Publicidad

Drones para extender la peste porcina: lo último de las mafias chinas para encarecer la carne

Drones para extender la peste porcina: lo último de las mafias chinas para encarecer la carne
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

A pesar de que este 2019 ha sido el año del cerdo en China, no es que este animal le haya traído mucha suerte a la potencia asiática. A la guerra arancelaria que mantiene abierta con Estados Unidos, hay que sumarle la epidemia de peste porcina que sufren sus granjas y las consecuencias económicas que esto conlleva.

Alerta. China convive con la peste porcina africana desde que hace más de un año un brote afectara a casi todas las provincias del país. Como consecuencia, miles de cerdos fueron sacrificados y la carne de las granjas porcinas sin contagiar subió de precio debido a la caída de la oferta. Tanto es así que la enfermedad ha reducido la población de cerdos en un 40% y el precio de la carne ha subido más del doble en los últimos meses, situándose ahora en torno a los 50 yuanes (6 euros) por kilo.

Infección aérea. Según una investigación realizada por la revista China Comment, perteneciente a la agencia estatal de noticias Xinhua, varias mafias han estado utilizando drones para extender aún más el virus de la peste porcina y así poder contagiar a un mayor número de cerdos. ¿Objetivo? Despertar una situación de alarma entre los ganaderos para que éstos vendan sus cerdos a un precio muy bajo con tal de no sacrificarlos y perder todo el dinero invertido en la crianza.

Contrabando. Las mafias han visto en la epidemia de peste porcina una oportunidad de la que poder sacar beneficio. Así y contando con la colaboración de veterinarios que han falsificado los informes de cuarentena de los cerdos infectados, han logrado transportar miles de cerdos de una provincia a otra hasta que la policía interceptó en la provincia de Yunnan 10.000 cerdos vivos, entre los cuales algunos habían contraído la enfermedad.

Debido a que el año nuevo chino se celebra a finales de enero y que el cerdo es una carne muy demandada en China, para los contrabandistas lograr vender estas unidades de ganado era una oportunidad muy suculenta. Desde la peste, el precio del kilo de carne porcina se ha elevado de 20 yuanes  (2,56€) a 52 (6,6€), y ahora de cara a enero, se espera que se sitúe en torno a los 70 yuanes (8,96€).

Fin alimentos baratos. Después de años rozando mínimos históricos, el mercado de los alimentos alcanzó en noviembre su punto más alto en los últimos dos años. Según el índice de precios elaborado por la FAO, este auge se observa especialmente en el mercado de la carne, entre otras cosas, como consecuencia de la crisis de la peste en China y también motivado por un aumento de la demanda protéica en los países en vías en desarrollo como America Latina o África. De igual modo, la ausencia de carne porcina en china ha motivado también que crezca la demanda del pollo y que, por ende, los precios de este producto también suban.

Futuro próximo. Según el informe anterior, el incremento en el precio de los alimentos será una realidad que estará cada vez más presente y en la que, actualmente, la guerra comercial entre China y Estados Unidos también está influyendo. Por otro lado, este otro informe elaborado por el banco japonés Nomura advierte que los desastres naturales derivados del cambio climático pueden comprometer las cosechas del futuro. A este contexto también hay que sumarle el aumento de población previsto de cara a 2050, donde la Tierra estará ocupada por 10.000 millones de personas, las cuales querrán comer.

Imagen: Sandy Millar/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.

 


Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios