Publicidad

Un cielo low-cost: las aerolíneas de bajo coste saldrán aún más reforzadas del coronavirus

Un cielo low-cost: las aerolíneas de bajo coste saldrán aún más reforzadas del coronavirus
8 comentarios

El cierre de fronteras decretado por las principales naciones del mundo tuvo un impacto dramático e inmediato en la salud financiera de las aerolíneas. De la noche a la mañana, estandartes nacionales como British Airways o Lufthansa requirieron de gigantescos paquetes de rescate por sus respectivos estados. Su supervivencia estaba en entredicho. No había pasajeros. Las perspectivas eran oscuras.

En un contexto de escasez y adaptación, quienes parecen destinadas a sobrevivir son... Las aerolíneas low-cost. No rescatadas.

Más aptas. Lo sugiere Quartz en este reportaje: mientras el valor de compañías como Wizz Air o Ryanair ha crecido entre un 40% y un 34% desde que tocaran fondo a mediados de mayo, el de aerolíneas de carácter nacional, favorecidas por sus gobiernos, como es el caso de Norwegian, ha caído hasta un 90% en lo que llevamos de año. Los inversores están priorizando empresas nítidamente rentables.

Motivos. Tiene que ver tanto con su modelo de negocio como con el peso del rescate. Air France-KLM ha aceptado préstamos conjuntos de los estados francés y holandés por un valor superior a los $11.000 millones. Lufthansa ha recibido alrededor de $10.000 millones del estado alemán, ahora propietario del 20% de la compañía. Alitalia está a un paso de la nacionalización completa. Las grandes aerolíneas estadounidenses recibirán un paquete de $25.000 millones en ayudas federales.

Reestructura. Todo esto obligará a enormes reestructuraciones internas. Los préstamos son deudas. Y las deudas se pagan. British Airways ya ha anunciado el despido de 12.000 trabajadores. Air France eliminará hasta 8.000 puestos de trabajo. Lufthansa podría dejar en la calle a 22.000 empleados. Ningún inversor tiene interés en apostar su dinero a empresas cuya viabilidad económica es difícil a corto plazo.

Modelo. Tiene que ver también con las particularidades de unas y otras aerolíneas. Como explica un experto en Nikkei Asian Review: "Una vez regresen los vuelos, las aerolíneas tendrán que ofrecer descuentos para que la gente regrese a sus aviones. Van a tener que vender billetes más baratos para estimular la demanda". ¿Y qué aerolíneas, por defecto y diseño, están mejor preparadas para tirar precios?

No las abanderadas nacionales. El negocio de Air France-KLM, Lufthansa o IAG depende en mayor medida de viajes de negocios y trayectos largos y costosos. La clase de actividad que se recuperará más tarde. Si algo evidencia el experimento piloto de las Islas Baleares es que el turismo estacional y de distancias cortas regresará de forma inmediata. Y ahí Ryanair o Wizz Air son mucho más competitivas.

Deslealtades. No significa que las low-cost no atraviesen problemas. Ryanair, por ejemplo, ha accedido a un paquete de ayudas habilitado por el Banco de Inglaterra. La diferencia es el montante (más pequeño, de unos $730 millones) y el trato de favor: se trata de líneas de crédito abiertas a todas las compañías que cumplan los criterios establecidos. No de rescates específicos diseñados por el gobierno nacional.

Para hacernos una idea: los rescates de Air France-KLM y Lufthansa equivalen al valor de mercado total de Ryanair (unos $13.000 millones). De ahí las amargas quejas de Michael O'Leary. Lleva razón. Pero igualmente su compañía saldrá más reforzada de esta crisis.

Imagen: Kevin Hackert/Flickr

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios