Publicidad

Gracias a "Emily in Paris" los Globos de Oro se han visto envueltos en un escándalo de corrupción interna

Gracias a "Emily in Paris" los Globos de Oro se han visto envueltos en un escándalo de corrupción interna
23 comentarios

"Ninguna de estas acusaciones ha sido probada en ningún tribunal o investigación. Son sólo viejos tópicos sobre la HFPA [Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood en sus siglas en inglés] y reflejan prejuicios inconscientes contra la diversidad de miembros de la HFPA".

Ah, la antesala de los Oscar…

La acusación. Los periodistas Stacy Perman y Josh Rottenberg han llevado a cabo para Los Angeles Times un trabajo de investigación sobre este comité al que conocemos por ser los gestores de los Globos de Oro. Un juez acaba de desestimar la demanda de una periodista noruega que denunció que esta asociación de prensa, al denegar su solicitud de ingreso, estaba causando un perjuicio económico a su labor. Curiosamente, y como descubren en el reportaje, hay miembros de la organización que en secreto consideraban que, de prosperar, este proceso podría ayudar a traer la necesaria renovación y transparencia de sus procesos.

El entrecomillado de antes es la declaración oficial de respuesta de la asociación.

Los premios Oscar los eligen 10.300 miembros. Los de la televisión norteamericana, 25.000. Los Globos de Oro… 90 votantes. Según se desprende del artículo, no todos son corruptos, pero de un tiempo a esta parte y debido a los cambios en la profesión (la entrada de plataformas de streaming que hacen campañas de promoción agresivas, la decadencia del valor del trabajo del periodista o crítico cinematográfico), la camarilla más vieja de la asociación se estaría aferrando a su puesto y teniendo manga más ancha a la hora de aceptar sobornos.

Todo el mundo ama a los Globos de Oro. Para empezar la cadena NBC, que retrasmite la ceremonia en exclusiva, parte a la que no le interesa airear las corruptelas. Después al propio entramado mediático y cinematográfico: las alfombras rojas son un imán de audiencia confortable, las estrellas pueden firmar acuerdos de exhibición de sus vestidos y joyas con la alta costura y los productores premiados son regados con promoción gratuita (o, más bien, más barata, como estamos viendo). Así la HFPA debe encargarse de mantener el equilibrio entre su respetabilidad y sus beneficios.

En unos pocos años los Globos han logrado colocarse, en término de audiencia, a la altura de los Oscar (sobre todo porque los Oscar no hacen más que perder) pese a ser una organización mucho más económica y modesta. Los aficionados al séptimo arte ya asumen esa naturaleza más promocional de esta gala frente a la otra, pero, como ya le ocurriría décadas atrás, ahora se han pasado.

Los regalitos. según Los Ángeles Times, en 2019 más de 30 miembros de la HFPA acudieron a un viaje al set de Emily en París, la serie de Netflix producida por Paramount Network, que fueron los que pagaron la fiesta. Se hospedaron dos días en un hotel de cinco estrellas con vistas a la Torre Eiffel en habitaciones cuyo precio de partida son 1.400 dólares la noche. Este año, frente a la mirada atónita de muchos críticos y conocedores del medio, la agrupación nominó a esta serie en lugar de a otras con mejores valoraciones como I may destroy you.

Además, les ha acusado o reprochado el haber ninguneado a una tríada de películas con enfoque racial también con mucho buzz, Da 5 Bloods: hermanos de armas de Spike Lee, La madre del blues de George C. Wolfe y Judas y el mesías negro de Shaka King. Pero casi tan grave como esto ha sido su nominación a Music, el musical de la cantante Sia, que ha destronado a Cats, según la crítica, como peor obra de ficción de los últimos tiempos. Los premios, por cierto, se celebran este domingo.

Es habitual recibir pequeñas prebendas en estos entornos, de lo que se trata en muchos casos es de cuando éstos sobrepasan el límite de lo razonable, como puede ser noches de hotel de miles de euros, relojes de 400 dólares, arte original, etc. Según sus estamentos tienen prohibido recibir regalos a partir de una cifra monetaria, pero según los testimonios anónimos se lo estarían saltando de forma casi sistemática a la torera.

Los mejor pagados del mundo. Al margen, el pequeño grupo, que ha visto incrementar sus ingresos de 4 a 20 millones de dólares de facturación anual, vive sobre el papel de escribir en su propia web artículos a costes desorbitados o de hacer un trabajo de comisariado mejor pagado que para nadie del valle. Los miembros que han solicitado no participar de estos cobros han recibido una respuesta negativa: si ellos dejan de cobrar tal vez se sientan más animados a hablar de lo que está pasando.

En resumidas cuentas, que esta vez la famosa antesala de los Oscar se ha pasado de frenada.


Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio