Compartir
Publicidad

Pues sí, los unicornios existieron, pero no son como nos los habíamos imaginado

Pues sí, los unicornios existieron, pero no son como nos los habíamos imaginado
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pues resulta que sí, que los unicornios existen, que se llaman Elasmotherium sibiricum y que se pasearon por la tierra hace miles de años. Pero no se parecían a esto.

Domenichinounicornpalfarnese

Ni a esto.

The Lady And The Unicorn Sight Det4

Era más bien así:

Unicornio Siberiano

Sí, tenía menos de caballo con cuerno que de rinoceronte algo estilizado (sus piernas tienen más longitud que la de los rinos que nosotros conocemos). Hasta ahora los científicos creían que el Elasmotherium sibiricum se había extinguido hace 350.000 años. Pero resulta que hace apenas 29.000 años, en una zona de Kazajistán llamada Pavlodar, había algunos de estos ejemplares, que se supone podrían haber caminado al lado de los hombres. Lo sabemos ahora porque investigadores de la Universidad Estatal de Tomsk, en Rusia, han encontrado un cráneo de este animal, tal y como recoge un estudio publicado este mes en American Journal of Applied Sciences.

El análisis del cráneo indica que el ejemplar encontrado es un macho cuyas proporciones son las típicas del "unicornio siberiano", dos metros de largo y 4.5 de ancho, pero lo que sí les ha sorprendido es que ese animal anduviera por esa zona en una época en la que se supone que los demás ejemplares de su especie ya habían muerto hacía cientos de miles de años.

"Lo más probable es que el sur de Siberia Occidental fuese un refugio para ellos, donde este rinoceronte se ha conservado durante la mayor cantidad de tiempo en comparación con el resto de su categoría", dijo Andrei Shpansky, de Tomsk. Con su hallazgo, no sólo se han cargado definitivamente la imagen mental que tenemos de este símbolo mitológico, sino que los científicos se han encaminado a "entender mejor el pasado para hacer predicciones más exactas sobre los procesos naturales en el futuro cercano", esos que nos podrían afectarnos a todos. Hablamos, claro del cambio climático.

¿Y qué otros animales molaría resucitar?

Ahora que está de actualidad el unicornio, queríamos recordar que hay otros tantos candidatos que también podrían ganarse el honor de volver a pisar la tierra. A saber:

Epidexipteryx

Epidexipteryx

¿Qué es eso? ¿Es un mono, una gallina o un pavo real? ¡No, es un Epidexipteryx! Lo más guay no es que sea un dinosaurio con plumas, de esos ya sabemos que había muchos. Lo mejor es que se cree que este terópodo del Cretácico tenía en algunas de sus plumas textura membranosa. Tiene tamaño de periquito y si dices que no quieres uno, es que mientes.

Helicoprion

1280px Helicoprion Bessonovi1db

Y tú dirás, no tiene ni pies ni cabeza la forma de ese animal, acertadamente apodado “sierra en espiral”, pero es justo su dentadura la que nos ha llegado a nuestros días, con lo que a) la parte más loca de ese animal es real y b) lo mismo el resto del cuerpo era aún más raro. ¿Por qué esa forma? Porque los dientes más viejos y pequeños del animal se iban desplazando con el tiempo al centro de la espiral, mientras aparecían otros más nuevos y mayores. Ojalá no se enteren nunca de su existencia Tim Burton o Junji Ito.

Argentavis

1000 1000 83668 Urzeitvogel Zpsorf8a268

¿Qué tamaño tiene un pájaro normal? No pensamos mucho en ello, pero un águila ya nos parece un bicho bastante grande para ser algo que vuelva. Ahora, que si te topases de frente con un majestuoso Argentavis la cosa cambiaría. Este bicho de hace 6 millones de años pesaba 70 kilos, ocupaba lo que varias personas en fila y se supone que no era predador, sino carroñero. Pero a veces hay misterios que pueden quedar sin desvelar.

Thylacine

Maxresdefault

También conocido como tigre de Tasmania. Lo perdimos hace no mucho, en 1936, en el zoológico de Hobart, Tasmania, en 1936, falleció su último ejemplar. Y fue culpa, supuestamente, del impacto del ser humano. Por la caza, básicamente. Es muy posible que lo podamos revivir y no se nos ocurre mejor idea. Este marsupial adorable era tímido, carnívoro y cazaba en función de su resistencia, más que de su velocidad.

Eurypterid

Df1ee951780b834ccccd2fbc8d48eb9f

Un escorpión de 2.5 metros es exactamente lo que necesitas como mascota. Una lástima que se extinguiera, de no ser por eso nos habría encantado ver cómo algunas tribus urbanas lo incorporarían al paisaje urbano contemporáneo. Esta monada a la que se conoce como escorpión de mar vivía, supuestamente, en las tranquilas aguas fluviales de la región que ocupa hoy Alemania. Por favor, mira este link y dime que no tienes ganas de salirte de ti mismo.

¿Y qué cinco animales nos gustaría ver extintos?

Los mosquitos

16735 Close Up Of A Mosquito Feeding On Blood Pv

Sí, es igual que dejásemos a varios depredadores sin sus presas, a plantas sin polinizadores y a humanos sin una mayor tolerancia a ciertas enfermedades (lo del zika es lo más infrecuente, pero los mosquitos a veces nos pegan virus y enfermedades que ya están en el ecosistema con lo que suben nuestras defensas). Son feos, incómodos y hacen un ruido insoportable. Nadie llorará mañana por la extinción del mosquito. Nosotros tampoco.

Isópodo gigante

Expl0468 Flickr Noaa Photo Library

Sí, es muy probable que toda esta lista pudiese rellenarse con insectos (chinches, avispas, escolopendras…) pero pasemos a otros grupos, como el de los crustáceos. El Isópodo gigante, o la mascota secreta de Cthulhu, es un bicho bola sobredimensionado, una cucaracha con esteroides. Mide medio metro y pesa dos kilos. Es como un bebé humano, pero en mucho más feo. El mundo le hizo así, en concreto, las aguas abisales en las que vive, donde todo debe ser muy grande. A su lado, un centollo es una simpática criatura del mundo de Disney.

Carabelas portuguesas

Physalia Physalis Tayrona National Park Colombia

Las carabelas portuguesas son una repugnante especie de medusa que ha aparecido en los últimos tiempos en las costas estadounidenses… que además es potencialmente mortal. Aunque bueno, no es exactamente una medusa, ni siquiera un organismo singular, sino una colonia de diminutos individuos especializados llamados zooides. Unos bichitos con cero posibilidades de sobrevivir de forma singular que se han armado colectivamente creando así un cuerpo que puede llegar a medir hasta 30 metros de longitud y que va de aquí para allá sembrando cada cierto tiempo el terror en nuestras playas.

Ranas dardo venenosas

Poison Dart Frog By Trisha 5

Ningún animal con un tamaño inferior a un metro debería tener el poder de matar a varias personas en cuestión de segundos. Así que ya sabes, si algún día estás por los bosques de América Central o del Sur tú y otros 9 hombres, que sepas que estás en desventaja si te topas con este enano azul de 5cm.

El hombre

613445810 95f712caa1 O

Si el hombre sobra no pasa nada. Se dice y ya está.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Busca en Snapchat magnet.xataka.com

Ver más artículos