Compartir
Publicidad

16 cosas que sólo los miembros Gold de Fotolog recordarán

16 cosas que sólo los miembros Gold de Fotolog recordarán
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

RIP Fotolog. El abuelo de Instagram se ha unido al cementerio de redes sociales tras 13 años de vida y más de 200 millones de fotos convertidas en diario. Fotolog nació antes de las redes sociales y ayudó a plantear algunos de los tics heredados que mantenemos hoy en día. También era un ecosistema propio de protocelebrities y tribus urbanos.

En esta casa contamos con una exusuaria Gold, Ángela Sanz, que ha rememorado para nosotros los tiempos de darle a F5 todo el rato y fraguar complicadas relaciones sociales a golpe de comentario. ¿Cómo era Fotolog cuando contabas con la envidiada cuenta dorada?

Obsesión por los F/F (friends/favourites):

via GIPHY

"Todas las mañanas, nada más conectar el ordenador, lo primero que hacía era meterme en la pestaña de 'Reverses' (así se llamaban las estadísticas de Fotolog), para quedarme extasiada viendo cómo aumentaban los numeritos".

La tecla mágica

via GIPHY

Eso de ver subir los favoritos se hacía a mano, eso sí. A golpe de F5, que era la tecla que más usaba cualquier bloguero o fotologuero. Actualizar cada cinco segundos fue el TOC de la generación previa a las redes sociales. Y sin notificaciones ni nada. Darle porque sí. Por si acaso.

404

via GIPHY

Subir un post y que te diese error. El horror de aquellos tiempos. Fotolog era famoso por la cantidad de errores que daba. De hecho, crecía tan deprisa que la creación de cuentas estaba limitada. Eso sí, perder un post en Fotolog no era nada al lado de perder una hora de posteo en un blog "normal". El autoguardado no existía.

Tener que ESPERAR para postear algo

via GIPHY

Ya no sólo por el proceso. Fotolog permitía UNA entrada diaria. Ni los blogueros de cuentas gratuitas estábamos tan limitados. Pero así era el Flog: condensa en una sola imagen todo tu día. Luego claro, te enamorabas trágicamente en una estación de metro y tenías que esperar al día siguiente para subir el fotopost en el que lo contabas. (¿Móviles con cámara con los que grabar todo con calidad y al momento? ¿Qué BRUJERÍA es ésa?).

Llenar los comentarios en el menor tiempo posible

via GIPHY

"La competición que tenía todo buen 'gold camera' era llenar sus 200 comentarios lo más pronto posible, si podía ser en menos de una hora mejor que mejor. Por lo que nada más publicar tu foto [así, en singular] no hacía más que darle a F5 a cada minuto, no había nada que diera mayor satisfacción que tener 5 comentarios nuevos por cada minuto".

Así es, amigos: hubo un tiempo en el que los pre-instagrammers no podían conseguir más de 200 interacciones por entrada. Y eso los gold.

Sentirse importante cuando llegabas a un fotolog “de la plebe” que tenía los 20 comentarios llenos y podías escribir

via GIPHY

Los fotologs 'normales' (las cuentas free que no eran Gold Camera) podían recibir 20 comentarios por fotografía. Una vez hecho esto, no podías postear.

Sin embargo, si eras Gold Camera, tenías la posibilidad de escribir un comentario incluso si el fotolog estaba lleno, nunca te quedabas con la palabra en la boca. > >

¿Hubo gente que se hizo gold para poder comentar a su fotologuero o fotologuera favorita? No lo sé, pero como fotologuero de a pie lo de ligar por fotolog requería MADRUGAR mucho. Y estar pendiente del F5 para cuando esa persona posteaba. El amor en los tiempos sin Tinder era muy complicado, Siri.

Que saliera tu avatar al lado de tu Nickname en cualquier comentario

Ahora en 2016 es impensable que tu avatar no acompañe a tu usuario en todas partes. Pero en los años de Fotolog, hasta la irrupción de Twitter y Facebook, sólo los privilegiados Gold tenían ese poder. Cada vez que escribían un comentario salía su avatar, mientras que el pueblo llano tenía que conformarse con que saliera solo su nickname… Pobres egos.

via GIPHY

¿Suena familiar? Existe un rincón de posteos visuales en Internet dónde eso sigue en boga: Instagram. Ese ejercicio de saber quién es esa persona que te ha comentado algo y tiene, además, la cuenta cerrada, es quizás el punto de nostalgia que hace que los viejos blogueros miremos con cariño a un mundo de filtros y realidades impostadas.

No ver publicidad

A pesar de que la publicidad en Fotolog durante el año 2007 no era muy intrusiva (a partir de su decadencia se convirtió en un mercadillo lleno de interstitials y banners por cualquier rincón) los Gold disfrutaban de no ver la publicidad en Fotologs ajenos, además de tener el privilegio de que los usuarios no veían publicidad en los suyos. ;)

Exprimir al máximo tu creatividad mediante el diseño de un banner

Si eras creativo, podías personalizar tu Fotolog incluyendo un banner en la cabecera, había algunos dignos de obras de arte.

via GIPHY

Cuéntale esto a los jóvenes de tumblr de hoy, o a los titanes del Wordpress y te mirarán raro.

El comienzo de las tribus urbanas y el mundo egoblogger:

Si por algo se caracterizaba Fotolog, es por la cantidad de números tribus que florecieron por allí en aquella época. Por mencionar algunos de ellos:

Floggers

Flogger

Cada país tenía a los suyos. Aunque la explosión original vino con

argentinos con pantalones de colores chillones que quedaban en el mercado Abasto.

Emos

Vestían de negro y calzaban converse, en su fotolog ponían frases melancólicas y vídeos de “Panic! At the disco” (I write sins not tragedies)

Pokemones

Chilenos con estilo emo que escuchaban reggaetón e iban a fiestas los domingos por la tarde. Un local muy conocido en aquella época era la “Luxor”.

Fashion bloggers

Muchas de las bloggers e influencers de moda más famosas en España, empezaron con Fotolog. Luego se dieron cuenta de que un blog propio era más cool, ya que podían poner más de una foto en un post. Algunas de las más conocidas de aquella época: dulceida, toutlamode, amlul , myreed_lips, y el ahora superconocido y televisivo Pelayo Díaz, cuando humildemente se hacia llamar katelovesme.

Uvas ¿Hay una conexión entre que el rey de Fotolog presentase las uvas y su antigua red cayese cuatro días después? No.

Los saraos

via GIPHY

El movimiento Fotolog en España estaba dominado por un número reducido de personas, los cuales eran los más cool del momento, vivían en Madrid y Barcelona y se paseaban de sarao en sarao (vamos lo mismo que ahora...). En cuantas más fotos salieras borracho mejor, y si encima te la hacía Gerard Estadella (icanteachyouhowtodoit) podías ya morir, que habías tenido todo lo necesario en esta vida.

Algunas discotecas de moda de aquella época en donde podías encontrar a los fotologueros del momento: Razzmatazz (Barcelona) o La 3 (Valencia). Como algo curioso, hace unos meses se realizó una fiesta remember fotolog, donde estaba toda la tropa. Podéis ver la galería completa con muchas caras conocidas de aquel momento aquí.

Hacer spam para conseguir F/F

via GIPHY

Volvemos a la obsesión de conseguir cuantos más F/F mejor, así que una técnica era pasearse por Fotologs randoms e ir posteando siempre el mismo mensaje. Algo muy habitual en los fotologs de Chile y Argentina, en los que cada miembro Gold Camera adaptaba su mensaje.

Mensaje standard (el cuál había que adaptar el texto y forma de escritura según la “tribu a la que pertenecieras”):

“Hola,
¡Me encanta tu flog!
¿Me agregas a f/f y te agrego?
¡Cuídate!"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Busca en Snapchat magnet.xataka.com

Ver más artículos