Al asalto del tren de Amazon: miles de paquetes están siendo robados a diario en las vías de Los Ángeles

Al asalto del tren de Amazon: miles de paquetes están siendo robados a diario en las vías de Los Ángeles
46 comentarios

Más de 100 años han pasado desde que Edwin S. Porter llevó al cine una de las primeras historias ficticias de las que se tienen registros: Asalto y robo de un tren. En ella, tres forajidos procedían al desfalco de una locomotora en su parada a un depósito de agua. Los tiempos han cambiado y lo que se vive ahora es muy diferente. Cajas destrozadas con el logo de Amazon y productos de bajo valor desechados ensucian las vías mientras los delincuentes apuntan a trenes de carga en una nueva ola de delitos.

Para suerte para la compañía de Bezos, no hay que lidiar con encapuchados armados con revólveres Colter o rifles de Carabina, pero sí con miles de pedidos que nunca llegarán a su destino.

Una ola de robos. Los trenes de carga que transportan paquetes de Amazon y otros pedidos son continuamente allanados a gran escala cerca del centro de la ciudad de Los Ángeles. Los ladrones se suben a trenes lentos y se apoderan de contenedores de envío abiertos para saquear los paquetes y dejar un mar de escombros que incluyen artículos que aparentemente los ladrones pensaron no serían lo suficientemente valiosos como para revenderse, incluidos kits de tests antígenos.

A todo esto le ha seguido una serie de redadas recientes en la ciudad californiana, en las que las turbas se precipitaron a las tiendas de lujo y se llevaron artículos caros. Varios equipos de televisión han podido incluso filmar cómo estos ladrones realizan los saqueos y cómo la policía trata de perseguirles sin éxito. John Schreiber lo cuenta en un hilo de Twitter.

¿Cómo lo hacen? Los ladrones esperan hasta que se inmovilizan los largos trenes de carga, luego se suben a los vagones, rompen las cerraduras con cizallas y se sirven de los paquetes que quieren, tirando miles de otros productos a las vías. Según las etiquetas encontradas por un equipo de la AFP en una pista cercana al centro, a la que se podía acceder fácilmente desde las calles cercanas, muchas de las principales empresas de pedidos por correo y mensajería de EEUU eran Amazon, Target, UPS y FedEx.

En aumento. El fenómeno se ha disparado recientemente con el pico de actividad ligado a las compras navideñas. Según cifras de Union Pacific, más de 90 contenedores fueron vandalizados todos los días de media en el condado de Los Ángeles en el último trimestre de 2021. La empresa, que tiene su propio departamento de policía con jurisdicción sobre las 32.000 millas de vías que posee, sigue retirando embalaje destrozado en los tramos de vías, pero cada semana crece aún más. Y los paquetes desechados por los ladrones ya cubren casi cada centímetro de las vías en algunas áreas.

Gran parte de estos delitos tienen lugar a lo largo de las secciones de la vía que tiene crecientes campamentos de personas sin hogar. Los ladrones han estado apuntando recientemente a los trenes a medida que avanzan lentamente acercándose al centro.

Polémica policial. El mes pasado, la policía de Los Ángeles arrestó a una docena de personas por allanamientos en tiendas. Fueron acusados ​​de una serie de 11 robos en 10 días en los que se desvalijaron mercancías por valor de 300.000 euros. Los críticos han relacionado la ola de delitos con el fin de una política de no libertad bajo fianza para algunos acusados, una medida que tenía como objetivo reducir el hacinamiento en las cárceles.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, decía hace unas semanas: "Deberíamos poder tener jueces que pongan a la gente tras las rejas". El aumento de la delincuencia en Los Ángeles ha visto un aumento del 12% en los homicidios en 2021, con casi 400 asesinatos. Los delitos violentos aumentaron un 3,9% y los delitos contra la propiedad aumentaron un 4,2% durante el mismo período. Y mientras, los compradores de Amazon seguirán sin ver sus paquetes aparecer. Por mucho que esperen.

Temas
Inicio