Compartir
Publicidad

Cómo es posible que los Oscar se equivocaran entregando el sobre de la mejor película

Cómo es posible que los Oscar se equivocaran entregando el sobre de la mejor película
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Warren Beatty y Faye Dunaway aparecen en el escenario de la gala de los Oscar, todo pompa y brillantina, dispuestos a entregar el premio a "mejor película", el último y más esperado de la noche. Tras las introducciones pertinentes, Beatty abre el sobre y no dice nada. Rebusca en el interior sin éxito y duda sobre qué hacer. "Y el premio va para...", se calla, mira al vacío, mira a Dunaway. No sabe qué hacer.

Dubitativo, claramente ante una situación paranormal, le pasa el marrón a Faye Dunaway. Dunaway, con menos miramientos, exclama: "La La Land". Fue el punto álgo de uno de los errores más sonados de la historia de los Oscar.

¿Qué había pasado? Al cabo de dictarse su nombre, la indignación recorrió parte de las redes sociales. Era inconcebible que una película blanda y con un punto individualista y amargo superara la historia terrible pero dulce de la homosexualidad en los suburbios afroamericanos de Florida. Era otro ejemplo de #OscarSoWhite. Pero no lo era. La película ganadora era Moonlight, en realidad, y los productores de La La Land lo descubrieron sobre el escenario. La cara de Chazelle fue todo un poema.

¿Simulacro de tongo o error humano?

Aunque las sospechas sobre la intentona golpista nunca se van a evaporar del todo, hay una explicación razonable al desastre desatado.

Primero: Warren Beatty y Faye Dunaway jamás tuvieron en sus manos el sobre a "la mejor película". Al contrario, y como las capturas posteriores han demostrado, Beatty recibió el sobre a "la mejor actriz". Por eso Beatty rebuscaba en el sobre una vez abierto: porque su papeleta no entregaba el premio a ninguna película, sino a Emma Stone, que ya había recibido su galardón. Cuando le pasa la patata caliente a Dunaway, esta lee "Emma Stone, La La Land", y consciente o inconscientemente se queda con la última línea.

En el audio original de la gala se escucha a Beatty decir de fondo "pero pone Emma Stone".

¿Cómo llega a Warren Beatty el sobre a mejor actriz si ya se había entregado? Porque hay dos sobres a la mejor actriz. En realidad, hay sobres por duplicado de todas los premios y candidaturas de la gala.

El motivo es de seguridad. Al margen de los académicos, sólo dos personas conocen quiénes son los ganadores antes de la gala: Martha Ruiz y Brian Cullinan. Ambos son empleados de PricewaterhouseCoopers, la auditora a la que la Academia encarga la gestión de la entrega de los sobres en el más total y absoluto de los secretos. Ruiz y Cullinan portan cada uno un maletín con todos los premiados, 24, por lo que hay en total 48 sobres.

Ruiz y Cullinan observan la gala desde los laterales del escenario, y han memorizado todos los ganadores para supervisar sin necesidad de listas (que se pueden perder y acabar en las manos erróneas) que todo transcurre según lo estipulado. En caso de que un presentador decida inventarse el ganador o de que se entregue el sobre incorrecto, como inesperadamente ha sucedido, avisan a los directores de la gala para subsanarlo.

¿Por qué 48 sobres? Como ya hemos dicho, por seguridad: ambos llegan a la gala por separado y, en caso de que alguno por el motivo que fuere perdiera el maletín (o se perdiera él mismo) siempre había otro esperando en el Teatro Dolby.

Por eso Emma Stone explicaba confusa que no entendía cómo Beatty podía tener su sobre, si ella lo había mantenido durante el resto de la noche. No surgía de la nada, sino del otro maletín de uno de los dos custodios de PricewaterhouseCoopers.

¿Y cómo llega un sobre equivocado a Beatty?

Ese es el gran misterio.

En algún momento, la cadena de transmisión falló. Ya fuera desde Ruiz y Cullinan al staff de la gala de los Oscar, ya fuera porque los maletines habían mezclado los sobres desde el principio. De momento no se sabe.

Lo que sí se sabe es que el sistema "a prueba de balas" hizo aguas por culpa de La La Land. Como explican en Vox, nada de esto hubiera sucedido si el premio a la mejor actriz hubiera ido a parar a una película no nominada a la mejor película (Natalie Portman en Jackie, por ejemplo). Beatty y Dunaway se hubieran dado cuenta del error de forma inmediata. En su lugar, fue a parar a La La Land, que era la enorme favorita. Pese al error, parecía lógico.

Algo parecido debió suceder entre los organizadores de la gala: sólo cuando los miembros de La La Land habían acabado sus discursos y al punto de cerrar la ceremonia se notificó el error, en directo, sobre el escenario, para pasmo de todo el mundo. Se tardó demasiado, al contrario de lo que presumían Ruiz y Cullinan, en identificar el error.

Tongo o no (Dunaway parecía muy convencida de "La La Land, mejor película", pese a que tuvo que leer necesariamente "Emma Stone" un centímetro más arriba, como Beatty le recordó), el propio equipo de La La Land anunció que la ganadora era Moonlight en cuanto lo supieron. Fue el único gesto profesional y honrado en un cúmulo de catastróficas desdichas.

En Blogdecine | Lista completa de ganadores de los Oscar 2017

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos