Publicidad

Cisma en el Colegio de Psicología: cientos de profesionales se rebelan por su ambigüedad frente a las pseudociencias

Cisma en el Colegio de Psicología: cientos de profesionales se rebelan por su ambigüedad frente a las pseudociencias
33 comentarios

Publicidad

Publicidad

La cosa anda revuelta en la psicología española durante las últimas semanas. Centenares de psicólogos están organizándose contra su propio Colegio Oficial y contra la posición de este frente a las Pseudociencias. "Merecemos una psicología basada en la evidencia y que el CGCOP vele por ello", dicen en un manifiesto que en pocas horas lleva ya más de 600 firmas.

Hoy por hoy, el 45.3% de los españoles cree que la psicología no es lo suficientemente científica. Sin embargo, esta "revuelta psicológica" no solo es producto de una mayor sensibilidad social frente a las pseudoterapias. Se trata también de la profunda crisis de credibilidad por la que pasan unos Colegios Profesionales incapaces de comprometerse sinceramente con la psicología científica.

¿Qué ha pasado? El 2 de diciembre el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos presentó sus aportaciones al Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez. En el comunicado se lamentaban de que "la mayor parte de las aportaciones que realizamos no fueran tenidas en cuenta, fundamentalmente las referidas a la consideración de determinados modelos de intervención psicológica como terapias sin evidencia científica". Ahí empezó la polémica.

El Plan contra las Pseudoterapias Efectivamente, los Ministerios españoles de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y de Ciencia, Innovación y Universidades llevan un tiempo trabajando en un plan de acción para combatir las pseudociencias y sus efectos. A mediados de diciembre, el Gobierno puso a consulta pública el borrador del Decreto que implementaría legalmente ese plan. Ahí ha sido cuando el Colegio de Psicólogos ha considerado que el Plan incluía terapias psicológicas que no debían considerarse pseudociencias.

Líneas de demarcación: Uno de los principales escollos a la hora de regular las pseudociencias es la definición de una línea que demarque claramente qué es una pseudociencia y qué no. Por ejemplo, la lista de terapias pseudocientíficas de la APETP lleva años levantando polémica porque incluye cosas como la 'psicología positiva' que son ampliamente consideradas como áreas de investigación legítimas. Por lo tanto, sin más contexto, era posible entender el comunicado del CGCOP como una protesta ante un criterio de demarcación mal diseñado para el mundo de la psicoterapia.

No se ha entendido así Pero un buen número de psicólogos no lo ha entendido así. A juzgar por los comunicados de varias sociedades científicas y un manifiesto que hasta el momento tiene más de 600 firmas, se trata de "una afirmación errónea y extremadamente preocupante viniendo de un órgano que, entre otras responsabilidades, debe velar por la calidad de la enseñanza y la práctica de la psicología en todos los ámbitos".

Durante años, los Colegios Oficiales no se han caracterizado por ser actores beligerantes en la lucha frente a la pseudociencia y eso, ahora, se está volviendo en su contra. Los firmantes del manifiesto "solicitamos a la junta directiva del CGCOP que retire las enmiendas presentadas al borrador del Gobierno" y "que abra un debate [...] para exigir a los profesionales que se alejen de enfoques y pseudoterapias que, independientemente de su popularidad, no han mostrado efectividad".

Imagen | Science March

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir