Publicidad

100 kilómetros de carril bici, 7.000 aparcamientos menos: el plan de Lisboa post-coronavirus

100 kilómetros de carril bici, 7.000 aparcamientos menos: el plan de Lisboa post-coronavirus
3 comentarios

La paralización del tráfico derivada de la crisis del coronavirus coloca a la nueva normalidad como un momento estratégico para reivindicar el papel de la bicicleta en las calles. Mientras países como Italia han comenzado a incentivar la compra su compra, ciudades como Lisboa ampliarán el asfalto disponible para ciclistas.

60 kilómetros. Esta es la extensión que ocuparán los nuevos carriles bici que recorrerán las calles de la capital portuguesa este 2020 . Aprovechando la desescalada hacia la nueva normalidad, la ciudad creará 26 nuevos kilómetros de carril bici para el mes de julio y habilitará otros 30 para septiembre. De cara a 2021, la idea también es ampliar en 40 kilómetros más. Así y para que la convivencia entre el coche la bicicleta sea posible, se limitará la velocidad de toda la ciudad a los 30 kilómetros por hora.

Menos coches. Para que la bicicleta gane terreno, inevitablemente hay que restar protagonismo a los vehículos de combustión. Así, para poder implementar estos nuevos carriles, el ayuntamiento eliminará plazas de aparcamiento e instalará 7.750 plazas de parking para las bicicletas. Y es que, un reciente estudio elaborado por la Universidad de Washington evidenció que la preocupación por no tener un lugar adecuado para aparcar la bicicleta influía a la hora de tomar la decisión de comprar una o no.

Ayudas. Junto a las medidas anteriores, el ayuntamiento de Lisboa ha creado un fondo para la movilidad por valor de 3 millones de euros y que tiene como objetivo incentivar la compra de bicicletas por parte de los ciudadanos. De esta forma, se crearán tres tipos de ayudas: una de 100 euros para subvencionar la compra de bicicletas tradicionales, otra de 350 euros indicada para abaratar el coste de las eléctricas y otra de 500 euros destinada a promover el uso de las bicicletas de carga.

Tendencia postCovid. Países como Italia han habilitado ayudas similares de hasta 500 euros para incentivar también el uso de la bicicleta. Igualmente, la ministra francesa de Transportes dijo a principios del mes pasado que "la bici sería la reina de la desescalada" y para ello van a dar una subvención de 50 euros para que los franceses arreglen las bicicletas que no usan. En esta misma línea hacia la movilidad sostenible, el ayuntamiento de París acelerará la habilitación de 1.000 kilómetros más de carril bici.

¿Y España? Ya son varias las ciudades de provincia que también han aprovechado el confinamiento y la desescalada para aumentar la presencia de la bici en sus calles. Mientras ciudades como Avilés o Zaragoza ampliarán los carriles de circulación lenta (30km/h), otras como las Palmas de Gran Canaria o Valladolid se comprometen a crear nuevos kilómetros exclusivos para la bici. Por su parte, aunque el Ejecutivo no ha anunciado ninguna medida de impulso económico al estilo Portugal o Italia, la DGT ya animado a los ciudadanos a cambiar el coche por el bicicleta.

Aun así, desde Asociación de Marcas y Bicicletas de España lo consideran insuficiente y piden una mayor estimulación del sector con la reducción del IVA al 10% y la creación de bonos de descuento directo.

Imagen: Miguel Barroso/Flickr

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios