Publicidad

China posee la alta velocidad más larga del mundo: así se ha hiperconectado en menos de 15 años

China posee la alta velocidad más larga del mundo: así se ha hiperconectado en menos de 15 años
17 comentarios

China ha pasado de no tener ni un centímetro de vías de tren de alta velocidad a poseer la red de ferrocarriles de alta velocidad más larga del mundo. Durante los últimos 15 años, el país asiático ha agregado más de 38.000 km a su red de trenes de alta velocidad (HSR), con una longitud total que supera con creces al resto del mundo unido. La velocidad de sus trenes ha aumentado de un máximo de 200 km/h a casi 400 km/h, la más rápida del mundo. Y planea crecer más en el futuro.

La red más extensa. El tren de alta velocidad de China se ha convertido en una hazaña milagrosa, ya que ha aumentado su longitud desde los 800 km en 2007 hasta los más de 38.000 km en 2020. La alta velocidad china ha llegado a todas las divisiones administrativas chinas menos al Tíbet, debido a dificultades orográficas y climáticas, y a Mongolia Interior, aunque a esta última región llegará pronto con la extensión de la línea Pekín-Zhangjiakou, construida para los JJOO de Invierno de 2022. Según el informe Desarrollo del ferrocarril de alta velocidad de China, publicado por el Banco Mundial en 2019, el kilometraje de la red de ferrocarril de alta velocidad de China excede el kilometraje total del resto de países del mundo juntos.

No sucede lo mismo en el sistema ferrocarril regular. En total, China cuenta con una red ferroviaria total de 141.000 km, contando la de alta velocidad y la regular. Todo EEUU tiene una red de 202.500 km. Y toda Europa tiene una red de alrededor de 235.000 km.

Evolución. A finales de 2018, el ferrocarril de alta velocidad chino alcanzó los 29.000 km, ya convirtiéndose en el más largo del mundo. El año pasado, el país construyó más de 5.000 km de rieles de alta velocidad para conectar más destinos, aumentando a 35.000 km y manteniendo el primer récord mundial: en total supone el 70% de la longitud global de los ferrocarriles de alta velocidad en todo el planeta. Durante este 2020, China ha construido más de 2.000 km de nuevas líneas de alta velocidad para completar la red. La mayoría de las grandes ciudades ya están conectadas: Beijing, Shanghai, Xian, Guilin, Chengdu, Chongqing, Hong Kong, Hangzhou, Guangzhou, Shenzhen, Kunming, Guiyang, etc.

Superando los objetivos. El Plan Ferroviario a Mediano y Largo Plazo (MLTRP) que estableció el país asiático en 2004 preveía que, para 2020, la infraestructura ferroviaria nacional aumentaría a 100.000 km, de los cuales 12.000 km serían de alta velocidad y se establecerían cuatro corredores horizontales y cuatro verticales para unir las principales ciudades. Pues bien, la estructura de la red se ha expandido a ocho corredores verticales y ocho horizontales, diseñados para complementarse con más enlaces ferroviarios regionales e interurbanos y la extensión alcanzada ha sido triplicada. Cifras que superan con creces lo que se planteó aquel año. Ahora, el ferrocarril de alta velocidad llega a más del 80% de las ciudades grandes y medianas, a veces con tiempos de viaje de entre una y cuatro horas.

Harmony. En 2017 el país lanzó el tren más veloz del mundo, conocido como 'Fuxing' o 'Harmony', que viaja a un máximo de 350 km/h, reduciendo el tiempo de trayecto entre Beijing y Shanghái a menos de seis horas. Pero no es nada comparado con lo que están planeando para el futuro. La compañía estatal China Railway Rolling Stock Corporation (CRRC), que es el mayor proveedor mundial de equipos de transporte ferroviario, presentó el primer prototipo de su próximo tren Maglev, el cual será capaz de alcanzar una velocidad máxima de 600 km/h. Por poner un ejemplo: en hacer la ruta Beijing-Shanghái con el nuevo Maglev tardaríamos aproximadamente 3,5 horas. Esto era impensable hace unos años.

Se calcula que en una década los trenes bala chinos han llevado a 7.000 millones de viajeros. Para que os hagáis una idea: si se juntaran todos los billetes vendidos en un año en China podrían dar siete u ocho vueltas a la Tierra.

Los costes. En comparación con los países de todo el mundo, las tarifas de los trenes de alta velocidad de China son las más bajas y los costes de construcción son aproximadamente dos tercios de los costes de construcción de otros países. El tren de alta velocidad de China ha costado hasta ahora entre 13 y 17 millones de euros por km, a pesar de que tiene una alta proporción de viaductos y túneles más costosos. En los países de Europa, el coste del km se sitúa entre los 20 y 31 millones de euros, mientras que en California, el único estado de EEUU que planea actualmente una línea de alta velocidad, es más de 45 millones/km. La media en España es de 25 millones de euros, sin contar los casos en los que hay que hacer túneles, donde la cifra se puede disparar hasta los 40 millones.

Mapa: Travel China Guide

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio