Publicidad

Canarias frente al agujero de Thomas Cook: sólo este año había llevado a 2,6 millones de turistas

Canarias frente al agujero de Thomas Cook: sólo este año había llevado a 2,6 millones de turistas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Thomas Cook, el primer operador turístico de la historia de la humanidad, ha quebrado. Y con él los destinos a corto plazo de más de 600.000 turistas repartidos por todo el mundo. La empresa no cuenta con fondos suficientes para asegurar ni las estancias ni los vuelos de regreso de más de medio millar de personas, por lo que su suceso de horizontes es, a esta hora, inquietante. Reino Unido afronta ya la operación de repatriación más grande desde la Segunda Guerra Mundial, pero las consecuencias de la bancarrota pueden ser más dramáticas a medio y largo plazo. Regiones turísticas enteras se encuentran ahora frente a un agujero económico.

Y una de ellas es las Islas Canarias.

Cifras. Lo ha explicado en la SER José María Mañaricua, portavoz de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas: el 60% de los turistas que llegan al archipiélago cada año lo hacen bajo el paraguas de un turoperador. Thomas Cook era hasta hoy mismo el segundo más grande de Europa, y contaba con unos 30.000 clientes de vacaciones en las Islas Canarias. Su quiebra representa un problema para la industria turística nacional, en tanto que España figuraba como el destino predilecto de sus clientes (mayoritariamente británicos). Todo ello a las puertas del invierno, el inicio de la temporada alta en las islas.

Problema. Un turismo  dependiente de los turoperadores (con packs cerrados de alojamiento y vuelo durante una semana o más), una empresa que había encontrado en España un filón y un archipiélago que, gracias a su particularidad geográfica, se había convertido en la región turística por antonomasia durante la mayor parte del año. Son los ingredientes de una indigestión económica. No sólo en Canarias, sino en todo el país: Thomas Cook arrastraba a más de 3,6 millones de pasajeros anuales a las costas españolas, y contaba con 50 hoteles con más de 11.500 habitaciones (su mayor capacidad hotelera).

"Dramático". El gobierno canario ya ha contactado con el Ministerio de Fomento para dar respuesta a la crisis que plantea la quiebra, un "asunto trascendental que requiere un plan de contigencia", en palabras del presidente del archipiélago, Ángel Víctor Torres. Según Las Provincias, entre enero y agosto de este año más de 2,6 millones de turistas habían llegado a las Islas Canarias de la mano de Thomas Cook. La comunidad no atravesaba su mejor momento turístico: el turismo alemán llevaba meses en barrena, cayendo un 24% en agosto respecto a 2018. El británico se sostenía, en parte gracias a Thomas Cook y otros turoperadores.

Ahora el problema se multiplica por dos.

Alternativas. La bancarrota de la compañía británica augura malas perspectivas para la industria turística española a corto plazo, en un contexto de desaceleración del turismo. 2018 registró un máximo histórico de 82 millones de visitantes, pero en 2019 el flujo se ha reducido un 1,65%. En parte por los titubeos económicos de Europa, en parte porque España había tomado prestados a millones de turistas de otros destinos (Norte de África, Turquía), la industria local sigue siendo muy dependiente de los turistas británicos y alemanes. Los segundos llevan meses en caída, y ahora los primeros, entre la desaparición de Thomas Cook y la posibilidad de un "no deal", podrían seguir su camino.

España afronta ahora las externalidades negativas de su hiperdependencia del "sol y playa".

El resto. No es un problema exclusivo de España. Como apunta la corresponsal del New York Times en la Unión Europea, la economía de Grecia podría sufrir un duro golpe, en especial por al deuda contraída por el turoperador con los negocios locales. Pérdidas de "varios millones de euros", en palabras del representante de los hosteleros griegos, incluyendo las reservas extendidas hasta mediados de octubre. La situación es similar en Chipre, muy dependiente del turismo europeo y de Thomas Cook (aportaba el 8% de sus visitantes anuales, casi una décima parte) para la recuperación de su economía. Es un golpe gigante al turismo europeo.

Imagen: Fabrizio Gandolfo/Commons

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir