Compartir
Publicidad

7 gráficos para entender qué ha pasado en Italia y por qué preocupa tanto en Europa

7 gráficos para entender qué ha pasado en Italia y por qué preocupa tanto en Europa
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Italia vuelve a estar en el ojo del huracán. El ejecutivo de Matteo Renzi saltó ayer por los aires tras perder el referéndum para la reforma constitucional impulsado por él mismo como la medida estrella y clave de su proyecto de gobierno. El euro vuelve a caer en los mercados, los populistas de las cuatro esquinas del continente se felicitan por el resultados y sobre Bruselas, la capital de la Unión Europea, vuelve a sobrevolar una nube de incertidumbre y preocupación.

¿Qué has hecho esta vez, Italia?

Como en cualquier otro momento de su historia reciente, el proceso político que ha derivado en la dimisión de Renzi es tan italiano como complejo. Tras meses de incansable campaña para, según él, asegurar una reforma constitucional que pusiera fin al vodevil infinito de gobiernos en Italia (63 en 70 años), Italia ha optado por la vía más corta: el caos. Ahora, sin ley electoral, en un periodo de inestabilidad política y ante el claro ascenso de la Liga Norte o el Movimiento 5 Estrellas, su futuro, político y económico, vuelve a ser incierto.

¿Pero qué ha pasado? Para entender las consecuencias de otro referéndum perdido en 2016, acudamos a los gráficos y a los mapas.

1. La brecha Norte-Sur ha vuelto a ser importante

Italia arrastra problemas de desigualdad históricos. Al contrario que España y su latifundista y muy agrario sur y Alemania y su post-comunista y post-industrial este, el país jamás ha sabido articular políticas que redujeran la brecha entre el Norte, rico y próspero, y el sur, de atraso endémico. Ayer se compartió mucho este mapa, similar a la bandera italiana, en el que el norte era verde y el sur rojo. Traducido: el norte fue a las urnas mucho. El sur, poco.

¿Por qué? Es un patrón común: la sociedad civil del sur participa menos en las elecciones y referéndums. Y sí, esto, como autores como Robert D. Putnam han argumentado, está muy enraizado en la historia de ambas regiones.

Italia Mapa

2. Pero no todo se explica en torno al territorio

2016 ha marcado un patrón: el conflicto urbano-rural, campo-ciudad, cosmpolita-nacionalista, dirige las políticas nacionales de los países desarrollados y en vías de desarrollo. ¿También en Italia? El mapa anterior podría indicar que, además de en participación electoral, el norte (muy urbano) y sur (de carácter mucho más rural) italianos también difieren en intereses políticos.

Pero este referéndum no se explica en el eje territorial.

Mapa 2 A más rojo, más apoyo al "no".

El "no" ha sido resonante tanto en la cuenca del Po, la región más desarrollada del país, como en el corazón del Mezzogiorno, la más depauperada. La oposición había asociado el referéndum a la continuidad de Renzi, al propio Renzi, y el voto ha tenido un efecto castigo a nivel nacional para el ya ex-primer ministro. Sólo las regiones centrales (entre ellas la Toscana, de la cual es originario Renzi, han sido más moderadas en su "no").

3. Si hay una triunfadora, esa es la Lega Nord

El partido de extrema derecha recibió ayer numerosos elogios por parte de otros populistas y partidos afines tras el resultado del referéndum, cuyo "no" fue apoyado con entusiasmo por la Lega Nord. Farage llegó a asociar el "no" a la reforma constitucional con el "no" al euro. La Lega Nord ha capitalizado gran parte del resultado de la consulta, en parte porque las regiones más activas en su voto contra el referéndum de Renzi han sido las que, en las europeas, más votaron al partido anti-europeísta.

Lega Nord Dos

4. Y el Movimiento 5 Stelle de Beppe Grillo

Para el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, la plataforma de carácter populista y horizontal, ausente en cierto sentido de ideología política clara más allá del anti-establishment, el referéndum ha servido para asegurar su posición frente a Renzi. Y para recortar terreno en las encuestas. No es del todo seguro que haya unas elecciones a la vuelta de la esquina, pero sí en el próximo año. De darse, El Movimiento 5 Stelle podría volver a reeditar éxitos electorales de antaño, hasta el punto de ser la primera fuerza política.

Encuestas Las gráfica sólo muestra encuestas hasta septiembre, pero las últimas publicadas en noviembre comienzan a colocar al Movimiento 5 Estrellas por encima del Partido Democrático de Renzi. Su tendencia es al alza.

5. Alguien sí pierde: el euro

Aunque finalmente se ha estabilizado, el desplome del valor del euro anoche en los mercados fue un signo de la previsible inestabilidad económica que primero Italia y más tarde, quizá, la Unión Europea, afrontarán durante los próximos meses. Se especula con un posible, pero muy lejano, "Italexit" si los partidos anti-europeístas colonizan el poder desde dentro del sistema, y ante todo se teme por la precaria economía italiana: un país con una deuda disparada y con graves problemas de crecimiento.

El drama podría lucir así en el futuro.

Euro

6. Tampoco ha habido brecha generacional

El voto contra la reforma constitucional de Renzi no ha sido un voto análogo al de Brexit o Trump en Estados Unidos: si en los segundos hubo brecha urbano-rural y de edad, en el primero no la ha habido. De modo que la interpretación "populista" del voto puede ser puesta en cuarentena. No en vano, las dinámicas son distintas: mientras los jóvenes votaron al unísino y contra el resultado ganador en Reino Unido o Estados Unidos, no fue así en Italia, donde se posicionaron en contra de Renzi.

7. Italia tendrá otro gobierno más

El 64º en 70 años. Todo un hito y ejemplo paradigmático de la inestabilidad natural del sistema de partidos italianos, que saltó por los aires en los noventa para no recuperarse jamás. Con anterioridad, los gobiernos tampoco fueron demasiado largos: exceptuando la larga tenura de De Gasperi, sólo Moro, Craxi y Andreotti y Berlusconi en periodos alternos habían ostentado el poder durante largos periodos de tiempo. El de Renzi ha estado por encima de la media.

Italia vuelve al caos. Pero ha sobrevivido siete décadas en él.

Gobiernos
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio