Publicidad

Dinamarca ha contenido al coronavirus sin mascarillas. Ahora eso podría estar a punto de cambiar

Dinamarca ha contenido al coronavirus sin mascarillas. Ahora eso podría estar a punto de cambiar
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Como tantos otros acontecimientos históricos, el coronavirus ha forjado sus propios mitos. Sucede que los ha consumido a una velocidad inusitada: desde Israel a Portugal, pasando por Suecia, son muchos los países elogiados posteriormente hundidos en rebrotes. Unos pocos han resistido bien. Dos destacan por encima de los demás: Dinamarca y Corea del Sur. Y los dos mantienen una política opuesta en relación a las mascarillas.

No llevar. El caso danés es significativo porque marca la pauta para el resto de países nórdicos. Como vimos en su momento a cuenta de una encuesta de YouGov, el porcentaje de daneses (4%), noruegos (5%), finlandeses (7%) o suecos (6) que llevan mascarilla en sus quehaceres diarios es muy bajo. Las cifras no están actualizadas (datan de mayo), pero contrastan con el entusiasmo de otros países, en especial España o Italia (87%).

Recomendación. La diferencia estriba en la posición de sus respectivos gobiernos. El danés siempre ha mantenido una política muy escéptica respecto a la mascarilla. Las recomendaciones de las autoridades iban en la línea contraria no ya de la obligatoriedad, sino de su uso, al juzgar "incierto" su efecto en el aumento de los contagios, y al descontar ciertas externalidades negativas (relajación de otras medidas de seguridad, como distancias o lavarse las manos) a su imposición.

Suecia y Noruega adoptaron políticas similares. El gobierno noruegos, directamente, publicó un documento donde aseveraba que se necesitarían más de 200.000 personas con mascarillas para evitar un sólo contagio. Un magro resultado, a su juicio, si incluíamos en la ecuación el mayor riesgo de infección al incentivar el contacto facial. En Suecia, el ya controvertido Anders Tegnell no ha recomendado su uso entre la población general ante la "débil" evidencia científica sobre su efectividad.

El giro. Ahora bien, soplan vientos de cambio. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, apareció en la última cumbre del Consejo Europeo con una mascarilla. Fue una imagen llamativa para la mayoría de daneses, ajenos a la prenda. Anunciaba un giro. Dinamarca ha modulado su política de mascarillas: ahora son obligatorias en los aeropuertos y muy recomendadas para aquellas personas sintomáticas o cercanas a pacientes que ya hayan dado positivo.

Como evidencia este reportaje de The Local, la venta de mascarillas en el país ha aumentado, y alcanza hoy máximos. El debate rota incluso en torno a la obligatoriedad. De cambiar las condiciones epidemiológicas, de aumentar los rebrotes y el riesgo... La mascarilla podría tener más peso en la política danesa. Y en la sueca. El propio Tegnell ya se ha abierto a su recomendación, pese a que no serán "una solución óptima".

Evidencia. Entre tanto, un grupo de investigadores daneses ya ha terminado el mayor estudio de campo (6.000 personas) sobre el efecto de la mascarilla en los contagios. Sus resultados se publicarán al mes que viene. Pero uno de sus autores, Henning Bundgaard, médico jefe del hospital Rigshospitalet, puede adelantar algunas conclusiones: "Todos los países que recomiendan mascarillas no han tomado sus decisiones en base a estudios nuevos".

Traducido: espera que Dinamarca no las imponga de forma obligatoria, y cree que las recomendaciones actuales (lavarse las manos, distancia social, aislarse si hay síntomas) son más efectivas, si bien su cumplimiento podría relajarse cuando entren en juego las mascarillas.

Impacto. Entre tanto, su penetración en el resto de países, incluso en aquellos tan hostiles como Reino Unido, ha aumentado. Lo que no significa que haya una correlación clara con el descenso de contagios. Dinamarca, sin mascarillas, ha lidiado con mejor con la epidemia. España, con ellas, se ha vuelto a colocar a la cola del furgón de contagios. Suecia, también sin ellas, está más cerca de España que de Dinamarca. Las mascarillas son un factor más, pero no explican por sí mismas cada caso.

Imagen: Reuters

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios