Compartir
Publicidad

Estos son los animales invasores que se están comiendo a los animales en peligro de extinción

Estos son los animales invasores que se están comiendo a los animales en peligro de extinción
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las especies invasoras son una amenaza para la fauna en todo el mundo, siendo los depredadores mamíferos los más dañinos. Nuestra investigación, de reciente publicación en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences, demuestra que estos depredadores (principalmente gatos, ratas y zorros, pero también ratones, zarigüeyas y otros animales) han contribuido a cerca del 60 % de las extinciones de especies de aves, mamíferos y reptiles. Los depredadores más dañinos son los gatos salvajes, habiendo contribuido a la extinción de más de 60 especies.

¿Cómo podemos evitar que estos mamíferos se coman la fauna en peligro de extinción?

Haciendo cuentas

De nuestra investigación se desprende que los depredadores invasivos están involucrados en las extinciones de 87 especies de aves, 45 de mamíferos y 10 de reptiles, un 58 % de las extinciones contemporáneas de estos grupos a nivel mundial.

Los depredadores invasivos también suponen una amenaza para 596 especies consideradas como vulnerables, en peligro de extinción o en peligro de extinción inminente según la lista roja de la Unión Internacional para la Conversación de la Naturaleza. En su conjunto, las lista de especies afectadas incluye 400 aves, 189 mamíferos y 149 reptiles. 23 de las especies en peligro de extinción inminente están clasificadas como “posiblemente extinguidas”, así que el número de extinciones mencionado puede ser menor al real.

Hasta ahora, se desconocían estas sorprendentes estadísticas y se ignoraba el importante papel que juegan los depredadores invasivos en la biodiversidad australiana. Las especies extinguidas en este país atribuidas a los depredadores invasivos son la polluela hawaiana (Zapornia sandwichensis) y el bilbi menor australiano (Macrotis leucura).

Image 20160918 17029 Nszqey El bilbi menor australiano, ya extinguido

¿Cuáles son los depredadores más dañiños?

Encontramos tres cánidos (incluyendo al zorro rojo y los perros salvajes), siete miembros de la familia de las comadrejas o mustélidos (como los armiños), cinco roedores, dos primates, dos mangostas, dos marsupiales y nueve especies de otras familias que tienen un impacto negativo en las especies en peligro de extinción. Algunas de estas especies, como los erizos o los pósums de cola de cepillo no parecen depredadores a primera vista, aunque sí que cazan muchas de las especies amenazadas.

Los gatos salvajes suponen la mayor amenaza para las especies en general (430), incluyendo las ya extinguidas. Esto equivale a un cuarto de todas las extinciones de aves, mamíferos y reptiles, lo que posiblemente convierta al gato salvaje en la especie invasiva más dañina para la biodiversidad de la fauna global.

Cinco especies de roedores introducidas amenazan en su conjunto a 420 especies, incluyendo 75 especies ya extinguidas. Aunque no hemos distinguido el impacto a nivel individual de cada especie de roedores, investigaciones anteriores muestran que las ratas negras (Rattus rattus) son las que suponen una amenaza para un mayor número de especies, seguidas de las ratas pardas (R. norvegicus) y de las ratas de la Polinesia (R. exulans).

El ratón casero común (Mus musculus) es otro caso interesante y, a pesar de su diminuto tamaño, ha sido grabado comiendo crías vivas de albatros, petreles y pardelas.

Otros depredadores que suponen una amenaza para numerosas especies son el perro doméstico (Canis familiaris), el cerdo (Sus scrofa), la mangosta pequeña asiática (Herpestes auropunctatus), el zorro común (Vulpes vulpes) y el armiño (Mustela erminea).

Image 20160919 17029 Y68vqw Depredadores mamíferos invasivos (empezando por arriba a la izquierda y en sentido de las agujas del reloj): perro salvaje, ratón doméstico, armiño, jabalí, gato salvaje, zarigüeya, rata negra, mangosta pequeña asiática y zorro común (centro).

Las especies isleñas, las más amenazadas

Aquellas especies que solo se encuentran en islas (especies endémicas insulares) son el 81 % de las especies en peligro de extinción amenazadas por los depredadores.

El aislamiento de muchas islas y la falta de depredadores naturales hacen que las especies insulares no estén protegidas contra los nuevos depredadores y no cuenten con los sistemas defensivos de respuesta adecuados. Esto las convierte en especialmente vulnerables a ser carne de presa y que la población de la especie descienda o incluso llegue a extinguirse. Las altas tasas de extinción de las grandes aves terrestres en Hawai o Nueva Zelanda (ambas regiones carecen de depredadores mamíferos nativos) son buenos ejemplos de ello.

De forma similar, aquellas regiones donde los depredadores suponían una amenaza para un mayor número de especies estaban todas dominadas por islas: América Central y el Caribe, las islas del Pacífico, la región de Madagascar, Nueva Zelanda y Hawai.

En cambio, en las regiones continentales de América del Norte y del Sur, Europa, África y Asia existen muchas menos especies en peligro de extinción amenazadas por depredadores invasivos. Aunque Australia también pueda ser considerada continental, se sigue tratando de una isla donde numerosas especies de aves y mamíferos se ven amenazadas por gatos y zorros.

Fox 317025 960 720 Junto al gato salvaje, el zorro común ha devastado a los mamíferos nativos en Australia

Controlando a los mamíferos peligrosos

Entender y mitigar el impacto de los depredadores mamíferos invasivos es esencial para reducir la tasa de pérdida de biodiversidad global.

Puesto que la mayoría de las especies que hemos estudiado proceden de islas, controlar a los depredadores invasivos en las islas debería estar considerado como una prioridad de conservación a nivel mundial. Los depredadores invasivos existen en cientos de islas y su control y erradicación suponen grandes costes, de ahí la importancia de priorizar la erradicaciones en las islas basándonos en términos de viabilidad, coste, posibilidad de éxito y potenciales beneficios.

En el caso de continentes o islas de gran tamaño donde las erradicaciones no son una opción, se hace necesario plantearse otros métodos como cercados a prueba de depredadores, restauración y conservación de depredadores, muertes controladas y mantenimiento de la estructura del hábitat.

A pesar de lo sorprendente de los datos expuestos, sigue habiendo muchos factores desconocidos: por ejemplo, solo cerca del 40 % de las especies de reptiles han sido consideradas para la lista roja, en comparación con el 99 % de las especies de aves y de mamíferos. Muy poco se sabe sobre el impacto de los depredadores invasivos en los invertebrados.

Esperamos que el número de especies afectadas por los depredadores invasivos aumente a medida que tengamos más datos al respecto.

The Conversation

Autores:
Tim Doherty (Investigador, Universidad de Deakin)
Chris Dickman (Catedrático Ecología Terrestre, Universidad de Sydney)
Dale Nimmo (Profesor de Ecología, Universidad Charles Sturt)
Euan Ritchie (Profesor de Ecología, Universidad de Deakin)

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí

Fotos | Andrey; Richard Adams; Mark Kilner; CSIRO; T. Doherty; Toby Hudson; J.M.Garg; Harley Kingston

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio