Sí, lo del calor de la semana pasada en España fue una barbaridad climática. Lo acaba de corroborar AEMET

Sí, lo del calor de la semana pasada en España fue una barbaridad climática. Lo acaba de corroborar AEMET
16 comentarios

El blog de la Agencia Estatal de Meteorología española ha considerado que ya tiene suficientes datos para postear una entrada sobre el excepcional episodio climático de la semana pasada en nuestro país, la ola de calor que duró del 11 al 16 de agosto y que copó los titulares de multitud de regiones. Ellos mismos lo advierten, por el momento sólo han recabado la información de las 54 estaciones automáticas de entre las 131 estaciones que entran normalmente en los estudios de la Base de Datos Climatológica Nacional. Eso quiere decir que los datos son provisionales pero sólidos.

Por qué esta ola de calor ha sido una anomalía: esta ola no ha sido la que ha afectado a más provincias de nuestro país (ha tocado a 30), ni tampoco la más extensa en el tiempo (sólo ha durado seis días cuando tenemos en nuestro historial algunas de 16 o 26 días, por ejemplo). Sí ha sido la más intensa de toda la serie “con respecto a la temperatura umbral de cada estación afectada por el episodio”, con temperaturas equiparables a junio de 2019 y 1987. Pero es que, además, aunque haya habido olas que han afectado a más territorios españoles, como hemos dicho, este episodio también ha entrado en el ránking histórico a este respecto: sólo cinco olas han afectado a más provincias, siendo el máximo registrado 40.

“Podemos afirmar que esta ola ha estado al nivel más alto de las registradas en España desde 1975 en cuanto a su intensidad, y entre las más altas también en cuanto a extensión”, afirma en su post Delia Gutiérrez Rubio, meteoróloga de AEMET.

Por qué ha sido la más intensa si no ha sido la más calurosa: los técnicos explican que la temperatura máxima de esta última ola, haciendo la media de todas las estaciones, ha sido de 39.5ºC. Es decir, esa fue la temperatura media en España en el momento de máximo calor. Podemos observar que los picos máximos de 2017 (41,1 °C), 1975 (40,4 °C), 2004 (40,0 °C) y 1992 (39,7 °C) fueron más elevados, pero, como explica el meteorólogo César Rodríguez, en todos esos casos son olas que afectan a menos provincias, por lo que esas temperaturas “afectan casi exclusivamente a las zonas más cálidas. La ola analizada se extiende por casi toda la Península, con numerosas estaciones en la mitad norte”. Hacía mucho calor en todas partes.

A vueltas con el pico de calor. Éste ha sido el principal argumento del ala negacionista o escéptica con el alarmismo climático durante la semana pasada. En España siempre ha habido olas de calor y, además, hay periódicos de los años 50 que hablan de temperaturas de hasta 50 grados en algunos puntos de España. El pico de calor detectado por AEMET para esta ola se encontró en la estación de Montoro, Córdoba, 47,4 ºC, superando el anterior récord de España en esta misma estación en 2017, cuando se registraron 47,3 ºC. Si bien es cierto que en el histórico de la red climatológica secundaria española se han dado temperaturas de 49 ºC, los técnicos explican que estas estaciones no están sometidas “a los estándares y controles de calidad reconocidos internacionalmente para la observación meteorológica”. Así que lo que ocurre es que, con el dato de Montoro de 2021, sí podemos poner la mano en el fuego (perdón) acerca del calor que ha hecho, mientras que, con los otros medidores, no.

Esta es la pinta del cambio climático: la AEMET también señala a la causa de esta ola de calor, la acción antropogénica. Esta ola, además, al haber venido acompañada de una importante intrusión de polvo en suspensión, ha ayudado a la gestación de más incendios forestales y ha afectado de formas indeterminadas en la salud pública. Sí, siempre ha habido olas de calor en España y en la zona del Mediterráneo. Lo que no es normal es el aumento de frecuencias, intensidades y extensiones con las que estas olas se están apoderando de nuestros registros meteorológicos.

“Desde el año 1961, nueve de los diez veranos más cálidos se han producido en el siglo XXI, y cinco de los diez más cálidos, en la década pasada”, explica Rubén del Campo, también técnico de AEMET, y también: “el número de días en el que cada verano nuestro país se encontró bajo ola de calor fue, la década pasada, superior al doble que en décadas anteriores”. RTVE ha tenido a bien visualizar aquí la evolución de las olas de calor en nuestro país de una manera muy ilustrativa.

Y así seguiremos durante años, batiendo récords no de forma lineal y constante, pero sí con cada vez más papeletas de hacer un post como este.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio