Compartir
Publicidad

El lobo ibérico en España: una especie, dos posturas y tres situaciones legales

El lobo ibérico en España: una especie, dos posturas y tres situaciones legales
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un tiempo hicimos una selección de candidatos a animal representativo de España entre los cuales se encontraba el lobo ibérico. Un animal, como ya dijimos, cuya población se ha visto amenazada en los últimos años ocupando cada vez menos extensión del territorio peninsular. Motivo por el cual el pasado día 13 de marzo fue protagonista de una manifestación en Madrid.

Con el eslogan "Lobo vivo, lobo protegido" el centro de la capital se llenó de manifestantes y sus aullidos en defensa de este animal. Una protesta convocada por más de 200 asociaciones como Ecologistas en Acción, WWF o Lobo Marley para pedir que esta especie esté protegida en la totalidad de la Península Ibérica. Algo que tras años de descenso del número de ejemplares no se le ha concedido debido al interés cinegético por la misma y una supuesta necesidad de control de su población.

Lobo vivo, lobo protegido

Desde hace más de cien años la población del lobo ibérico se ha visto afectada de manera alarmante, teniendo como último dato por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente unos 2.000 ejemplares en España (un dato que las asociaciones ecologistas no dan por válido no constituyen un verdadero censo nacional al ser el conjunto de los censos parciales realizados en las distintas comunidades autónomas). Un número menor del que calculan en Signatus, de 2.500 en España (2.800 teniendo en cuenta Portugal).

Una población que hace unos 60 años ocupaba prácticamente todo el oeste de la Península y los Pirineos, pero que con los años se concentró más al noroeste sin encontrarse lobos al sur del río Duero desde 1930, según afirman en Fauna Ibérica.

Población del lobo ibérico en 2013 Distribución aproximada de la población del lobo ibérico en 2013.

Es por ello que con los años surgieron distintas agrupaciones en defensa de esta especie en concreto, como ASCEL, ASLI, Signatus o Lobo Marley. El presidente de ésta última fue entrevistado en el programa Esto me suena de RTVE, en la cual explicaba los motivos de la manifestación (en común con el resto de agrupaciones).

El lobo ibérico sólo se considera especie protegida a nivel europeo al sur del Duero

El principal es que exista una protección de la especie en todo el territorio español sin excepciónes, dado que en la actualidad, a nivel europeo, sólo existe tal desde el Duero hacia el sur (precisamente donde ya se considera desaparecido), según podemos ver en la Directiva Hábitats y en Portugal (en su totalidad). A norte del Duero hay regiones en las que el lobo ibérico se considera especie cinegética (de caza) a nivel legal..

El lobo ibérico actualmente vive en un limbo normativo. Tiene menos protección que otras especies amenazadas.

Explica Domínguez que el lobo ibérico es una especie que se autorregula (en cuanto a su población) sin necesidad de ninguna intervención y sin que haya riesgo de superpoblación o plagas, al tratarse de un cánido territorial y social. De este modo se pide que no se maten más ejemplares y que permitan a la especie repoblar por sí sola.

Lobo ibérico

A este respecto lo que también puntualiza es el dato que publicaba la UPA (Unión de Pequeños Ganaderos y Agricultores) de Ávila sobre la muerte de 736 reses al año por parte de ataques del lobo ibérico. Una estadística que vista como media diaria son unas dos cabezas diarias en esta provincia, dato que visto así resulta menos impactante y que no consideran significativo. Además, en defensa de éstos proponen que las ayudas no se concedan por pérdidas de reses debidas al lobo ibérico, sino que haya un sistema de ayudas económicas por parte del estado.

Que haya un contrato territorial, un pago por premio si el ganadero vive en zona de lobo. [...] En vez de pagar por daños, algo que de nuevo conlleva estigmatización, y el lobo no tiene culpa de nada.

Esto, de hecho, es lo que se trata de eliminar por parte de las agrupaciones que defienden la protección de la especie: que se considere al lobo ibérico un peligro real o una amenaza constante. Se busca pues que ganaderos y lobos convivan sin que ninguna de las dos partes vea se vea amenazada por la otra, pretendiendo que estos mensajes lleguen a los políticos y haya un apoyo tanto económico (para los ganaderos) como legal.

Ante la amenaza, caza

Como hemos dicho, en la actualidad en al menos parte del territorio español el lobo ibérico es considerado una especie de caza, concretamente en las regiones de Galicia (Decreto 284/2001 entre otras), Cantabria (Reserva de Caza de Saja y Órdenes Anuales de Caza), Bizkaia (en Álava no protegido), Castilla León (Decreto 65/2011 entre otros) y La Rioja (Decreto 17/2004). Una caza que además de la deportiva se es una herramienta de prevención de los ataques del lobo a las reses, según podíamos leer en boca del ganadero segoviano Ramón Hernández en El Diario en 2013.

Pese a que el porcentaje de ataques al ganado por parte del lobo ibérico era del 1% (del 0,7% en la actualidad según apuntaba Domínguez en la entrevista como dato oficial), las asociaciones ganaderas contaron con el apoyo del gobierno (tanto nacional como francés) para derogar la protección de la especie que existe al sur del Duero. No obstante, la petición no llegó a la Unión Europea, que exigía estudio poblacional y una justificación científica para eliminar la medida de protección.

Pastoreo

La petición por parte de parte de los ganaderos de que hubiese un control de la población de lobos se incrementó cuando éstos repoblaron zonas que habían dejado de habitar, por lo que empezó a interferir en el pastoreo y las explotaciones ganaderas de esas zonas. Algo que defendía el que ya era presidente de ASAJA de Castilla León en 2014 Donanciano Dujo:

El lobo tiene su espacio y no puede ser el que viene utilizando la cabaña ganadera desde siempre.[...] Tiene que haber lobos donde no haya rebaños porque la ganadería es una actividad que produce riqueza y empleo. Y en los últimos años ha habido muchos ataques que han hecho que se abandonen explotaciones.

No se exige una caza con fines de exterminio, sino que no exista esa diferenciación zonal

Lo que se pide es una "gestión" de la población en todo el terreno como existe en las comunidades que hemos citado anteriormente, con lo cual se establezcan unos cupos para su caza. Se considera, por tanto, un error por parte de Europa el diferenciar entre norte y sur del Duero en la Directiva Hábitats y, si bien no se exige que haya una caza con fines de exterminio como hasta los años 70, sí piden que no exista esa diferenciación zonal en cuanto a la consideración de especie cinegética.

De hecho, la dificultad para el control de la especie que según la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León existe (al tener dos consideraciones diferentes en una misma comunidad) es otro argumento que se usa para conseguir la uniformidad de la consideración de especie de caza.

Si los lobos del norte del Duero cruzan al sur del río y se quiere realizar un control de población hay que pedir permiso a la UE para hacerlo, lo que lleva su tiempo. Y en realidad esas poblaciones no están amenazadas como las de Extremadura o Sierra Morena. Ahí están los datos de nuestro último censo; el lobo ha crecido en al sur del Duero, donde estaba protegido, pero también al norte, donde siempre se le ha cazado

División ante todo

Así, de momento hay tres estados con respecto a la condición del lobo ibérico en España: animal protegido, no protegido y especie cinegética. Combinación debida a la coexistencia desde hace décadas de al menos dos posturas opuestas con respecto a qué medidas tanto activas como legales se deberían tomar en la totalidad del territorio español. La pelota sigue estando en el campo del Gobierno, del cual reclamaron su atención las asociaciones de defensa en esta última manifestación.

Lobo ibérico

Veremos si tras las protestas de estos días cambian la determinación del Gobierno y se extiende la protección a todo el terreno español o si se sigue optando por las medidas regionales (y no nacionales). Mientras tanto, seguirán produciéndose de manera simultánea la situaciones reducción de la población del lobo y el que se asuma como necesaria una gestión de la misma por sacrificio.

Imágenes | Ana Fuentes, Carmelo Peciña

En Magnet | Hemos pensado en 9 bichos que podrían ser el animal nacional de España y ninguno es el toro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio