Compartir
Publicidad

El drástico plan de Estados Unidos para que dejes de fumar: limitar la nicotina por cigarrillo

El drástico plan de Estados Unidos para que dejes de fumar: limitar la nicotina por cigarrillo
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los países occidentales llevan décadas enmarañados en una compleja, larguísima batalla contra el tabaco. De forma típica, las regulaciones han consistido en introducir avisos explícitos sobre las consecuencias del hábito y prohibir fumar en espacios públicos. Y ha funcionado: fumamos mucho menos de lo que solíamos hacer. Ahora Estados Unidos quiere probar una nueva política: imponer por ley una cantidad máxima de nicotina para cada cigarrillo. Cantidad minúscula.

El planteamiento. La idea surge de la Food and Drug Administration, que lleva años ideando políticas para reducir la prevalencia del tabaco. Es simple: la nicotina es probablemente el factor más decisivo a la hora de enganchar a un fumador, aunque no el más nocivo. Reduciendo al mínimo la cantidad de nicotina que cada cigarrillo puede contener, tanto los primeros fumadores (generalmente adolescentes) como los ya enganchados tendrán menos incentivos para mantener el hábito.

¿Cuál sería la cantidad? Unos 0,5 miligramos. Los cigarrillos light de hoy en día contienen unos 6 miligramos. Sería una política drástica.

La ciencia detrás. Los cigarrillos que fumamos se han convertido en elementos más tóxicos con el paso de los años. Como explica un experto a Vox, aquellos que fumaban nuestros antepasados hace sesenta años, sin filtros, causaban menos perjuicio que los actuales. La industria ha ido concentrado cada vez más elementos tóxicos y adictivos. Reducir la nicotina, suavizar cada cigarro, podría lograr que 5 millones de fumadores en Estados Unidos lo dejaran en un año.

Idea revolucionaria. Si el planteamiento de Estados Unidos merece comentario se debe a que nadie en el mundo lo ha probado hasta ahora. La mayor parte de países han optado por políticas relacionadas con la prevención directa o indirecta: prohibiciones a fumar en público, impuestos, campañas, cajetillas explícitas. Pero obligar a la industria a fabricar su producto con un producto marginal de nicotina es un terreno inexplorado. La medida tardaría años en implementarse.

Menos fumadores. Son malas noticias para la industria del tabaco. En esencia, la nicotina es el factor principal de adicción. El proyecto busca reducir el riesgo para los fumadores primerizos: a menor nicotina, menos riesgo de desarrollar síndrome de abstinencia. La medida reforzaría la actual tendencia: la población fumadora ha descendido en picado en todos los países occidentales. La FDA aspira a reducir la cifra del 15% al 1% en Estados Unidos, un planteamiento ambicioso.

Y menos muertes por tabaco. Pese al descenso de fumadores, el tabaco sigue siendo uno de los principales factores de mortalidad de los países occidentales. Es más nocivo que la marihuana o que otras sustancias ilegalizadas. Sólo en 2013 en Estados Unidos, las muertes directamente atribuibles al tabaco superaron las 400.000. La suma combinada de muertes asociadas al consumo de alcohol, heroína, cocaína y opiáceos apenas superó los 50.0000. Da una idea de la escala del problema.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio