Disney gozaba de un gobierno propio con exenciones fiscales en Florida. Ahora se lo quieren quitar

Disney gozaba de un gobierno propio con exenciones fiscales en Florida. Ahora se lo quieren quitar
65 comentarios

Disney ahorra decenas de millones de euros al año por una condición especial de la que goza desde hace décadas. Se dice que es el gobierno local más eficiente de Florida, porque no es una burocracia típica, sino que funciona como un negocio. ¿Gobierno? Sí. Disney cuenta con su propio gobierno local y puede recaudar impuestos, aprobar códigos de construcción y controlar los servicios públicos dentro de su territorio, en donde ubican sus resorts y parques temáticos. Hasta ahora.

El Senado de Florida ha aprobado un proyecto de ley para eliminar el Distrito Fiscal Especial de Disney. A la Cámara, liderada por los republicanos,  no le parece bien que se opongan a su legislación sobre género y sexualidad.

Estatus especial. El distrito especial, creado en 1967 y conocido como Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek, exime a Disney de una serie de regulaciones y ciertos impuestos y tarifas. Ha permitido que la compañía de entretenimiento administre sus parques temáticos y resorts en el estado con poca burocracia durante más de 50 años.

De hecho, Reedy Creek tiene una población permanente de unas 50 personas, además de su propia junta de supervisores y departamento de bomberos. Permite que Disney construya nuevos edificios y amplíe sus parques sin tener que cumplir con las normas estatales o del condado relacionadas con la construcción, el manejo de aguas residuales y drenaje. Abarca cuatro parques temáticos, dos parques acuáticos, un complejo deportivo y hoteles, tiendas y restaurantes.

La nueva ley. El Senado de Florida, liderado por los republicanos, aprobó hace dos días un proyecto de ley que eliminaría el distrito fiscal especial que permite a Walt Disney gobernar la tierra, ya que los legisladores apuntan a la compañía por oponerse a la legislación que restringe la instrucción en el aula sobre género y sexualidad. Perder el distrito cerca de Orlando podría ser un duro golpe para sus operaciones en Florida.

Según el proyecto de ley, cualquier distrito especial establecido antes de la ratificación de la Constitución de Florida en 1968, y no renovado desde entonces, se disolvería el 1 de junio de 2023. Disney podría tratar de restablecer un distrito especial después de su disolución.

¿Por qué? El gobernador de Florida, Ron DeSantis y los legisladores republicanos se han enfrentado con Disney por la oposición de la compañía a la ley de derechos de los padres en la educación recientemente firmada, que los críticos llaman la legislación "No digas gay". La medida prohíbe la instrucción en el aula sobre orientación sexual e identidad de género hasta el tercer grado, y la limita para los estudiantes mayores a material "apropiado para la edad".

Disney inicialmente no comentó sobre la legislación, pero fue presionado por los empleados para que se opusiera. Después de su aprobación, la compañía se comprometió a impulsar su derogación y luchar contra proyectos de ley similares en otros estados.

¿Cómo funcionaba su autogobierno? "Te darás cuenta de que nunca verás baches cuando llegues a Walt Disney World. Eso es porque Disney no tiene que esperar a que el condado venga a arreglarlos", explicaba David Ramba, director de la Asociación de Distritos Especiales de Florida, en este artículo de The Wall Street Journal.

Actualmente, Disney paga impuestos sobre la propiedad y otros impuestos a ambos condados. Además, la compañía, como propietaria principal de Reedy Creek, proporcionó la mayor parte de los 140 millones de euros en ingresos de impuestos y tarifas que el distrito recaudó en el año fiscal 2021. Ese dinero cubre todos los gastos de gobierno del distrito, incluido el pago de aproximadamente 400 empleados salarios y servicios en deuda de bonos a largo plazo que Reedy Creek ha emitido a lo largo de los años.

Otros beneficios. Si se disuelve el distrito, esa deuda pasaría a ser responsabilidad de los contribuyentes de los condados de Orange y Osceola, pero es probable que los condados establezcan un nuevo distrito fiscal especial para vincular los pagos de bonos a los ingresos fiscales producidos por Propiedades de Disney dentro de Reedy Creek. Algunos de los impuestos y tarifas que Disney paga irían a los gobiernos locales.

Hay otros dos beneficios valiosos que Disney recibe del estado que los legisladores no han abordado aún. Uno es una exención fiscal de 570 millones que Florida ofreció a la empresa para trasladar a unos 2.000 empleados al estado. La otra es una ley del condado de Orange que asigna impuestos a las habitaciones de hotel para promover el turismo. Hay que recordar que Disney emplea a casi 80.000 personas en el estado. El turismo en el área aporta 5.800 millones en ingresos fiscales locales y estatales anualmente cuando opera a plena capacidad, según Visit Orlando.

Imagen: Unsplash

Temas
Inicio