De dónde sacan sus ganancias las cinco compañías más grandes del mundo, en un detallado gráfico

De dónde sacan sus ganancias las cinco compañías más grandes del mundo, en un detallado gráfico
32 Comentarios

Las cinco grandes empresas tecnológicas (Amazon, Apple, Facebook, Microsoft y Alphabet/Google) se han convertido en algunas de las empresas cotizadas en bolsa más valiosas del mundo, con fundadores como Jeff Bezos o Bill Gates sentados en la cima de la lista mundial de multimillonarios. Con miles de millones de personas que utilizan sus plataformas en todo el mundo, estas empresas aprovechan los datos de los usuarios para reforzar aún más su cuota de mercado.

Al mismo tiempo, estos datos son un arma de doble filo, ya que estas mismas empresas a menudo se encuentran en la mira por mal manejo de la información personal. Y todas ellas tienen una historia de origen similar: fueron fundadas o incubadas en los fértiles terrenos digitales de la Costa Oeste. La empresa que tiene el reclamo más débil de tales orígenes sería Facebook, pero incluso tiene su sede en Silicon Valley desde junio de 2004.

En 2021, los cinco titanes generaron ingresos combinados de 1,2 billones de euros. ¿Cuáles son las fuentes de estos ingresos y cómo se desglosan? Un detallado gráfico de Visual Capitalist ilustra las principales formas en que estos grandes gigantes tecnológicos generan ingresos y cuánto han aumentado en los últimos años.

Ganancias de las principales tecnológicas.

Hay dos formas principales en que las grandes empresas tecnológicas generan ingresos: o te venden un producto. O te venden a ti como producto a los anunciantes. Apple, Microsoft y Amazon pertenecen a la primera categoría: como la mayoría de las empresas tradicionales, estas empresas ofrecen a los clientes un producto físico (o digital) a cambio de dinero. Más de la mitad de los ingresos de Apple provienen de las ventas de iPhone, los servicios en la nube de Azure generan casi un tercio del total de Microsoft y las tiendas en línea de Amazon representan casi el 50 % de los ingresos de la empresa.

Por otro lado, Meta y Alphabet hacen las cosas de manera un poco diferente. En lugar de vender un producto real, estos dos gigantes tecnológicos obtienen la mayor parte de su dinero vendiendo la atención de su audiencia. Casi el 98% de los ingresos de Meta provienen de los anuncios de Facebook y el 81% de los ingresos de Google provienen de la publicidad en varios productos de Google. Sin embargo, a pesar de sus diversas formas de generar ventas, todas estas empresas tienen una cosa en común: los ingresos se han disparado en los últimos años.

Ganan cantidades de dinero impíos. En 2021, los ingresos combinados de Alphabet, Amazon, Apple, Meta y Microsoft alcanzaron los 1,2 billones de euros. Los analistas esperan que las ventas combinadas del quinteto hayan superado los 300.000 millones en los primeros tres meses de 2022, un 7% más en comparación con el mismo período del año pasado.

Pero son considerablemente tímidos acerca de cuánto ganan realmente muchos de sus productos y servicios. Los informes anuales y otras divulgaciones públicas tienden a agrupar grandes flujos de ingresos y los describen en los términos más vagos. El año pasado, por ejemplo, las ventas de los cinco gigantes se dividieron en 32 segmentos comerciales en total comparado con 56 segmentos para las cinco empresas no tecnológicas con mayores ingresos de EEUU.

Apple divide sus ventas en cinco partes; Meta en solo tres. La categoría que Alphabet etiqueta como "Google Other" generó 28.000 millones en ingresos el año pasado. Incluye la tienda de aplicaciones de Google, las ventas de sus teléfonos inteligentes y otros dispositivos, y las suscripciones de YouTube, una subsidiaria. El año pasado, los ingresos publicitarios de YouTube, que Alphabet reveló por primera vez recién en 2020, alcanzaron los 26.000 millones de euros. Eso significa que en 2021 “Google Other” y el negocio publicitario de YouTube generaron cada uno más dinero que las cuatro quintas partes de las empresas del índice S&P 500 de las empresas estadounidenses más grandes.

Los más grandes de ellos tienden a ser transparentes. El iPhone sigue siendo el motor de ganancias de Apple, Amazon obtiene la mayor parte de su dinero de la computación en la nube y Alphabet y Meta no podrían sobrevivir sin la publicidad online. Las firmas son considerablemente más tímidas a la hora de revelar detalles sobre sus unidades más pequeñas pero de rápido crecimiento.

Quizás las mayores fuentes de ganancias no anunciadas para Alphabet y Apple son sus tiendas de aplicaciones. Las empresas cobran una comisión sobre todo el gasto en aplicaciones en estas plataformas, generalmente de alrededor del 30% (aunque en un intento por apaciguar a los reguladores, ofrecen cada vez más tarifas más bajas para los pequeños desarrolladores y aquellos cuyas aplicaciones dependen de suscripciones).  En 2019, fueron alrededor de 11.000 millones para Google. Los analistas estiman que para la tienda de Apple fue de 22.000.

Todo esto genera una gran cantidad de grandes fondos de ganancias. En la tienda de aplicaciones de Apple, por ejemplo, los juegos representan el 70% de todos los ingresos, según documentos descubiertos durante la batalla judicial de Epic. La mayor parte de esto proviene de compras dentro de la aplicación, como accesorios extravagantes para avatares o monedas virtuales. En 2017, el 6% de los clientes de juegos de la tienda de aplicaciones representaron el 88% de las ventas de juegos de la tienda. Esos grandes usuarios gastaron, en promedio, más de 700 euros cada año.

Amazon y Meta son menos reservados sobre las fuentes de sus ingresos y ganancias. A pesar de su cambio de marca y su giro hacia el "metaverso" de realidad virtual, Meta no tiene reparos en admitir que continúa obteniendo el 97% de los ingresos de la publicidad. Amazon incluso se complace en revelar los ingresos de su controvertido Marketplace, donde los proveedores externos venden sus productos, pagando el equivalente al 19% de esas ventas por el privilegio y compitiendo con el propio negocio minorista de Amazon. Marketplace contribuyó con 103.000 millones a la línea superior de Amazon en 2021, un aumento de seis veces desde 2015 y el 22% del total de la compañía.

Basta decir que Instagram representó 42.000 millones de los ingresos de Meta el año pasado, casi dos quintas partes del total. Fue posible porque los cambios sociales provocados por el covid terminaron impulsando la demanda de productos y servicios de las grandes tecnológicas. Por ejemplo, las restricciones de bloqueo obligaron a las personas a comprar online, lo que provocó que aumentaran las ventas de comercio electrónico. También pasaron más tiempo comunicándose en las redes sociales.

Eso sí, ese flujo de dinero puede estar disminuyendo. Los temores sobre el aumento de la inflación, la guerra de Rusia en Ucrania y la posibilidad de una recesión han hecho caer los precios de las acciones de las empresas tecnológicas. El NASDAQ ha caído un 20% desde su máximo en noviembre. La caída de los mercados públicos se está filtrando hacia el mundo de las startups. El 24 de marzo, Instacart, una empresa de entrega de comestibles, redujo su propia valoración en un 38%. Las valoraciones más bajas, a su vez, dificultarán que las empresas obtengan capital. Los inversores dicen que esperan ver nuevas empresas apretándose el cinturón en los próximos meses. Eso significa menos gasto en la nube y anuncios.

Temas
Inicio
Inicio