Publicidad

Cristiano Ronaldo se libra del juicio por presunta violación. La fiscalía no ve pruebas suficientes

Cristiano Ronaldo se libra del juicio por presunta violación. La fiscalía no ve pruebas suficientes
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Justo cuando se cumple una década de los hechos supuestamente ocurridos, la Fiscalía del condado de Clark, con jurisdicción sobre Las Vegas, pone fin a la investigación por presunta agresión sexual que pesaba sobre el astro. La legislación de Nevada permite que los casos de violación abiertos anteriormente no puedan cerrarse, razón por la que el caso se reabrió a mediados de 2018. Pero los funcionarios acaban de sentenciar que las acusaciones "no pueden probarse sin que haya lugar a dudas", tal y como requiere la ley. CR7 se libra de la denuncia, que queda desestimada.

Cuáles eran los antecedentes: una aspirante a modelo, Kathryn Mayorga, dijo haber sido violada por Ronaldo en junio de 2009. La mujer hizo una denuncia formal, pero en su momento no dio a la policía la identidad del agresor. Meses más tarde firmó un acuerdo extrajudicial y confidencial con los abogados del futbolista, por el que recibió 375.000 dólares. En agosto de 2018 Mayorga contactó a la Policía de Las Vegas y pidió que se reabriera el caso dando el nombre de su supuesto asaltante. Al poco tiempo contó la exclusiva en Der Spiegel, y desde entonces estaba el proceso pendiente.

Y qué ha ocurrido. Tras la denuncia, la policía de Las Vegas reabrió el caso. No ha sido hasta el pasado 8 de julio de 2019 que se trasmitió la investigación a la Fiscalía del condado de Clark. Han respondido ayer mismo, afirmando que, dada la información con la que cuentan en este momento, no se presentarán cargos contra el jugador por no poder ser demostrable la acusación más allá de la duda razonable. 

En junio de 2019 los propios abogados de Mayorga también retiraron la demanda por violación, aunque no se ha filtrado si el futbolista habría llegado a un acuerdo extrajudicial con ellos. El juicio tuvo dos puntos de interés: primero la filtración en el cambio de la declaración de Ronaldo, que primeramente sí hablaba de relación de abuso y después no; y segundo, el requerimiento de una prueba de ADN para ver si coincidía el del Balón de Oro con el del agresor. Nunca se filtró a prensa si se consiguió obtener, aunque sí había sido solicitada.

Otros nones para Ronaldo: en 2016 los abogados del portugués denunciaron a Der Spiegel, pero no por las filtraciones sobre su supuesta violación, sino por sus informaciones sobre la evasión fiscal, conocidas como Football Leaks. Al estar basadas en documentos obtenidos por hackers, los abogados defendían que era una invasión de la intimidad, pero en abril de este año los jueces han dado la razón a la revista germana. A raíz del reportaje de Mayorga, los representantes legales de CR7 también amenazaron con denunciar de nuevo por estos hechos a la revista.

¿Y qué consecuencias ha tenido la acusación para las cuentas del millonario? A finales de 2018 tanto EA como Nike amenazaron con retirar los acuerdos publicitarios con el futbolista, cosa que finalmente no hicieron. Tampoco ninguna de las decenas de marcas de sponsorización cortaron relación con el astro. En octubre de 2018, justo en mitad de la tormenta, se supo que Ronaldo había salido de la lista de convocados de la selección portuguesa. Durante la controversia la Juventus perdió un 17% de su valor en bolsa, menos que lo caído por la eliminación del equipo en cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA. 

Con cifras de 2018, el año que podía haber afectado a sus cuentas debido a la acusación, es el tercer atleta mejor pagado del mundo, después del boseador Floyd Mayweather y el futbolista Lionel Messi.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir