Compartir
Publicidad

España, el país donde menos hombres se creen superiores a las mujeres (con un gigantesco "pero")

España, el país donde menos hombres se creen superiores a las mujeres (con un gigantesco "pero")
Guardar
52 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de cal y otra de arena para España en la última encuesta publicada por Ipsos con motivo del Día Internacional de la Mujer. Mientras puede presumir de ser el país donde menos hombres se creen superiores a las mujeres por el mero hecho de serlo, también es el lugar de entre todos los encuestados donde más mujeres consideran que aún no gozan de las mismas oportunidades que los hombres.

Resumido: pese a que los hombres (y mujeres) españoles pueden presumir de partir de posiciones machistas mucho más suavizadas que otros países del mundo, entre ellos algunos siempre tan admirables como Canadá o Suecia, las mujeres españolas continúan percibiendo que no hay una traducción real, en términos de igualdad económica, social o laboral, en sus vidas diarias, en sintonía con países muy patriarcales como Japón o Turquía.

España se ubica así a la cola de esta última estadística. A nivel global, tres de cada cuatro mujeres consideran que aún no existe una igualdad real en sus respectivas sociedades, y más del 40% de las mujeres encuestadas afirman personalmente que no gozan de las mismas oportunidades que los hombres en su entorno. Todo ello pese a que el 88% de los encuestados sí creen que hombres y mujeres deberían gozar de "igualdad", un acuerdo que oculta, lógicamente, las diferentes consideraciones de "igualdad" de cada uno.

Chovinismo Amable Porcentaje de ciudadanos que consideran a los hombres superiores a las mujeres en función del país. (Statista)

El contraste de España en el estudio de Ipsos es llamativo. Por un lado, es el país donde los hombres tienen más asimilado un estatus igual al de la mujer. Sólo el 9% de los encuestados españoles juzgan al hombres más capacitados para realizar labores de todo tipo (trabajo, ganar dinero, recibir una educación superior) que las mujeres. La cifra es más alta entre ellos (por encima del 10%) y más baja entre ellas, pero en ambos casos marcan el mínimo de la tabla.

Es la parte positiva del informe, porque el panorama aún es desolador en muchos países. En Rusia, China y la India más de la mitad de los encuestados (tanto hombres como mujeres) continúan considerando que el hombre es superior en diversos aspectos a la mujer. Las cifras descienden de forma progresiva, pero son extrañamente altas en países como Alemania o Australia, donde aún un 20% de las personas coinciden en ello.

Comparativa En verde, porcentaje de hombres de cada país que considera a los hombres "más capaces" que a las mujeres. En naranja, el porcentaje de mujeres. (Ipsos)

A nivel global, siempre son los hombres quienes tienden a considerarse en mayor número mejores a las mujeres, pero existe un acuerdo claro en cada país.

La percepción de igualdad es cosa nacional

La parte negativa: pese a que partimos de un punto menos machista que otros países, no hay equivalencia en las oportunidades reales que tienen las mujeres en la sociedad. Ellas mismas lo dicen: el 73% de las encuestadas españolas creen que no tienen las mismas condiciones que los hombres para realizar sus aspiraciones o sueños personales. Es de largo la cifra más alta de todos los países incluidos, lejos del 40% de media global.

¿Qué sucede? Hay varias lecturas. Por un lado, son China, Rusia y la India los países donde las mujeres dicen disfrutar de más condiciones igualitarias... Lo que puede interpretarse como una mayor conciencia igualitaria en España (el listón estaría mucho más alto). Sin embargo, en Suecia, un país tradicionalmente feminista, sólo el 26% de las mujeres dicen no sentirse en igualdad de condiciones a los hombres (lo que indica que las mujeres sí identifican la "igualdad real", no sólo la impuesta por la visión de una sociedad patriarcal).

Percepciones Porcentaje de mujeres que afirmaron estar de acuerdo con la siguiente frase: "En mi país, tengo igualdad con los hombres y la plena libertad para alcanzar mis sueños y aspiraciones". (Ipsos)

En cualquier caso, es una cifra preocupante, porque ubica a España a igual altura que Japón, Turquía o Corea del Sur (o en Europa, Italia), países donde tradicionalmente la mujer ha estado relegada tanto a nivel laboral como social. Japón, por ejemplo, es el país desarrollado donde menos mujeres han llegado al parlamento (el 9,5% del todos los diputados), y en Turquía las mujeres sólo representan el 30% de la fuerza laboral y sólo el 25% de ellas tienen estudios secundarios (en España son el 53% y el 63%).

En general, las opiniones son muy variables, y extraer lecturas es complejo. Por ejemplo, en respuesta a la pregunta "Hasta qué punto creo que hay desigualdad en términos políticos, sociales y económicos entre las mujeres y los hombres de mi país", Suecia fue el país con más respuestas positivas (el 84% de los encuestados), seguido por México (un 80%) y de la India (79%), un México que por otro lado siempre está en la parte media de todas las tablas.

Igualdad No Alcanzada Porcentaje de encuestados en cada país que respondieron afirmativamente a la pregunta: "Creo que en la actualidad hay desigualdad entre los hombres y las mujeres en términos sociales, políticos o económicos en mi país". (Ipsos)
Feministas Porcentaje de encuestados en cada país que respondieron afirmativamente a la pregunta: "Me defino como feminista". (Ipsos)

De forma curiosa, dos tablas ilustran la disparidad de percepciones sobre el feminismo y los derechos de la mujer. En el primer caso, fueron los indios y los chinos quienes más contestaron afirmativamente a la pregunta "me considero feminista" (el 83% y el 74%), mientras que fue ¡Alemania! el país donde menos encuestados respondieron positivamente (sólo el 37%, por debajo incluso de Rusia, con el 39%). Es llamativo, en tanto que el 44% de los indios creen que el lugar de la mujer es "en casa".

Lo que la encuesta de Ipsos muestra es la disparidad de interpretaciones y percepciones sobre los derechos de la mujer, el feminismo y su estatus dentro de la sociedad, y cómo en líneas generales aún queda mucho trabajo por hacer. Cada país, en cada caso, es un mundo propio, y sus mecanismos sociales y mediáticos son distintos al de sus vecinos, no sólo entre los hombres, sino también entre las mujeres.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos