Compartir
Publicidad

Los hombres que cambiaron las series de televisión

Los hombres que cambiaron las series de televisión
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Albert Einstein decía que él estaba apoyado sobre hombros de gigantes, refiriéndose a que, en la elaboración de sus teorías, había teorías de físicos anteriores que él no podía ignorar y que le servían como punto de partida o referencia para iniciar sus estudios. En televisión, salvando mucho las distancias, también ocurre esto.

Gente como David Simon, Matthew Weiner o Vince Gilligan (por citar sólo a los creadores de algunas de las series de las que más se habla al hacer esas famosas listas de “las mejores series de la historia”) tienen a sus espaldas el trabajo de otros guionistas, de otros creadores que fueron renovando el panorama de la ficción televisiva estadounidense con títulos que iban renovando las temáticas o el modo de contar las historias.

Por acotar un poco en el tiempo, y no remontarnos hasta los años de una sitcom tan definitoria como ‘I love Lucy‘, vamos a hablar aquí de cinco creadores de series en Estados Unidos que empezaron a dejar su impronta en el medio en los años 80, y cuyas creaciones han sido definitivas para que las series que vemos ahora sean como son.

James Burrows

Burrows

En el género de la sitcom estadounidense, hay dos comedias que los críticos televisivos consideran fundamentales para entender todos los títulos que aparecieron posteriormente, ‘Taxi‘ y ‘Cheers‘. En la creación de ambas, junto a los guionistas Glen y Les Charles, estuvo involucrado el director James Burrows, un hombre que es toda una institución en la televisión del otro lado del Atlántico. El humor loco e imprevisible de ‘Taxi’, muy marcado por el protagonismo de Andy Kaufman, y la coralidad de ‘Cheers’, de la que después salió otro clásico como ‘Frasier‘, llevaban la impronta de este director que se preocupaba por trabajar con los actores y por trasladar la mejor versión del guión a la pantalla.

Burrows ha dirigido los pilotos de series como ‘Will y Grace’, ‘Frasier’, ‘Friends’, ‘Dos hombres y medio’ o ’2 Broke Girls’, y siempre que una comedia busca un director solvente y sólido para su piloto, se recurre a él, y ha ganado siete Emmys, entre premios al mejor director y premios a series en las que es co-productor ejecutivo.

Steven Bochco

Bochco

Durante la década de 1980, Steven Bochco era todo un rey Midas de la ficción televisiva. Sus series se contaban, mayoritariamente, por éxitos, y entre sus creaciones figuran algunas de las que más han influido en los títulos posteriores, como ‘Canción triste de Hill Street‘, que introdujo un modo más serializado y realista de contar las historias más allá del género policiaco.

Bochco, que había sido guionista de ‘Colombo’, entre otras, puso en el aire en los 80 también ‘Un médico precoz’, ‘La ley de Los Ángeles‘, y en los 90 revolucionó el panorama con ‘Murder One‘, cuya primera temporada mostraba el juicio por el asesinato de una joven, y la investigación que los abogados del principal sospechoso hacen de ese caso. Su última gran serie fue ‘Policías de Nueva York‘, que actualizaba un poco la idea de ‘Canción triste de Hill Street’.

David Lynch

Lynch

David Lynch será un hombre de cine, pero lo que logró durante dos temporadas con Mark Frost al frente de ‘Twin Peaks‘ cambió por completo el modo en el que se hacían las series hasta entonces. Trasladó su mundo onírico e inquietante a ese pueblo de las montañas del estado de Washington, y dejó para la posteridad una de las imágenes más icónicas de la historia de la televisión; la del cadáver de Laura Palmer envuelto en plástico.

Curiosamente, ‘Twin Peaks’ fue un fenómeno pero apenas duró dos temporadas en antena (y la primera con sólo ocho capítulos), y Lynch no tuvo después éxito en sus siguientes intentos en televisión. ‘On the air‘ sólo tuvo una temporada, pero de ‘Mulholland Drive‘, que inicialmente era un piloto para ABC, al menos sacó una de sus películas más conocidas.

David Chase

Chase

Está más que aceptado que la llegada de ‘Los Soprano‘ a HBO representó un importante cambio en el modo en el que se presentaba a los protagonistas de las series. En lugar de ser héroes de una pieza, con los que podías identificarte y simpatizar, Tony Soprano estaba lleno de defectos, era capaz de las peores acciones y, al mismo tiempo, podía tener buenas intenciones, y encima era la cabeza de una familia mafiosa.

El creador de la serie, David Chase, se había formado escribiendo en series fantásticas como ‘Kolchak’ o en ‘The Rockford files’, y llevó durante sus dos últimas temporadas ‘Doctor en Alaska‘. ‘Los Soprano’ ha sido, además, una gran cantera de guionistas que han creado algunas de las series más reconocidas de los últimos años, como ‘Mad Men’ (Matthew Weiner) y ‘Boardwalk Empire’ (Terence Winter).

Chris Carter

Chriscarter

Una de las series que hemos mencionado antes, ‘Twin Peaks’, fue instrumental en la creación por la que es famoso Chris Carter, ‘Expediente X‘, en la que se mezclaban los thrillers conspiranoicos políticos de los 70 con las historias de extraterrestres y viejas historias de terror, y que tenía en su centro a una pareja de detectives que derrochaba una gran tensión sexual no resuelta.

La mezcla de casos de la semana con una mitología serializada que atravesaba toda la serie fue una táctica utilizada después por multitud de títulos de misterio, y su reciclaje de los argumentos de viejas películas de miedo, también. Carter no tuvo demasiado suerte con sus proyectos más allá de Mulder y Scully. Sólo ‘Millenium‘, sobre un agente del FBI que tenía visiones con malvados psicópatas, duró más de una temporada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos