Compartir
Publicidad

Por qué lo llaman Canal Historia cuando quieren decir Canal Mesías Alien Hitler

Por qué lo llaman Canal Historia cuando quieren decir Canal Mesías Alien Hitler
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Eran Hitler, Tesla, Da Vinci y Einstein emisarios de los alienígenas? ¿Por qué todos los documentales salvo los del Canal Historia nos ocultan que lo de Sodoma y Gomorra fue una bomba atómica extraterrestre? ¿Cuántas horas de programación se pueden rellenar en 20 años con nazis, aliens, zombis, illuminatis y ninjas?

Hablamos del Canal Historia (o Historia a secas, desde hace un tiempo), cuyo concepto de la ídem es que lo que pasó está bien, pero lo que nos inventamos todavía está mejor. Y que antes que contar con académicos de renombre es mejor soltar a cuatro chiflados a soltar teorías reptilianas-illuminati que harían sonrojar a Íker Jiménez.

La loca Historia del mundo

Llevo tiempo sufrie viendo maratones del Canal Historia, y he aprendido un montón de cosas. La primera y más importante es que los aliens lo inventaron todo: la bomba atómica, el microondas, la electricidad, la tele, la magia (y, por tanto, a Harry Potter), la resurrección de los muertos, la Biblia, Internet, los videojuegos, los motores, la fontanería, tu casa, y el pelo de este tío:

Giorgio Tsoukalos En el canal Historia del año 4000 habrá 15 horas diarias dedicadas al pelazo de Tsoukalos.

Giorgio Tsoukalos es la mascota oficial del canal: un expromotor de eventos para culturistas que a mediados de la pasada década decidió liarse la manta a la cabeza y aceptar que la humanidad es incapaz hasta de frotar dos palitos para hacer fuego. Y que todo se lo debemos a los extraterrestres. Así, Tsoukalos ha tenido hasta su propio programa, "En Busca de Alienígenas", en el que se dedica a recorrer los principales hechos de la Historia de la Humanidad buscando las huellas de "los antiguos astronautas".

Si no has dado en clase a los Viajeros del Tiempo Nazis, la influencia de los extraterrestres en el hundimiento de la Atlántida, el hecho de que George Washington pudo fundar los Estados Unidos porque los aliens le protegían, o la relación entre el monstruo del Lago Ness y las estrellas distantes, no sabes nada de Historia.

Aparte de En Busca de Alienígenas, no hay semana en la que el canal no reemita varios episodios de "Alienígenas" (Ancient Aliens), la serie que le dio la fama a Tsoukalos, protagonista de su propio meme, y a otros cuantos iluminados. ¿Quiénes son esas criaturas de ojos enormes y grandes cabezas que nos visitaron durante milenios?". Ésas son las preguntas que hay que hacerse si queremos saber algo. Y donde demuestran capítulo a capítulo el rigor con el que tratan la disciplina.

Tesla

El rabino Ariel Bar Tzadok, que suelta esto en el maravilloso capítulo de Tesla, también escribe ensayos teológicos sobre estudios bíblicos y cabalísticos, como "ángeles: ¿incorpóreos, físicos o aliens?". Recordemos que esto se sigue llamando Canal HISTORIA. Capítulo en el que sueltan mi frase favorita de la vida para justificar que Tesla y los aliens eran colegas: "Tesla nació en una región muy extraña, no muy lejos de Transilvania". Drácula y extraterrestres: toma filón.

Y no hemos terminado: faltan "Hangar 1: Archivos Extraterrestres", donde MUFON, la "organización más civil más veterana en el estudio de los extraterrestres", saca cosas de sus archivos para descubrir que los gobiernos nos mienten y ocultan LA VERDAD. Y luego está la adaptación patria de otro formato: "¿Extraterrestres?", que por lo menos se lo pregunta en el título:

La Historia ya no es lo que era

El Canal Historia es la versión española de The History Channel, nacido en Estados Unidos en 1995. En un par de años, se ganó el remoquete de The Hitler Channel, con una programación que sólo un Führer podría aguantar: "40 horas semanales de Hitler, a veces hasta 12 horas al día". ¿El resto? Profecías, templarios, y todo lo que se te ocurra entre El Código Da Vinci y los Assassin's Creed. Mensajes secretos en la Biblia. Documentales al límite. Pero sobre todo, Hitler.

El problema es que la Segunda Guerra Mundial sólo duró seis años y las partes grandes ya nos las sabemos. Y así es un poco difícil mantener un canal. El culmen de esa primera época es "High Hitler" (juego de palabras entre el saludo nazi y "Hitler de subidón"). Un documental en el que se establece que Hitler iba todo el día hasta las tetitas de necia droga. Que le inyectaba su médico. Como a Michael Jackson.

Huntinghitler Van a estrenar UNA SERIE ENTERA basada en la premisa "¿escapó Hitler en 1945?".

No, esa conexión Jacko-Hitler todavía no la han hecho. Creo. El caso es que cuando Hitler ya no daba más de sí, cogieron todo lo que tenía que ver con la Segunda Guerra Mundial, las armas -sí, también le daban duro a eso- y la Guerra Civil estadounidense y se lo llevaron a otro canal, Military History Channel. Porque el principal había que llenarlo con el único formato que no puede ser historia, porque aún no ha sucedido: realities. Y un poco después, en 2008, redujeron el nombre a "History".

Ahora mismo, gran parte de la programación del canal Historia se compone de una familia que tiene una casa de empeños en Las Vegas y donde tienen discusiones por cosas como "¡ha entrado un tío en la tienda a empeñar un trozo del Apolo XIII!" (eso pasa de verdad). Ahí está la justificación histórica. Lo de los shows de cazadores de cocodrilos, de gente que tunea coches de famosos y de peña pasándolo muy mal al estilo Supervivientes, ya tal. Por citar sólo algunos ejemplos.

El mes que viene estrenan el acabóse: "Perdidos en Alaska", donde un "criptozoólogo" y su equipo buscan los auténticos misterios de Alaska: el bigfoot, los OVNI, la máquina de control mental que estudia auroras boreales y crea zombis que desaparecen -no, no puedo simplificar más esa premisa-, los cambiaformas del norte... Etcétera. Porque en Alaska hay un "triángulo de las Bermudas" versión hace un frío que te mueres. Si para la siguiente temporada no encuentran la Sábana Nazi de Hitler en un iglú, dejo de ver la tele para siempre.

El resto son todo aliens, y buenas dosis de Hitler. (que da igual, porque también sale en la mitad de los capítulos alienígenas: "Hitler no terminó a tiempo la máquina extraterrestre con la que habría ganado la guerra" es el tema redundante). Mi sueño dorado con el Canal Historia es que, en Estados Unidos, uno de sus canales (H2) va a convertirse el año que viene en Vice TV.

Sí, de esa Vice. Espero que los aliens nazis templarios guíen su programación y el año que viene emitan cosas como "he estado metiéndome las mismas drogas que Hitler durante la Semana de la Moda"; "Fui a Tailandia a buscar aliens y sólo cogí ladillas" y "¡este vagabundo nos ha dicho que es un descendiente directo de Jesús (y nos ha robado el móvil)!".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos