240.000 muertos y un billón de dólares después, Afganistán vuelve a estar en manos de los talibanes

240.000 muertos y un billón de dólares después, Afganistán vuelve a estar en manos de los talibanes
150 comentarios

A esta hora de la mañana, el ejército insurgente talibán se encuentra a escasos 87 kilómetros de Kabul, capital de Afganistán y última línea de defensa del gobierno constituido y defendido por Estados Unidos. Su caída es ya cuestión de días, no de semanas. La progresiva retirada de tropas anunciada por la administración Trump primero y por el ejecutivo de Biden después se ha saldado con el inevitable avance de los talibanes. Veinte años después, Afganistán vuelve al punto de partida.

La situación. La retirada de tropas ha vaciado de poder militar al gobierno afgano, muy débil. Sólo en julio, días después de que los efectivos británicos abandonaran el país, las fuerzas talibanes capturaron cinco grandes ciudades en apenas tres días. Estos mapas de la BBC ilustran con claridad la rapidez de su avance: si a mediados de julio controlaban 90 distritos, a mediados de agosto eran ya 132. Seis de los doce puntos fronterizos más importantes de Afganistán son suyos.

En 2013, apenas una docena de regiones estaban bajo control talibán.

Las muertes. Estados Unidos y una coalición internacional sancionada por Naciones Unidas invadió Afganistán en las semanas inmediatamente posteriores al 11S. La guerra se ha extendido a lo largo de veinte años, la más larga en la historia estadounidense. Ha sido sangrienta: las cifras más generosas hablan de 240.000 fallecidos entre civiles, soldados e insurgentes talibanes; otras reducen el conteo a los 170.000 muertos. Alrededor de 50.000 civiles habrían perdido la vida.

Los costes. Al igual que las víctimas mortales, también son difíciles de contabilizar. Hace tres años, el Departamento de Defensa estimó en 1,3 billones de dólares el gasto destinado a todos los conflictos bélicos abiertos tras el 11 de septiembre de 2001. Es mucho dinero, pero sólo es una parte del total. Aquí se ofrecen otras cifras: entre 2010 y 2012 el Congreso presupuestó unos $100.000 millones anuales sólo para Afganistán; disparando el coste total entre 2001 y 2020 a los $978.000 millones (Afganistán y Pakistán, donde Estados Unidos tiene sus principales bases, incluido).

Pero una guerra no sólo es el suelo de las tropas o la inversión en helicópteros. También son pensiones para los veteranos, intereses de la emitida para pagar armamento o subcontratas. El Instituto Watson cuenta con un informe muy completo y exhaustivo donde se dispara el coste de la guerra afgana a los 2,2 billones de dólares. Sumando Irak, Yemen, Siria y otros conflictos, Estados Unidos se habría gastado unos 6 billones de dólares desde 2001 y hasta nuestros días. Casi nada.

¿Para qué? En muchos lugares, para que el status quo sea idéntico al existente en 2001. EEUU nunca derrotó del todo a los talibanes. Tanto ellos como sus aliados lograron confinarlos a la lejanía de las montañas, pero no erradicaron ni su llama ideológica ni su capacidad operativa. Los costes de una guerra que se ya han combatido padres e hijos han llevado a una retirada precipitada y a un fracaso sin paliativos. Afganistán será talibán en septiembre de 2021 como lo era en septiembre de 2001.

Dejando atrás. Hay muchas incertidumbres. En torno a los traductores y colaboradores con la administración afgano-americana, en torno a los refugiados, en torno a lo que implica el regreso talibán para la región. Pero hay una certeza: los talibanes regresarán en plenitud. En la retirada estadounidense, se están haciendo con helicópteros Mi-8/17, humvees y (MaxxPro) MRAPs (vehículos militares de alta tecnología), drones y con todo tipo de armamento abandonado.

Vuelven. Y más armados que antes. A estas alturas, Estados Unidos ya sólo tiene un objetivo: evitar una vergonzosa evacuación de su embajada ante la inminente llegada de los talibanes a Kabul. Veinte años que lo cambiaron todo para que muy pocas cosas cambiaran.

Imagen: Reuters

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio