Compartir
Publicidad

¿Cómo es escalar la Gran Pirámide de Guiza por placer? Este alucinante vídeo lo muestra

¿Cómo es escalar la Gran Pirámide de Guiza por placer? Este alucinante vídeo lo muestra
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el paso del tiempo se empieza a popularizar el (sinceramente no sé como llamarlo) ¿deporte? que consiste en escalar estructuras y monumentos históricos, con la única intención de tomarse un selfie y demostrar al mundo de lo que son capaces. Ya lo hemos visto con el llamado Rooftopping, que cada vez tiene más seguidores, así como las "hazañas" del joven que escaló la Torre Eiffel.

En esta ocasión no entraremos en el debate si está bien o mal, lo único que nos corresponde es mostrar los hechos y cada uno sacará sus propias conclusiones. Y es que dejando de lado la legalidad, se trata de un verdadero espectáculo que muy pocas personas se atreven a hacer. Y ahora es momento de conocer un nuevo logro, ya que un joven alemán acaba de escalar la Gran Pirámide de Guiza en Egipto.

La adrenalina de lo ilegal

Andrej Ciesielski es un joven alemán de 18 años, que ha dejado todo para viajar por el mundo escalando estructuras y monumentos de forma ilegal, es decir, sin permiso alguno. Sus únicas herramientas son su manos y piernas, además de un par de cámaras para dejar constancia de su habilidad en las distintas hazañas.

Andrej viajo de Munich a El Cairo hace unas semanas con el único objetivo de subir a la Gran Pirámide de Guiza, una de las siete maravillas del mundo. Un acto arriesgado y por supuesto prohibido, que quien se atreva a hacerlo, se puede hacer acreedor de hasta tres años de cárcel y multas económicas. Pero esto no detuvo a Andrej, quien mencionó que "las fotografías valían la pena".

Después de estudiar la zona por unos minutos, Andrej se dispuso a escalar sin importar que un vendedor fuera testigo de lo que estaba por hacer. A medio camino un grupo de policías se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo y le exigieron que bajara, pero Andrej simplemente los ignoró y continúo su camino. Así explica la experiencia:

"Fue alucinante. Me sentí totalmente libre mientras subía a la cumbre del mundo. Mucha gente dice que lo hago para experimentar el riesgo pero no es así. Es sencillamente porque me apasiona escalar. La vista es increíble. Tomé algunas buenas fotografías desde allá arriba. Es, por mucho, la mejor experiencia de mi vida".

A Andrej solo le tomó 8 minutos escalar la pirámide de 146 metros y 20 minutos para descender. Al bajar, la policía lo estaba esperando, pero sólo recibió una llamada de atención y la advertencia de que si lo volvía a hacer, se iría preso. El resultado de todo esto lo tienen a continuación en vídeo y fotografías.

8
7
6
5
4
2
1
3

Más información | Andrej Ciesielski
En Magnet | El vértigo de arriesgar la vida escalando la Torre Eiffel sin cuerdas, seguridad ni permiso

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Busca en Snapchat magnet.xataka.com

Ver más artículos