Compartir
Publicidad

¿Qué pasa cuando recreas las más grandes obras de arte de la historia con LEGOs?

¿Qué pasa cuando recreas las más grandes obras de arte de la historia con LEGOs?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son dos opciones básicas las que uno puede tomar a la hora de hacer una escultura. La primera es la del esculpido, la más popular de nuestro imaginario, que consiste en tallar un bloque de materia hasta que el artista llega a la obra que tenía pensada, como lo son la escultura de la Victoria de Samotracia o las que emplean la técnica de paños mojados de Antonio Corradini, tan queridas por Internet en los últimos tiempos.

La segunda es la del modelado, la de retorcer los materiales hasta que das con la forma final adecuada. Así se crean las esculturas en cera o arcilla, pero también en pixel art, una forma de construir por medio de la acumulación en 2D y que podemos encontrarnos en cualquier videojuego retro. También pertenecen a esta segunda categoría las obras de Nathan Sawaya, que ha encontrado en las piezas de LEGO el noble material con el que confeccionar sus creaciones.

No es un juguete. Ni es arte. Son las dos cosas

No estamos ante un Damien Hirst o un Jeff Koons, pero Sawaya no lo necesita. Este creador pop al que lo que más le interesa es el juego con el medio (y esa mezcla entre artesanía e ingeniería que necesita para elaborar sus complejas obras) es uno de los nombres más populares en el mundo del arte reciente, al que se introdujo en 2004, cuando decidió dejar de ser un abogado para dedicarse a juntar bloques de manera profesional. A día de hoy firma, según la cadena de televisión CNN, una de las 10 exposiciones que no debes dejar de visitar del planeta. Y ha llegado el pasado viernes a Barcelona, donde expondrá The Art of Brick en el Centro Comercial Arenas hasta el próximo 12 de junio.

2013 11 25t132940z 14194919
2016 02 29t015644z 20756758
Sipausa 30090382000019
5850323
4468551
2012 11 15t072834z 01 Sgp805 Rtrmdnp 3 Singapore Sawaya
21002342

Desde las típicas estatuas erigidas sobre la nueva saga franquiciada que hemos visto de siempre en los expositores de LEGO pasando por esas increíbles Dos Torres de El Señor de los Anillos o por aquella mujer que construyó con las mismas piezas el castillo de Harry Potter. Es desde hace bastante tiempo que hemos disfrutado de la técnica escultórica con bloques, pero como nos recuerdan en The Art of Brick, aquí se trata tanto de elevar eso que los niños hacen cada tarde jugando en sus casas… como de bajar a un plano más cercano el arte clásico y contemporáneo.

El cariño mecanizado.

Eso es lo que se trasmite en sus reproducciones de La Madre de Whistler, de su versión del David de Miguel Ángel o de la adaptación al juguete de La Fuente de Duchamp en una réplica/transgresión conceptual de sus ready mades que no sabemos ni cómo catalogar. Esa es su habilidad, no tanto la de llevar a cabo la titánica construcción en esa búsqueda de la perfección espacial, como la de darle sentido a una nueva forma de organizar el mundo. “Estas obras son muy personales para mí porque reflejan mi crecimiento como artista a medida que mis esfuerzos van logrando una nueva identidad creativa”, dice Sawaya, para el que su arte es tan cercano que cualquiera puede identificarse en la experiencia de ver la exposición.

Otro de los puntos más sugestivos de su obra es la facilidad de alcanzar respuestas concretas y técnicas sobre el siempre subjetivo e incontable mundo de la visión creativa. Es decir, al tratarse de un arte elaborado con bricks, con unidades de información intercambiables entre sí, es curioso conocer que para elaborar, por ejemplo, Heartfelt, ha elegido una forma concreta de los 102 millones de combinaciones distintas que una escultura con ese mismo número de piezas podría haber tomado.

4468463
5850310
21002345
sorry

Pide ahora tu propio retrato personalizaod hecho de LEGOs

Entre las producciones de este diseñador neoyorkino nos encontramos con mucha frecuencia formas humanas sobredimensionadas y pasadas por el filtro LEGO. Según el autor, esto se debe a la fuerza que se crea al combinar lo emocional con lo mecánico. Sawaya no sólo mantiene en gira esta exposición, también hace esculturas por encargo, y realizó una de ellas para Donald Trump, que la tiene expuesta en un hotel de Dubai. Para ello guarda en su taller una media aproximada de entre 3 y 4 millones de piezas por si en cierto momento hace falta formar algún pedido. Por suerte para él, forma parte del exclusivo club de profesionales certificados de la empresa danesa. Gracias a ello es probable que mantenga un interesante acuerdo por el que haya algún ahorro en esos cientos de miles de dólares que tendría que gastar al año en LEGOs. Si los cálculos estiman que le corresponden 50-60 piezas de LEGO por habitante del planeta, Sawaya es claramente el 1% dentro del 1%.

2013 11 25t131301z 15167428
Tai02 Taiwan 0714 11
Tai01 Taiwan 0714 11
21003261

¿Y cómo se arman las esculturas?

¿Acudirá él a elaborarlas a cada exhibición? ¿O irá la cosa más allá y será él simplemente un proveedor de detallados planos arquitectónicos que luego ejecutarán técnicos de la galería? No, es mucho más sencillo que eso, aunque también menos encantador. Las piezas de su colección van pegadas entre sí con un pegamento industrial para que las figuras no se desmoronen por el camino. Además, como las esculturas se van creando por capas, si algo no queda como el artista tenía en mente, es mucho el trabajo que hay que rehacer para continuar. “No es un trabajo para cualquiera, hace falta mucha, mucha paciencia”.

21002347

21003241
Sipausa 30090382000040

Cp 08 11 15 A429
Sipausa 30090382000011
21003229
21003265
Sipausa 30090382000026
Sipausa 30090382000016
Sipausa 30090382000013
Sipausa 30090382000037
Sipausa 30090382000031
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos