Las grandes tecnológicas también serán grandes inmobiliarias. Facebook prevé construir 20.000 casas

Las grandes tecnológicas también serán grandes inmobiliarias. Facebook prevé construir 20.000 casas
6 comentarios

Facebook se está convirtiendo en una inmobiliaria, pero tiene sus motivos. Desde hace meses lleva invirtiendo una cantidad millonaria en viviendas asequibles para las personas con los niveles de ingresos más bajos de Silicon Valley. Hogares que ellos mismos están acaparando. El motivo ya lo hemos comentado antes en Magnet. Y es que los gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Apple han atraído a miles de trabajadores altamente cualificados que perciben sueldos muy altos y ello ha causado que se eleven los costes de la vivienda en toda California. Mucho más de lo que la mayoría de trabajadores de clase media pueden pagar.

El plan. Ahora Facebook se ha comprometido a invertir más de 120 millones de euros en viviendas asequibles para familias de bajos recursos en la Bahía de San Francisco. La compañía de Menlo Park, California, anunció que esta cuota se utilizaría para financiar proyectos de vivienda en cinco condados de la zona, que incluyen unidades para residentes que no ganan más del 30% del ingreso medio del área. Pero no sólo eso. Esta inversión representa solo una pequeña parte del gran plan que la compañía tiene en marcha para invertir más de 800.000 millones de euros en viviendas por todo Silicon Valley y que se podría traducir en la construcción de hasta 20.000 nuevos hogares en la próxima década, gran parte de la cual estará dirigida a maestros, policías y otros trabajadores de clase media cerca de su sede.

Sin recursos. Estas viviendas servirán para un gran sector de la población: desde los que recientemente se han quedado sin hogar hasta los residentes que ganan demasiado para optar a ayudas para una vivienda tradicional destinada a personas de bajos ingresos, pero que aún tienen dificultades para pagar los costes de ella. Aproximadamente 250 millones de dólares de la inversión de Facebook se destinarán a una asociación entre la empresa y la administración de California, que proporcionará terrenos estatales infrautilizados a los desarrolladores prácticamente sin coste alguno. El objetivo de Facebook es permitir que se construyan viviendas para personas de ingresos medios sin la necesidad de un subsidio público adicional.

¿Por qué? Las grandes tecnológicas son parte del problema que ahora viven miles de residentes de la zona. Ningún otro rincón de Estados Unidos ha experimentado una escalada de precios urbanísticos similar a la de la bahía de San Francisco. La presencia de empresas como Google, Facebook o Apple ha atraído a miles de trabajadores (informáticos, ingenieros, economistas, técnicos de logística, investigadores) altamente cualificados que perciben sueldos de hasta seis cifras anuales. Inevitablemente, su llegada ha encarecido los precios de un mercado de la vivienda por sí escaso. Haceros una idea: una casa en la bahía cuesta hoy más de un millón de euros.

En el condado de San Mateo, donde tiene su sede Facebook, el 30% del ingreso medio del área es de 42.000 euros para una familia de cuatro, según el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EEUU. Y el crecimiento laboral ha superado ampliamente el stock de viviendas en el Área de la Bahía. Los defensores de la vivienda ven con buenos ojos los compromisos de las empresas de tecnología, pero dicen que apenas harán mella en la crisis de la vivienda, que es un problema creciente en todo el estado. A California le faltan 3,4 millones de viviendas, según un estudio de la consultora ECONorthwest y Up for Growth, un grupo de defensa para flexibilizar las regulaciones de construcción.

El problema. ¿Deberían las empresas de tecnología asumir una mayor responsabilidad al abordar la crisis de vivienda que existe en el área? Los defensores argumentan que permitir que las empresas agreguen más trabajadores exacerbará el desplazamiento. "Es importante que las empresas reconozcan su impacto en el aumento de los precios de los alquileres y el desplazamiento en Silicon Valley, pero realmente se necesitará mucho para lograr la escala de la inversión necesaria y asegurarse de que no afecten a las familias trabajadoras", decía Jeffrey Buchanan, director de políticas públicas de Working Partnerships USA, en una entrevista en The Wall Street Journal.

Más puestos de trabajo. Y luego está el crecimiento de puestos de trabajo. El condado de San Mateo, donde se encuentran las oficinas centrales de Facebook, agregó más de 13 puestos de trabajo por cada nueva unidad de vivienda creada desde 2010 hasta 2015, según Up for Growth. Esta cifra está bastante lejos de lo que aconsejas los economistas como una proporción saludable, que la estiman en una unidad de vivienda por cada 1,5 a 2 puestos de trabajo que se crean. Pero el crecimiento de las empresas de tecnología no es el único responsable del problema. La regulación ambiental estatal y la zonificación local restrictiva han obstaculizado el desarrollo en toda California. Facebook ya se quejaba de que también necesitaría regulaciones de construcción más flexibles para tener el impacto que desea. “La financiación por sí sola no puede resolver esto. Podemos financiar, pero si la vivienda no se aprueba, estamos estancados ", afirmaba la compañía.

La competencia. Pero Facebook no es la única empresa que está invirtiendo en vivienda. Las principales corporaciones tecnológicas han prometido miles de millones de euros para aumentar la oferta de hogares en California. Google, de Alphabet Inc, quiere liberar para uso residencial un terreno valorado en más de 615 millones de euros y hoy ocupado por sus oficinas y naves industriales. También quiere habilitar un fondo de 200 millones de euros para que constructores de toda condición edifiquen viviendas baratas y asequibles. El primer plan permitirá alojar 15.000 hogares en antiguas oficinas. El segundo busca construir de cero 5.000 viviendas.

La manzana también. Apple Inc., la otra punta del tridente, prometió el año pasado 2.500 millones de dólares para tratar de minimizar la crisis de vivienda en la que se encuentra actualmente el estado de California. Tras reconocer que la situación es "insostenible" e "indigna para los ciudadanos", propuso repartir 1.000 millones a la creación de un fondo de inversión que oferte vivienda asequible y otros 1.000 millones a facilitar la compra de una primera vivienda. La cantidad restante financiaría la construcción de nuevas viviendas en suelo de la compañía y fomentaría la creación de ayudas destinadas a la población vulnerable.

Como sea, todas ellas están desesperadas por ampliar sus capacidades de crecimiento, y no les queda otra que colaborar con la administración pública para conseguirlo. Y también una manera de borrar la imagen de desigualdad que dejan en el estado de California. Una muestra más de cómo estos gigantes de la tecnología tienen un impacto brutal en todo lo que tocan.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio