China ya es la primera taquilla mundial. Así está destronando su industria del cine a Hollywood

China ya es la primera taquilla mundial. Así está destronando su industria del cine a Hollywood
7 comentarios

Los cimientos de la industria cinematográfica se tambalean en una era marcada por una pandemia brutal que ha afectado al mundo en muchos sentidos. Pero los países que antes han conseguido salir de esta oscura espiral como China parecen estar combatiendo el bloqueo cultural y llenando las salas, haciéndose con el liderazgo mundial. Y las cifras lo demuestran. En 2020, la taquilla del gigante asiático superó por primera vez a la de Estados Unidos. Hollywood ha sido destronado y China tiene un plan ganador.

El batacazo de Hollywood. Como era de esperar, las salas de cine de casi todo el mundo han estado cerradas la mayor parte del año. Los estrenos de algunas películas cancelados o retrasados. Como ya veníamos contando en Magnet, el negocio se ha desplomado de manera tan estrepitosa que la venta de entradas ha pasado de 9.300 millones de euros en 2019 a 2.300 millones de euros en EEUU durante 2020, su nivel más bajo en cuatro décadas.

El despegue de China. Mientras todos los países echaban el candado a las salas, China se recuperaba del azote pandémico volviendo poco a poco a la normalidad. Durante esta época de hundimiento la taquilla occidental logró aminorar su caída. En 2020 ingresó 2.500 millones de euros. Esto supone un 68% menos que el año anterior, pero suficiente para colocarse por encima de los 2.300 millones de dólares de EEUU, que se ha dejado casi un 80%, según datos de la consultora ComScore. La lista continúa, por orden y a mucha distancia, con Japón, Reino Unido, Corea del Sur e India. La taquilla española, por comparar, ingresó 169,7 millones de euros en 2020, en estimaciones de ComScore.

¿Por qué? La gestión del coronavirus ha sido diferente en cada país y este despegue puede basarse en la caída de contagios que ha experimentado el país asiático en los últimos meses. Las autoridades chinas cifran en 100.000 los casos de Covid hasta el día de hoy. Si comparamos con EEUU, entendemos lo que sucede. El país americano tiene cada día casi 280.000 casos de contagio. Sí, cada 24 horas.

Con esto, China se ha permitido la posibilidad de abrir los espacios públicos: centros comerciales, grandes almacenes y calles principales. Las pantallas han vuelto a iluminarse y las butacas a llenarse. Ya no se acuerda nadie de aquel 23 de enero, cuando las salas de todo el país echaron el cierre en el momento que el gobierno chino aisló a la ciudad de Wuhan. Y desde entonces han recuperado la actividad con un protocolo escalonado: 30% como aforo máximo en julio, 50% en agosto y 75% en septiembre.

La película ganadora. A todos estos acontecimientos hay que sumar otro fenómeno que nadie imaginaba: Ba bai —o Los Ochocientos, en su título traducido—. Esta película china se ha convertido, por primera vez en la historia, en la película más taquillera del mundo. Un drama que recrea la heroica resistencia de un grupo de soldados nacionales ante el avance de las tropas imperiales japonesas sobre Shanghái en 1937 ha superado todas las expectativas. Ha recaudado la friolera de más de 370 millones de euros, sobrepasando a la cinta hollywoodense que se situaba en el podio de 2020, Bad Boys for Life, protagonizada por Will Smith y Martin Lawrence, que con su estreno en enero logró menos de 350 millones.

Pero si comparamos con el año pasado, los datos son muy tristes. Vengadores: Endgame, lideró la taquilla mundial en 2019 con 2.300 millones de euros, según la web especializada Box Office Mojo.

Cine chino para chinos. Otro de los motivos del declive de Hollywood es cómo evoluciona el consumo de su cine en los países asiáticos. Si analizamos cuáles fueron las 10 películas más vistas de 2020 en China vemos que fueron de origen chino. Podríamos decir que la calidad de la cartelera nacional ha aumentado, aunque su dominio todavía se fundamenta en un marco legal restrictivo con los títulos internacionales.

¿Esto que quiere decir? Pues que la normativa vigente establece que solo se pueden estrenar 34 largometrajes extranjeros al año y el porcentaje de ingresos para sus productores está limitado al 25% de la taquilla. Esto explica por qué las películas importadas apenas representaron un 16% del mercado el año pasado. Y lo cierto es que China aún no se ha centrado en el mercado estadounidense. Históricamente, la industria china en los últimos 20 años se ha centrado mucho en construir su mercado interno y su producción. Que no os extrañe que en unos años conquisten las salas de gran parte de Occidente.

¿Qué implica? Pues que los grandes estudios van a tener que ponerse las pilas para poder llegar a la pantalla china y hacerlo con impacto. Si solo pueden filtrarse varias películas en esa pequeña grieta del sistema, van a tener que pegar fuerte. Uno los intentos más sonados fue la adaptación de Mulán: un desastre de gestión que debutó directamente en la plataforma de VOD de Disney+ por un precio desorbitado y con peores resultados de los previstos. Aun así, supuso el segundo estreno internacional más exitoso de la temporada, con 35 millones de euros, por detrás de Tenet, la última obra de Christopher Nolan, y sus 57 millones.

El avance de Netflix. Las plataformas de VOD tendrán mucho que decir en el futuro. Y Netflix tiene ya un plan maestro para acabar de desbancar a Hollywood y en general a la industria cinematográfica como la conocíamos. Habiendo duplicado su beneficio en el primer trimestre del año hasta los 709 millones de dólares, ahora quiere reunir al all-star americano en todo su esplendor y sorprender al mundo. Ha prometido estrenar semanalmente al menos una película en su plataforma durante 2021. Esto es más de 70 títulos  con los mejores actores y cineastas del mundo.

Como sea, la industria cinematográfica ha cambiado para siempre. La llegada de una pandemia ha roto los tradicionales métodos de consumir cine. Aquellos fines de semana en el centro comercial con la familia yendo a ver la nueva de Pixar parece ya una ilusión. La incursión de las plataformas VOD ha moldeado nuestros hábitos y la forma de consumir el séptimo arte. Y mientras, China vive su inesperada era dorada.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio