En gallego no, gracias: la barrera publicitaria que plantea TikTok a las lenguas minoritarias

En gallego no, gracias: la barrera publicitaria que plantea TikTok a las lenguas minoritarias
31 comentarios

2020 ha marcado un punto de no retorno para TikTok. Con más de 1.000 millones de usuarios diarios y una facturación lindante en los $30.000 millones, la aplicación ha abandonado para siempre su carácter regional para insertarse en el imaginario colectivo global. Miles y miles de adolescentes en todo el mundo socializan a través de ella. Lo que ha atraído el interés de anunciantes y de instituciones públicas. Si quieres llegar a ellos, debes hacerlo por TikTok, el idioma que manejan.

También en gallego. Esta fue al menos la lógica aplicada por la Xunta de Galicia para lanzar una campaña, #aculturasegue, que fomentara el consumo de cultural gallego, particularmente afectado por la pandemia. La iniciativa, planteada en lengua gallega, se lanzaría en diversas plataformas digitales, entre ellas TikTok, en el que iba a ser el debut de las instituciones autonómicas en la plataforma. Hasta que TikTok dijo no, como relata aquí La Voz. El gallego no tenía cabida en sus normas publicitarias.

El problema. Sucede que TikTok cuenta con unas instrucciones de uso muy estrictas en materia de publicidad. Se pueden leer aquí. En materia lingüística, la compañía asigna a una lengua de uso obligatorio a todas sus áreas geográficas. "El idioma del anuncio necesita ser consistente con el lenguaje aceptado en la región destinataria", desarrollan. Para España sólo existe una opción: el español. Lo que impide a la Xunta (o al gobierno vasco o catalán) promocionarse en su otra lengua oficial.

La protesta. No es la situación por defecto en todos los países. Las comunidades lingüísticas más pequeñas (Noruega, Dinamarca, Singapur) o aquellas especialmente bilingües (Alemania) tienen a su disposición su lengua "nacional" y el inglés. Allá donde hay varios idiomas reconocidos a nivel estatal, como Bélgica, Suiza o Finlandia se incluyen varias opciones (flamenco, francés y alemán para la primera; francés, alemán, rético para la segunda; finés y sueco para la tercera; además del inglés en todas ellas). En España esa distinción sólo se extiende al castellano.

Gallego, vasco, catalán y asturiano sólo son "oficiales" en sus respectivas comunidades. Un desagravio, según el consejero gallego de Cultura, Román Rodríguez, que ha enviado una carta a TikTok en señal de protesta. En ella recuerda el estatus oficial del gallego en Galicia:

Es además la lengua mayoritaria de Galicia, que goza de una gran tradición y cada vez mayor prestigio social, una lengua viva que cada día utilizan miles de personas, jóvenes y mayores, para relacionarse en su ámbito laboral y personal, en el ámbito rural y urbano y, por supuesto, en Internet y en las redes sociales.

Popularidad. Se da la casualidad de que TikTok ha servido para popularizar el gallego entre las nuevas generaciones. Usuarias como Esther Estévez (@digochoeu) o Uxía Blanco (@uxiablanco_humor) acumulan miles y miles de seguidores por su difusión de la lengua gallega como instrumento cotidiano, llegando a la viralidad también fuera de su ámbito lingüístico (un clásico: cómo ligar en gallego). Ayuntamientos como el de Ponteareas también han entrevisto un filón en TikTok para expandir su lengua, planteando concursos de contenido en gallego.

TikTok tiene un enorme potencial difundiendo y expandiendo el uso digital de las lenguas minoritarias. Antes de su prohibición, India era el mejor ejemplo: la aplicación permitía a los anunciantes llegar a catorce comunidades idiomáticas distintas (India es un crisol de lenguas), maximizando su inversión y, en el camino, normalizando su uso.

Largos problemas. ¿Subyace alguna motivación política en la política idiomática de TikTok? Es improbable. China, no obstante, no es ningún paraíso de la diversidad lingüística. Las autoridades comunistas observan con bastante recelo cualquier manifestación "particular" que se aleje de la normatividad "han". Doyuin, la versión china de TikTok habilitada por Bytedance para cumplir con el estricto control gubernamental, arrastra cierto historial de censura. Aquellos usuarios que suben contenido en cantonés reciben "recomendaciones" para que lo sustituyan por mandarín, llegando así a un mayor número de personas.

En la práctica esa "recomendación" no es más que una censura de una lengua, por otro lado, gigantesca (68 millones de hablantes).

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio