Publicidad

Mientras tanto en Dinamarca, los visones sacrificados están empezando a salir de sus tumbas

Mientras tanto en Dinamarca, los visones sacrificados están empezando a salir de sus tumbas
9 comentarios

A principios de este mes las autoridades danesas detectaban una cepa del coronavirus muy extendida entre su población de visones. La mutación representaba un riesgo para los humanos y había sido detectada ya en varios centenares de personas. El gobierno decidió atajar el problema. Sacrificaría a sus diecisiete millones de ejemplares a la mayor brevedad posible. El exterminio se aprobó e inició sin amparo legal, lo que, a su vez, abrió una crisis política mayor.

Hoy la saga de los visones daneses continúa. Con zombis.

Brotando del suelo. Durante las últimas semanas, las autoridades danesas han visitado todas las granjas del país recolectando, sacrificando y enterrando a sus visones. Los restos han sido depositados en enormes fosas comunas rociadas posteriormente con desinfectante y cal. Sucede que la descomposición de los cuerpos ha generado gases e inflado los pequeños cuerpos de los animales... Provocando que en algunos casos se expandan y expandan hasta agotar el espacio disponible.

El resultado: un número indeterminado de cadáveres de visón ha comenzado a brotar en la superficie de Dinamarca.

Pesadilla. Las autoridades se han apresurado a explicar que se trata de un desarrollo "normal" de los acontecimientos. El problema es la escasa profundidad de las fosas, excavadas a apenas un metro de la superficie. El regreso de visones de entre los muertos ha espoleado toda suerte de chistes sobre una invasión de zombis infectados con el virus, lo que ha obligado al gobierno a recordar que en ningún caso los animales suponen ya un riesgo (al haber sido desinfectados).

Crisis general. En un inesperado giro de los acontecimientos, los visones siguen suponiendo un quebradero de cabeza para el gobierno incluso desde su tumba. Hace algunos días el ministro de Agricultura y Pesca, Mogens Jensen, se vio obligado a dimitir tras iniciar el sacrificio sin el amparo legal correspondiente. El ejecutivo, en suma, no contaba con ley alguna que justificara el sacrificio de visones sanos, sin contagiar. La cuestión sigue estando a debate hoy en el parlamento danés.

El gobierno, comendado por la socialdemócrata Mette Frederiksen, tuvo que desarrollar una pieza legislativa con efectos retroactivos para cubrirse las espaldas. Algo que la oposición le reprocha ahora.

Más problemas. Los sacrificios fueron ilegales. ¿Y los enterramientos? Algunos expertos han dudado de ello. "No son más que grandes vertederos, y esto no se suele hacer sin un estudio de impacto medioambiental que lo aprobara", ha explicado uno de ellos, Peter Pagh, de la Universidad de Copenhague, a la prensa local. Además, los enterramientos serían contrarios a los planes de contingencia veterinaria, al haberse realizado en las afueras de los municipios.

El gobierno debería haber buscado localizaciones remotas y alejadas de núcleos urbanas, cosa que no ha sucedido. Es una cuestión que preocupa a los vecinos locales, que observan en las fosas comunes un potencial riesgo para el equilibrio ambiental de la zona.

La economía. Si el cauce administrativo escogido por el gobierno está suponiendo tamaño escándalo se debe, en parte, a que los visones representaban una vía de sustento económico para miles de familias. Dinamarca era uno de los principales productores de Europa, con más de 1.800 puestos de trabajo destinados en las granjas. Unos 700 los ocupaban extranjeros. Familias como los Klymiuk ucranianos, glosados en este reportaje, se han quedado sin nada de la noche a la mañana.

No sólo se trataba de las granjas, sino del negocio que las acompañaba. Empresas como Kopenhagen Fur, fundada en 1930 y empleada de 300 trabajadores, tendrán que cerrar tras el sacrificio. En total, se estima que la industria del visón empelaba a unas 6.000 personas y generaba €800 millones anuales. Cifras para nada desdeñables en un país de apenas cinco millones de habitantes.

Imagen: Morten Stricker/AP

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio