La desinformación y los bulos ya corrían a sus anchas durante la pandemia. La vacuna sólo lo ha acrecentado

La desinformación y los bulos ya corrían a sus anchas durante la pandemia. La vacuna sólo lo ha acrecentado
32 comentarios

Desde el inicio de la pandemia, las redes sociales han intensificado sus políticas contra una amenaza gigantesca: la desinformación del coronavirus. Cientos de miles de ‘fake news’ sobre el virus se extendieron como la pólvora en Internet desde Marzo hasta hoy. Ahora, con el lanzamiento de una vacuna a la vuelta de la esquina, la desinformación ha alcanzado el pico de toda la pandemia. Miles de cuentas falsas y bulos están aprovechando las ya existentes dudas de la sociedad a la hora de inmunizarse para compartir con éxito afirmaciones engañosas que intentan desalentar aún más a la vacunación.

Medidas. En total, Facebook ha eliminado 12 millones de publicaciones en su plataforma y en Instagram, y agregó etiquetas de verificación de datos a otros 167 millones de publicaciones sobre el coronavirus. Twitter asegura que ha reducido la difusión de información engañosa en un 29% impidiendo que retuiteemos un mensaje que haya sido etiquetado como "dudoso" o notificando al usuario que le ha dado a "me gusta" a un tuit que previamente haya sido marcado como poco fiable. Pero no ha sido suficiente para frenar la avalancha de desinformación que todavía campa a sus anchas en las redes.

Crear el caos. Este gráfico de VineSight, una empresa de seguimiento de información falsa, muestra el aumento de retuits de contenido engañoso sobre la vacuna contra el Covid en Twitter. Si nos fijamos, se ha incrementado más del doble desde septiembre, ahora que la decisión pública de vacunarse o no ha llegado a los hogares.

Gráfico que muestra el aumento de retuits de noticias falsas sobre la vacuna en Twitter.
Gráfico que muestra el aumento de retuits de noticias falsas sobre la vacuna en Twitter.

Además, datos de Zignal Labs revelan que, entre el 8 y el 14 de diciembre, hubo casi 30.000 menciones sobre un bulo que afirmaba que el Partido Comunista Chino tenía vínculos con la fabricación de las vacunas. Otro caso: más 90.000 menciones sobre el bulo de que las vacunas pueden causar parálisis de Bell, una afección que causa que algunas partes de la cara se deterioren, después de que cuatro participantes en el ensayo de la vacuna Moderna contrajeran la enfermedad.

Un océano de bulos. Pese a los esfuerzos de las grandes compañías, Internet ya está plagado de contenido que se alimenta de sembrar las dudas sobre las vacunas contra el Covid. Por si no fuera suficiente ya la indecisión de muchas personas a recibirlas. Publicaciones que sugieren que la vacunación es parte de un plan de los gobiernos o incluso bulos que afirman que la vacuna tiene efectos secundarios severos: desde causar esterilidad, hasta que puede producir un cambio en el código genético del ADN.

De hecho, varias cuentas en Facebook se lanzaron a afirmar que la vacuna puede ser mortal al dejar al paciente sin protección contra la radiación electromagnética del 5G. Algunas teorías de la conspiración arguyen en redes sociales que las vacunas son nada más y nada menos que una herramienta para que el fundador de Microsoft, Bill Gates, nos introduzca un chip y poder controlarnos. Una de las últimas perlitas que hemos podido ver era un mensaje que advertía de que las vacunas provocan “daños cerebrales y en el flujo sanguíneo” al ser aplicadas en niños.

Aumentar las dudas. Y todo esto puede tener un impacto en una sociedad donde ya existen serias dudas por parte de la población a vacunarse. Las encuestas más recientes en España del CIS indican que la cantidad de españoles que desean recibir la vacuna ha aumentado hasta aproximadamente el 80%, pero solo el 24,1% lo haría lo antes posible. De hecho, ya el 36,9% opta por esperar un tiempo antes de hacerlo, un 20,6% solo se pincharía de ser estrictamente necesario y el 13,1% ni se plantea hacerlo. La mayoría por temor a efectos adversos.

En septiembre, hace apenas tres meses, el número de personas que estaba segura de querer vacunarse lo antes posible era del 44%. Esto quiere decir que la predisposición ha menguado un 20% en tan solo tres meses. La ciudadanía no está plenamente segura de querer inmunizarse contra el Covid y si se añade más leña al fuego con noticias falsas, esto podría acabar peor.

Más antivacunas. El informe The Anti-Vaxx Industry: How Big Tech powers and profits from vaccine misinformation del Centro para la Lucha contra el Odio Digital afirmó que las cuentas del movimiento antivacunas han conseguido 7.8 millones más de seguidores desde 2019. Asimismo, el CCDH señala que 31 millones de personas siguen a grupos antivacunas en Facebook, mientras que otras 17 millones se han suscrito a cuentas similares en YouTube, resultado de la marea de bulos que se están vertiendo en los últimos meses en las redes sociales.

No hay vuelta atrás. Lo cierto es que nos encontramos en un punto de no retorno. Y como otro virus más, las noticias falsas ya se ha extendido en todo el mundo. Un equipo de investigadores de Oxford analizó más de un millón de vídeos sobre el coronavirus publicados en YouTube durante varios meses en plena pandemia —entre octubre de 2019 y junio de 2020—. Los autores concluyeron que a pesar de la eliminación automática de videos que infringen sus normas, muchos de ellos acumularon “cientos de miles de visitas” y permanecieron visibles en la plataforma durante semanas antes de ser eliminados. La compañía tardó un promedio de 41 días en eliminar los vídeos con información falsa. La mayoría de usuarios que visualizaron estos vídeos no lo hicieron entrando directamente a YouTube, sino tras ser compartidos en Facebook.

Pero también hay quien sí trabaja en pro de la vacunación. Los líderes y las campañas de salud pública desde las instituciones alentan también a que la ciudadanía se vacune. Y de forma bastante efectiva. Gracias a rostros conocidos (como influencers y famosos) han conseguido reducir el porcentaje de gente temorosa a la vacuna y ejercen de dique de contención contra las noticias falsas.

Imagen: Liam McBurney/AP

Gráfico: Vine Sight / Recode

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio