Compartir
Publicidad

Este es el Patrimonio de la Humanidad que la ONU quiere proteger con cascos azules

Este es el Patrimonio de la Humanidad que la ONU quiere proteger con cascos azules
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sustancial destrucción de Palmira, restos arqueológicos romanos en pleno desierto sirio declarados Patrimonio de la Humanidad, ha provocado que la ONU se plantee enviar cascos azules a proteger otros monumentos. ISIS no es el única peligro. En la actualidad, son varios los conflictos armados que cuestionan la existencia de reliquias culturales y arquitectónicas amenazadas de muerte ya sea por desinterés, falta de conservación o diversas acciones violentas.

Ha sido Italia, el país con más Patrimonio de la Humanidad del mundo, quien ha llevado adelante la iniciativa en el seno de la UNESCO. Más de una cincuentena de países se le han unido. Al margen de Palmira, cuya pérdida es ya irreparable (en este post os contamos por qué era tan importante y qué quería destruir ISIS en concreto), las miradas se centran ahora hacia otros complejos arquitectónicos. ¿Cuáles? Este es un breve listado de monumentos que podrían ser protegidos.

1. Tombuctú, Mali

Hecha de barro en su totalidad, Tombuctú es una de las principales reliquias culturales de África occidental. Se aupó a la vanguardia del comercio y del desarrollo cultural y espiritual durante el apogeo del Imperio de Mali, en el siglo XIV. Fue entonces cuando se construyeron algunos de sus más significativos monumentos, como la muralla o la mezquita de Djingareyber. Ubicada al norte del país, junto al río Níger y frente al desierto del Sáhara, la ciudad está en permanente peligro.

La amenaza wahhabista coloca a Tombuctú en un estado de alta vulnerabilidad: varios edificios ya fueron destruidos durante la revuelta tuareg de 2012

Por dos motivos. Uno, la desertización. Otro, la amenaza del terrorismo wahhabista. En 2012, en el contexto de la revuelta tuareg contra el gobierno de Mali, el grupo Ansar Dine, relacionado con Al Qaeda, se hizo con la ciudad y destruyó diversos monumentos y edificios de gran valor. Desde entonces, Tombuctú está declarada "en peligro" por la UNESCO. Una intervención militar de Francia desarrollada hasta 2014 logró recuperar la ciudad y, de momento, poner a salvo los edificios.

Tombuctu

2. Ciudad histórica de Sana'a, Yemen

Declarada "en peligro" por la UNESCO este mismo año junto a la ciudad de Shibam, la ciudad histórica de Sana'a ha sido durante siglos uno de los centros culturales más relevantes de la península arábiga. Capital de Yemen, su casco antiguo conserva varias joyas arquitectónicas del arte musulmán clásico. Sin embargo, la inestabilidad del gobierno yemení y la reciente revuelta Houthi la ponen en peligro, ante la carencia de autoridad que pueda protegerla de forma efectiva.

Sanaa
Imagen: Rod Waddington.

3. Ciudad antigua de Aleppo, Siria

A día de hoy, sólo Irak cuenta con tanto Patrimonio de la Humanidad en peligro como Siria. El conflicto, prolongado ya cuatro años y causa de la mayor crisis de refugiados que ha vivido Europa y Oriente Medio en los últimos ochenta años, ha puesto en peligro multitud de sitios históricos de incalculable valor en un país cruce de culturas, puerta a Oriente desde Europa y con miles de años de historia a sus espaldas. Lo ha sufrido en sus carnes Palmira, pero no es la única amenazada.

Aleppo está siendo atacada ahora mismo por las fuerzas del régimen, y lleva cuatro años sumergida en una batalla interminable que pone en peligro sus monumentos

Una de las ciudades donde más crudo ha sido el conflicto, Aleppo, también cuenta con varios monumentos y conjuntos históricos protegidos por la UNESCO. Controlada por los rebeldes, está siendo atacada ahora mismo por las fuerzas del régimen. El casco histórico de Aleppo, inalterado desde el siglo XII y con diversos templos, mezquitas y centros culturales de impresión, lleva cuatro años viviendo bajo la permanente sombra de los bombardeos y de su destrucción.

Aleppo

4. Ciudad antigua de Bosra, Siria

Capital de la antigua provincia romana de Arabia, la ciudad de Bosra ganó un peso comercial extraordinario tras el surgimiento del islam, al situarse como ruta de paso hacia La Meca. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en la década de los ochenta por sus importantes restos de arquitectura romana, además de varias grandes mezquitas recluidas dentro de sus antiguos muros. Se sitúa en el extremo sur de Siria y, al igual que Palmira, está en permanente peligro de destrucción por ISIS y por el conflicto sirio.

Bosra
Imagen: seier+seier.

5. Los Budas de Bāmiyān, Afganistán

Antiguo centro espiritual budista, el valle de Bāmiyān pasó a control musulmán durante la conquista de Afganistán por Mahmud de Ġaznī. Desde entonces y hasta principios del siglo XXI, las figuras, gigantes esculturas budistas excavadas directamente sobre la roca, se mantuvieron intactas. El gobierno talibán, sin embargo, decidió destruirlas al considerarlas iconos, obviando su importante valor histórico y cultural. Hoy en día están derruidas, en una de las mayores pérdidas de Patrimonio de la Humanidad de la historia, junto a la ciudad de Palmira.

Hay varios proyectos para rehabilitar las estatuas y reconstruirlas en su lugar original. Sin embargo, la precaria estabilidad política de Afganistán y la amenaza del regreso del poder talibán cuestionan de forma constante la posibilidad de recuperarlas.

Bamiyan
Imagen: DVIDSHUB.

6. Hatra, Irak

Pese a que Palmira ha acaparado mayor atención mediática internacional, otras ciudades antiguas árabes se han visto sometidas a la destrucción indiscriminada de ISIS. Una de ellas es Hatra, en Irak, cuyo estado de conservación actual es una incógnita. Se sabe que ISIS, tras destruir parte de Nimrud (otro caso semejante), mostró su intención de demolir Hatra, y que el ejército kurdo ha confirmado la destrucción de parte de la ciudad, pero no si pervive aún algo. En abril de este año, ISIS publicó un vídeo en el que mostraba la destrucción de objetos y partes de algunos de los monumentos.

Hatra

7. Monumentos medievales de Kosovo

Kosovo es una región con una profunda y muy rica historia. Cruce de culturas y de etnias, el pequeño país, sólo parcialmente reconocido por la comunidad internacional, cuenta con diversos monumentos Patrimonio de la Humanidad. La UNESCO decidió incluir todos en su listado de "en peligro" por la falta de herramientas del gobierno local para su conservación y por la constante inestabilidad política de la zona. Allí la ONU lo tendría más fácil: KOFOR tiene presencia permanente desde 1999.

Kosovo

8. Samarra, Irak

Antigua capital del Califato abasí, Samarra siempre se ha contado entre las ciudades más ricas y suntuosas del mundo árabe. Ubicada en el centro de Irak, en pleno cruce de poblaciones suníes y chiíes, se sumergió en el caos tras la invasión de Irak en 2003. Desde entonces, sus monumentos chiíes han sido atacados varias veces (una de las mayores mezquitas del mundo, la de Al Askari, fue destruida en 2006). La cercanía de ISIS, suníes, hace temer la futura conservación de otros monumentos de importancia como el impresionante minarete de la Gran Mezquita.

Samarra
La mezquita de Al Askari, en reconstrucción.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio