Compartir
Publicidad

Así es como un laboratorio homeopático quiere silenciar las críticas con la ley de publicidad

Así es como un laboratorio homeopático quiere silenciar las críticas con la ley de publicidad
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 3 de septiembre, nuestros compañeros de Bebés y Más publicaban esta amplia pieza informativa donde explicaban la naturaleza de un reciente medicamento homeopático de moda, Chamodent. El producto en cuestión es utilizado de forma frecuente por algunos padres con objeto de calmar el dolor de diente de sus criaturas. Como se analizaba desde Bebés y Más, no es una buena idea: Chamodent no tiene efecto alguno.

Ayer, sin embargo, Weblogs SL, la empresa que aglutina tanto a esta publicación como a Bebés y Más, recibía por correo una notificación de la farmacéutica comercializadora de Chamodent, DHU Ibérica, en el que pedía la retirada del artículo publicado en septiembre. ¿Por qué? Porque, según ellos vulneraba la ley de publicidad de medicamentos, por la cual sólo el laboratorio puede publicitar sus propios productos. ¿Es esto así?

Según DHU, el artículo colgado en Bebés y Más sería una "publicación publicitaria ilegal del medicamento CHAMODENT", en tanto que, al tratarse de un medicamento, "la publicidad debe cumplir la normativa correspondiente y solamente la puede realizar el laboratorio responsable del mismo". Por ello, solicitaban a Weblogs SL la retirada del texto.

¿Cómo puede ser una publicidad ilegal?

Para entender a qué se refiere DHU hay que entender la regulación vigente en torno a los medicamentos. Como explican, existe una ley (en realidad son varias) que regula la publicidad en esta materia. Posiblemente la más relevante sea el Real Decreto 1416/1994 (se puede leer al completo aquí), por el cual se establecen las pautas del "la promoción del uso racional del medicamento, de forma que se garantice su uso seguro y eficaz para cada paciente".

El objetivo de la legislación no es otro que ofrecer la información adecuada al comprador cuando acuda a la farmacia y adquiera medicamentos sin receta médica.

Homeo Esta no es una foto de Chamodent, pero sí de otro medicamento de DHU ¯\_(ツ)_/¯ (Pixabay)

Hay otras muchas normativas, desarrolladas a posteriori tanto dentro del marco de la Unión Europea como de la protección del consumidor. Todas ellas se encaminan a algo elemental: evitar que cuando una farmacéutica promociona sus productos, lo haga de forma torciera, falsa o ofreciendo información inexacta al consumidor. Por ello, por cierto, todos los anuncios televisivos de medicamentos terminan de la misma forma.

Pues bien, ¿y esto afecta a Chamodent?

Es el argumento que realiza DHU, pero también hay otro contrario: sobre el papel, no se trata de un medicamento. Por un motivo simple: es homeopatía, y no está incluida en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, órgano ministerial que aglutina a todos los productos definidos como tales y a los que, como cabe prever, aplican las leyes regulatorias de publicidad. Chamodent, al igual que cualquier otro medicamento homeopático, no aparece, porque no hay suficiente evidencia científica que lo respalde como tal.

¿Y si los productos homeopáticos no están registrados como medicamentos, por qué pueden venderse en farmacias? La respuesta es la disposición transitoria del Real Decreto 2208/1994, ya derogada, que permitía su comercialización eventualmente en España. Esa disposición quedó anulada cuando Sanidad publicó el Real Decreto 1345/2007, que unificaba los criterios para los medicamentos generales y aquellos que, como los homeópatas, contaban con legislación específica.

Homeopathy Beads Healthy Cure Dhu Drug Globuli 1974756 Este es otro producto homeopático, no Chamodent. (MaxPixel)

Pero pese a la legalidad de su comercialización, como se explica aquí, sus productos "no han sido evaluados ni registrados", por lo que no aparecen en el catálogo de AEMPS.

Para subsanarlo, el gobierno de Rajoy publicó en 2013 el borrador de una orden ministerial que ejercía tal evaluación y registro, y por la cual los productos homeopáticos "deberán aplicarse las normas habituales para la autorización de comercialización de los medicamentos".

¿Problema? Ni en 2014, ni en 2015, ni en 2016 esa orden ministerial ha sido firmada. Sigue siendo un borrador, por lo que los medicamentos homeopáticos continúan en un limbo por el cual pueden ser vendidos en farmacias pero no tienen el rango de medicamentos, y a los que inevitablemente no puede aplicar la legislación para publicidad de medicamentos registrados por la AEMPS. Se explica tanto aquí como aquí: el borrador, casi cuatro años después, ha quedado congelado, pese a las promesas del gobierno de activarlo.

¿Y si Chamodent fuera un medicamento?

Pero supongamos que Chamodent sí fuera un medicamento, al que aplicara la normativa de publicidad mencionada anteriormente. ¿Habría Bebés y Más vulnerado "la publicidad de medicamentos y productos sanitarios dirigida al público" al no requerir de "autorización previa de los mensajes por la autoridad sanitaria"?

La respuesta es no. Pese a que el artículo emplea imágenes promocionales de Chamodent, su propósito no es en ningún momento publicitario: se trata de un contenido informativo y explicativo que nada tiene que ver con propósitos publicitarios, y que, en cualquier caso, se ampara en el derecho a la información para analizar los posibles efectos de un producto de amplio uso y popularidad en la sociedad. Sólo una interpretación torticera de lo publicado por Bebés y Más puede considerarlo "publicidad" antes que "información".

Ana Mato Ana Mato, ministra de Sanidad cuando se publicó el borrador que regulaba a los medicamentos homeopáticos. (Wikipedia)

Según explica Sanidad:

Los mensajes publicitarios que se inserten en cualquiera de los medios generales de comunicación, incluido Internet, así como cualquier otro material promocional dirigido al público, serán objeto de autorización previa por las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas. Cualquier otro texto promocional estará a disposición de las autoridades sanitarias citadas durante, al menos, tres meses después de su divulgación.

De nuevo, la legislación se refiere a "material promocional", y la regulación va encaminada a evitar que las farmacéuticas ofrezcan anuncios o contenido publicitario sesgado y sin la suficiente información en un campo tan delicado como la salud pública. No dice, sin embargo, que los medios de comunicación no puedan hablar de sus productos, y menos aún de forma crítica.

No he entendido nada de esto pero tengo una duda, ¿la homeopatía realmente funciona?

No.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos