a través de la asociación.

En términos generales, el billete de cero rupias es una forma de dotar de una herramienta de protesta, que sea además grupal, a los ciudadanos indios, una forma de incentivar su oposición al pago de sobornos. Tiene un aspecto muy similar al de otros billetes oficiales (aparece Ghandi en su dorso), pero añade una leyenda particular: "Prometo ni aceptar ni dar sobornos". La idea, transmitida por la organización en foros públicos como estaciones de ferrocarril o mercados, es entregarlo siempre que se solicite un trato corrupto, para posteriormente denunciarlo a las autoridades. Un cambio de mentalidad, en suma.

Zero Rupees

Así narraba Vijay Anand, fundador de la organización, la reacción de un policía al recibir un billete de cero rupias de su mano:

Lo miró con intriga y fui a decirle que cuando entrega un billete de cero rupias a cualquier autoridad, obtiene sus servicios sin la necesidad de pagar el soborno y que si hay algún tipo de resistencia o de retraso indeseado puede contactar con la dirección indicada en el dorso del billete para que se tomaran acciones de inmediato. Le dije que tenemos oficinas en todos los distritos de Tamil Nadu y también en las principales ciudades de la india, y que informarías de informaríamos al departamento de vigilancia ne caso de que recibiéramos quejas por parte del público.

Una visibilización del rechazo a la corrupción no siempre hábil para los ciudadanos de la india. La campaña de sensibilización ha sido todo un éxito, llegando a las escuelas: en muchas, con ayuda de la organización, se han realizado y expuesto billetes de cero rupias gigantes, en aras de instruir desde el sistema educativo hacia una sociedad que ni permita ni tolere ni practique la corrupción. El futuro de India depende de ello.

Al fin y al cabo, la corrupción es una de las principales lacras del estado indio. En función del estudio, entre el 40% y el 60% de la población india ha tenido contacto directo, o ha experimentado en sus carnes, la corrupción formal.

Imagen | Claudio Accheri

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos