Compartir
Publicidad
Publicidad

La Caixa a Valencia y Sabadell a Alicante: las consecuencias de la DUI en la economía de Cataluña

La Caixa a Valencia y Sabadell a Alicante: las consecuencias de la DUI en la economía de Cataluña
Guardar
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualización: según confirman varios medios, Banco Sabadell ya ha aprobado el traslado de su sede fiscal a Alicante, mientras que CaixaBank tendrá su sede en Valencia.

Largamente ignorada por el frenetismo de los acontecimientos políticos, la economía de Cataluña es uno de los elefantes en la habitación a los que ni las autoridades del gobierno central ni el independentismo han prestado atención. Pero los últimos acontecimientos, tan graves e inéditos, ya están teniendo consecuencias en el sistema bancario y en el ecosistema empresarial catalán.

Lejos de las amenazas a largo plazo, hoy Banco Sabadell debate cuándo y dónde trasladará su sede fiscal lejos de Barcelona. Las caídas en bolsa de los últimos días y la posibilidad de quedarse lejos del abrigo del BCE tras la DUI prevista para el lunes han sido motivos suficientes para que tanto dicha entidad como CaixaBank, la caja histórica de Cataluña, diseñen planes contingentes para el traslado de su sede fiscal. A España, claro.

Y dado que los hechos se han sucedido unos detrás de otros y que en ocasiones es complejo tener una mirada global hacia lo que está sucediendo, aquí va un pequeño resumen de todo lo que ha pasado a nivel económico en Cataluña, de lo que se espera que suceda y del impacto que tiene, evidentemente, en el resto de la economía española.

Previsión de DUI, pánico en la bolsa

La marejada del referéndum, la represión policial y el enconamiento político de Rajoy y Puigdemont ha derivado en una expectativa de DUI + activación del artículo 155 de la CE que ha roto la paciencia de inversores y consejos de administración bancarios. La ruptura ya es una previsible realidad.

Sabadell ¿Sabadell a Alicante? (Folguerola Angela/Wikipedia)

Quizá la prueba del algodón definitiva sea el comportamiento de la bolsa tanto en Madrid como en Barcelona, con bajadas generalizadas para todoas las entidades y con un especial golpeo a Banco Sabadell y CaixaBank. El primero ha perdido unos 900 millones de euros en capitalización en las últimas semanas, y CaixaBank unos 2.000 millones de euros. Ambos movimientos reflejan que la incertidumbre política siempre, siempre va asociada al temor de los inversores.

La noticia no es demasiado sorprendente. Pero mientras CaixaBank se dejaba un 4,96% ayer miércoles y Sabadell un 5,69%, el global Ibex 35, el principal índice bursátil del país, caía por debajo de los 10.000 puntos y se dejaba 2,85%. Significa esto que hay tensión, que hay temor e inseguridad, atributos psicológicos, sí, pero indicativos de una tendencia alarmante.

Sabadell y CaixaBank, fuera de Barcelona

La perspectiva de la DUI no sólo se nota en la bolsa, sino también en las calles. El runrún sobre una posible retirada de depósitos masiva en previsión de una caótica declaración de independencia ha hecho que los dos principales bancos de Cataluña, Sabadell y CaixaBank, ya estén planteando alternativas a su actual sede fiscal en Barcelona.

sdf

El objetivo sería simple: mantener su actual infraestructura en la región, pero al mismo tiempo asegurar los depósitos (iBank ya se ha ido) y dotar de estabilidad, dentro del paragüas de crédito del BCE, a sus fondos. CaixaBank se ha planteado, y así lo ha comunicado, cambiar su sede de Barcelona a las Islas Baleares, a la que le ata sus orígenes como caja de pensiones. El consejo de Sabadell se reúne esta tarde para decidir qué hacer. Podría ser el primero en marcharse. O a Alicante o a Madrid.

Juntos suman alrededor del 50% de los depósitos de Cataluña. Ambos cotizan en el Ibex 35. Y ambos tienen muchos intereses (amén de mercado) en el resto de España, por lo que su movimiento es precavido, si bien no definitivo. De este modo, además, no quedarían atrapados en un potencial limbo legal y, en el peor de los casos, lejos de la liquidez con la que el BCE ha reflotado el sistema bancario español desde que Draghi firmara aquellas mágicas palabras.

¿Pero hay riesgo de retirada de fondos masiva?

Es la cuestión que se han planteado Sabadell y CaixaBank, por la que ambas han respondido que harán todo lo posible para salvaguardar los depósitos de sus clientes.

Ahora bien, parece harto improbable que exista una retirada de fondos a gran escala. Como se explica en Cinco Días, el movimiento de Sabadell y CaixaBank también tiene raíces psicológicas (para cerciorar a sus clientes de que, pase lo que pase en Cataluña, sus depósitos van a estar asegurados en un marco legal certero), pero sobre todo está cubierto por la segura intervención del Estado en caso de DUI. Si se suspende la autonomía, es Hacienda la que cubre a los bancos.

Mario "Whatever it takes". (EU2017EE Estonian Presidency/Flickr)

Quiere decir esto que una DUI el lunes sería papel mojado, y que aunque a nivel político las consecuencias serían tremendas, a nivel económico Cataluña quedaría en manos (completas, ahora sí) del gobierno español, y en un estatus idéntico con el que ya contaban. Es decir, dentro de las líneas de liquidez del BCE y en el contexto de una economía, la española, que lleva estabilizada y en crecimiento varios trimestres.

¿Puede desestabilizar una retirada de fondos masiva al sistema bancario catalán, pase lo que pase a nivel político? Sí, pero tendría que ser muy grande. Como explicamos aquí en su momento a cuenta de un viral falso, Banco Popular, el último banco en irse a pique, llegó a soportar retiradas de 18.000 millones de euros antes de hundirse. Se requeriría de una retirada simultánea y masiva, de 40.000 millones de golpe, que sí podrían generar un caos y un potencial corralito.

El riesgo, por tanto, es bajo (aunque no inexistente).

No sólo los bancos, otras empresas ya se han ido

Y si bien los ahorros se han podido ir, hay empresas que definitivamente se están marchando.

El ejemplo más claro ha sido el de Oryzon Genomics, cuyo adiós a Cataluña (en forma de traslado de sede fiscal) ha sido el primero de una empresa cotizada. El traslado se ha realizado esta semana y el destinatario, como cabía esperar, ha sido Madrid. Lo publicó la Comisión Nacional del Mercado de Valores antes de ayer. ¿Los motivos? Según Oyrzon, "la optimización y la relación con sus inversores", un eufemismo donde cabe todo.

El gesto es relevante. Oyrzon es una de las empresas biotecnológicas más importantes de España y la primera de Cataluña, donde fue fundada, y su capitalización bursátil es de unos 61 millones de euros, con unos activos de 49 millones. Como explican en El Blog Salmón, la primera reacción de los inversores fue cauta y penalizaron el movimiento (-3%), pero al día siguiente su cotización ya subía un 13%. Es decir, primero incertidumbre y aversión al riesgo, luego premio.

Brcelona La incertidumbre económica reina en Barcelona. (Enes/Unsplash)

Un ejemplo interesante es el de Aragón, la futura e hipotética región fronteriza con Cataluña. Durante los últimos meses ha habido numerosas pequeñas empresas, también inquietas ante los acontecimientos de Cataluña, que han empezado a comprar suelo, trasladar medios de producción y sedes fiscales a la cuenca del Cinca, cerca del límite entre ambas regiones. A nivel fiscal, la última ha sido Proclinic Expert, la odontológica, que ya tiene su sede en Zaragoza.

En este reportaje de Heraldo de Aragón se cifra en 198 el número de pequeñas o medianas empresas que han trasladado su domicilio social de Cataluña a Aragón entre 2012 y 2014, según la consultora Asexor. El mismo artículo habla con diversos representantes empresariales de las comarcas limítrofes y revela cómo, al igual que Sabadell o CaixaBank, son numerosas las empresas que han trazado planes "B" en caso de que la DUI se concrete.

Y entre tanto, la economía española también tiembla

En un escenario de incertidumbre e inestabilidad, las consecuencias son globales para la economía española. El Ibex 35 ha sufrido durante los últimos días, aunque no tanto como Sabadell o CaixaBank. Y las miradas se dirigen ahora hacia la deuda: la prima de riesgo ha alcanzado su máximo desde antes del verano (125 puntos básicos) y el bono a diez años está ya añ 1,7% (lejos, eso sí, de los terroríficos niveles del terrorífico verano de 2012).

¿Qué puede pasar? De momento, el Tesoro está pagando el doble que hace un mes por el bono a cinco años (los tipos de interés son así de caprichosos) mientras la emisión de duda en el mercado secundario, eso sí, se mantiene estable. Aquí el ritmo lo marca Draghi, que ha seguido comprando deuda a ritmo de 6.000 millones por mes (y ya son 200.000 los euros destinados a la adquisición de deuda española), similar al de otros países.

Una forma de decir, otra más por parte del BCE, que no va a permitir sobresaltos. Entre tanto, eso sí, la prima de riesgo catalana se ha vuelto a disparar respecto a la española. Lo que representa otra inquietante noticia ante la inquietante posibilidad de una inquietante DUI.

Imagen | Morgaine/Wikipedia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos