Una fábrica de coches eléctricos en China causaba que los vecinos sangraran por la nariz. No era un caso aislado

Una fábrica de coches eléctricos en China causaba que los vecinos sangraran por la nariz. No era un caso aislado
26 comentarios

A las puertas de la planta de producción del fabricante de automóviles, BYD, en la ciudad china de Changsha, se manifestaban hace unos días cientos de residentes y locales. ¿Los motivos? Los niños del vecindario han comenzado a sangrar misteriosamente por la nariz. Las autoridades están investigando al que es el mayor fabricante de vehículos eléctricos de China, acusado de emitir al aire contaminantes nocivos.

Los residentes se quejaban de un olor punzante que impregnaba el vecindario desde abril. No era un caso aislado.

Los síntomas. Más de 700 niños que viven cerca de la planta de producción del fabricante de coches, BYD, en Changsha han tenido hemorragias nasales repetidas desde entonces. Es lo que indica una encuesta realizada por residentes del distrito de Yuhua, que encontró que más de 100 de ellos que vivían en las cercanías de la fábrica experimentaban múltiples hemorragias nasales al día y el 90% tenía menos de 12 años. "Las toxinas están envenenando a la gente día y noche", explicaban los manifestantes en un video compartido en las redes sociales.

Náuseas y erupciones en la piel. Además de informar hemorragias nasales y erupciones en la piel en niños, algunos adultos dijeron que también desarrollaron síntomas como náuseas, vómitos y tos persistente. "Es particularmente irritante por la noche: el aire huele a cable quemado", explicaba una mujer. Su hija de 4 años tuvo tres hemorragias nasales la semana pasada y se quejó de dolor de cabeza. “No sé cuáles serán las consecuencias a largo plazo", se lamentaba.

La investigación. El gobierno de Changs ha comunicado que ha creado un grupo de trabajo con agencias de evaluación independientes y expertos para investigar la fábrica. Según documentos compartidos por el grupo ambientalista Greenpeace Asia, la fábrica en Changsha violó previamente las regulaciones sobre la descarga de aguas residuales en 2017. En septiembre, una inspección aleatoria realizada por el ministerio local de ecología y medio ambiente encontró que el monitoreo automático y la gestión de las fuentes de contaminación de la planta no eran los estándares y su emisión de compuestos orgánicos volátiles (COV) superó los estándares regulatorios.

Como resultado, se colocó bajo una lista de vigilancia del gobierno. La exposición a los COV podría causar esa irritación de los ojos, la nariz y la garganta, y náuseas, así como una reacción alérgica en la piel, según la Agencia de Protección Ambiental de EEUU. Un estudio de 2019 en Beijing también concluía cierta correlación entre los contaminantes del aire y la incidencia de hemorragias nasales en los niños.

La compañía lo niega. BYD niega que las emisiones de su fábrica de automóviles causen hemorragias nasales en los niños. Si bien el fabricante chino de vehículos eléctricos (EV) dijo que las emisiones de su planta en el sureste del país "están en línea con los estándares del país y cumplen con las normas", admitió que la fábrica puede haber causado olores en el área residencial vecina, según un comunicado oficial.

También explicaban en aquel comunicado que los rumores eran una "fabricación maliciosa" y que habían informado del asunto a la policía y emprenderán acciones legales.

Build Your Dreams. BYD fue aclamado como el primer fabricante de automóviles chino en dejar de fabricar coches con motor de combustión interna únicamente. La medida fue en respuesta al objetivo del gobierno de llevar las emisiones de carbono a su punto máximo para 2030, paradójicamente. "Las acusaciones contra la empresa nos recuerdan que reducir las emisiones de carbono no significa que los fabricantes puedan descuidar el impacto ambiental de su proceso de fabricación", comentaba Bao Hang, líder de proyecto de Greenpeace Asia en Pekín.

Caída en picado de sus acciones. Fundada en 1995 como fabricante de baterías, inició su producción de automóviles en 2003 y desde entonces ha evolucionado hasta convertirse en el principal fabricante de vehículos de nueva energía del país. Las ventas totales de vehículos de la compañía se dispararon un 423% en el primer trimestre de este año. Lideró el mercado NEV de China con una participación de casi el 30% en febrero.

Ahora, las cosas han cambiado. Algunas de las líneas de producción en la fábrica se han detenido. Las acciones de la compañía han caído más del 5% desde el viernes pasado. Todo esto más una reciente obstaculización por problemas en la cadena de suministro y las estrictas restricciones de coronavirus en China están machacando a la compañía.

Temas
Inicio