Publicidad

Facebook ha comenzado a borrar páginas neofascistas en Italia. Y la justicia le ha parado los pies

Facebook ha comenzado a borrar páginas neofascistas en Italia. Y la justicia le ha parado los pies
140 comentarios

Publicidad

Publicidad

Facebook planta cara a la apología fascista en Italia y recurre la sentencia judicial que le obliga a reabrir el perfil de un partido político que viola sus reglas sobre el discurso del odio. Por cada día que la red social mantenga cerrados estos perfiles hasta la resolución de su recurso, la compañía deberá abonar 800 euros a la organización de extrema derecha, Casapound.

Antecedentes. El pasado mes de septiembre, Facebook inhabilitó las cuentas en redes sociales del partido fascista Casapound. ¿Razón? El partido liderado por Simone Di Stefano utilizaba estos perfiles para difundir campañas contra los inmigrantes y ensalzar la figura de Mussolini ante una audiencia que rondaba los 250.000 seguidores. Sin embargo y a pesar de incumplir una parte de las políticas de la empresa de Marc Zuckerberg, la justicia italiana ha considerado que la clausura de estas cuentas inhibe el debate y "perjudica la pluralidad política" del país y, por ello, ha ordenado a la red social la apertura de los perfiles de Instagram y Facebook clausurados.

15.000 euros. Esta es la cantidad que el tribunal civil de Roma pide a Facebook, tras haber aceptado el recurso impuesto por el partido político y, posteriormente, fallar a su favor. La compañía tecnológica deberá abonar la cifra anterior en concepto indemnización por los gastos legales ocasionados y reabrir de forma inmediata los perfiles sociales del partido. Además, por cada día que Facebook se retrase en el restablecimiento de las redes deberá pagar a Casapound 800 euros.

Facebook dice "no". Tal y como recoge el diario italiano La Repubblica, la red social "no quiere que organizaciones como Casapound utilicen sus servicios". Por ello, Facebook ha interpuesto un recurso rechazando la decisión del juzgado donde no solo apela al incumplimiento de sus normas sobre el discurso del odio, sino que también incluye evidencias que buscan demostrar que Casapound es una organización peligrosa. Entre los ejemplos reportados se menciona la organización de un evento para rendir homenaje a Mussolini.

¿Dónde quedan las políticas de uso? Dentro de sus normas comunitarias, la empresa de Zuckerberg establece una línea roja frente al "lenguaje que incita al odio" calificando este tipo de publicaciones como "contenido inaceptable". Sin embargo, por mucho que Casapound haya infringido las normas establecidas en el marco de una empresa privada, la justicia italiana considera que la decisión de Facebook daña la pluralidad ideológica de la república.

De hecho tal y como recoge La Vanguardia, la propia sentencia es clara en lo relativo a la presencia del partido en redes sociales: “La exclusión en Facebook va contra el derecho al pluralismo y elimina o limita gravemente la posibilidad de la asociación de estar en el debate político italiano y de expresar sus mensajes políticos y a la difusión de las ideas del mismo movimiento”.

Algoritmo anti-bulos. Mientras en Italia Facebook se enfrenta a la situación anterior y pierde legitimidad a la hora de hacer respetar sus normas comunitarias, en España testean los avances de una nueva herramienta enfocada a señalar las fakenews. Gracias a un acuerdo entre la red social y los medios de verificación Maldita y Newtral, se podrá detectar qué informaciones de las compartidas en la red social son falsas. Así, cuando esto suceda, el algoritmo de Facebook señalará estas publicaciones como falsas o manipuladas.

Imagen: Erin Johnson/Flickr

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios