Compartir
Publicidad

Cómo se ha convertido Finlandia, el país del alcoholismo y los -20º C, en el más feliz del mundo

Cómo se ha convertido Finlandia, el país del alcoholismo y los -20º C, en el más feliz del mundo
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué es la felicidad? La pregunta a menudo implica un valor subjetivo, pero también es un atributo de la vida ponderable con técnicas científicas. Es lo que ha hecho la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (Sustainable Development Solutions Network) de Naciones Unidas en su nuevo y flamante informe: el 2018 World Happiness Report (PDF), o el ránking mundial de la felicidad. Y los ganadores son los sospechosos de siempre: los países nórdicos.

El galardón este año ha ido a parar a Finlandia, quizá el más discreto de sus pares escandinavos. La noticia tiene cierta miga, dado que Finlandia era hasta hace escasos años una dependencia del Imperio Ruso no muy desarrollada, víctima de la última gran hambruna causada de forma natural en el continente europeo y consumida en una guerra civil sanguinaria que costó la vida a decenas de miles de personas. Escasos cien años después, es el lugar más bondadoso del mundo.

¿Cómo? No hay una respuesta sencilla (y no será por libros que lo hayan intentado), pero una forma de entender su peculiar éxito es analizando cómo mide la felicidad el informe. Antes que una valoración meramente subjetiva a partir de percepciones propias, los investigadores cruzan encuestas realizadas durante los dos últimos años por Gallup y datos macroeconómicos como el PIB per cápita. El resultado, como no podría ser de otro modo, es muy familiar.

En la parte alta de la tabla compiten entre sí Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Suiza, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Países Bajos e Islandia, el decálogo de países que sistemáticamente puntúan más alto en el Índice de Desarrollo Humano, en los ránkings de estados menos corruptos y mejor gobernados, y en las clasificaciones de rincones del mundo con mejor salud, más oportunidades laborales y menor riesgo de caer en la pobreza.

Finlandia Pais Mas Feliz La viva imagen de la felicidad, lo creas o no. (Pexels)

No es de extrañar, pues, que sean los mismos países que copan el top ten de la Felicidad Mundial. En gran medida porque el sistema de puntuación también tiene en cuenta todos los anteriores elementos a la hora de elaborar la clasificación. Así, el listado final es una mezcla de elementos objetivos (PIB per cápita, esperanza de vida, bienestar general) y de respuestas a las encuestas sobre la felicidad realizadas por Gallup a nivel mundial durante los últimos años (más subjetivo).

La felicidad estructural vs. el modo de vida

Entre otras, las cuestiones rotan en torno a aspectos muy concretos de la vida diaria. Una parte del ránking se modula en función de las respuestas a "Si estuvieras en problemas, ¿tienes amigos o familiares que puedan ayudarte en caso de que lo necesites?", "¿Está la corrupción muy extendida en tu país?", "¿Estás satisfecho con tu libertad para la elección en tu vida?" o "¿Has donado a la caridad en el último mes?". Las respuestas se indexan en parámetros como el "apoyo social", la "generosidad" o la "libertad para tomar decisiones".

La suma de todos los factores resulta en el ránking. El informe también incluye las series de Gallup sobre felicidad, risa y disfrute (literalmente preguntas sobre cuánto tiempo pasamos riendo y disfrutando a lo largo de nuestra vida). Las preguntas se dirigen, pues, a aspectos estructurales de la vida, cuestiones que están íntimamente ligadas al nivel de desarrollo y de bienestar global que han obtenido los estados en los que vive cada persona. Y ya sabemos cuáles son los mejores.

Finlandeses Felices Los finlandeses tienen más oportunidades para desarrollar su vida en plenitud que el resto de las personas del mundo. Por eso son más felices, al margen de aspectos más triviales como "el modo de vida". (Pixabay)

El caso de Finlandia, en cualquier caso, puede parecer peculiar: en los países mediterráneos y latinos el concepto "felicidad", al menos su percepción popular, no incluye inviernos árticos a -25º C y una tasa de alcoholismo muy superior a la de cualquier país. Este último es un aspecto inquietante del éxito de Finlandia, en cualquier caso, dado que sus tasas de consumo de alcohol y de graves enfermedades asociadas a este son más similares a las de Bielorrusia que a las de Bélgica. De forma relacionada, sus tasas de suicidio también son muy superiores a la media.

Para el informe, las valoraciones subjetivas sobre el mayor o menor grado de disfrute de nuestro modo de vida (recordemos: nadie pasa más tiempo bebiendo y comiendo en compañía que los mediterráneos) es indiferente porque no son científicas. A la hora de medir la felicidad en términos macros, los datos a ponderar son aquellos que sí miden el "bienestar" y la percepción del mismo de forma objetiva (aunque la selección de parámetros del listado, como la "generosidad", sea discutible).

Un aspecto interesante de la versión de 2018, de hecho, es su fijación en el grado de "felicidad" percibido o real de las comunidades migrantes en todos los países del mundo. El hallazgo revela hasta qué punto la valoración global de la felicidad es más importante que otros aspectos más banales: en países como Finlandia, Canadá o Suecia, los inmigrantes se reconocían más felices (al margen de su procedencia) que en otros países. Porque la felicidad es estructural.

Por ahí el éxito de los países nórdicos, y de Finlandia en particular, es nítido: son los mejores lugares para vivir la vida que quieres vivir y estar satisfecho con ella. Al final es lo relevante. Pese al frío.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos