Habla Putin y sube el pan, literalmente: los precios del trigo se han disparado por la tensión en Ucrania

Habla Putin y sube el pan, literalmente: los precios del trigo se han disparado por la tensión en Ucrania
16 Comentarios

Una palabra ha dominado los titulares de la prensa internacional durante las últimas semanas: guerra. La movilización de 90.000 soldados rusos en la frontera con Ucrania ha reavivado un fuego que, si bien jamás se llegó a apagar, parecía languidecer. La posición agresiva de Rusia y la reacción airada de Estados Unidos ha disparado la imaginación de los analistas. Desde la guerra hasta la invasión, todo escenario ha sido teorizado.

Pero de momento sólo uno se ha hecho realidad.

El pan. Lo relata The Wall Street Journal: los precios internacionales del trigo y otros cereales han alcanzado máximos históricos durante los últimos días. Su precio a futuros en los mercados estadounidenses ha aumentado un 7%, llegando a los $8,5/bushel (una medida tradicional similar a la fanega y estándar en el comercio de granos), una cifra similar al récord de la década registrado en 2021. En Europa, por su parte, el coste ha subido un 6%, llegando a los 278€/tonelada métrica.

Ha hablado Putin, ha subido el pan.

¿Por qué? Por la enorme dependencia que el mercado internacional tiene del trigo ruso y ucraniano. Juntos cubren el 30% de la demanda internacional. Cualquier conflicto tendrá un impacto directo en el precio del pan, en especial en países dependientes de sus exportaciones, como los europeos. Un 26% del trigo importado hacia la Unión Europea proviene de Ucrania, y otro 4% de Rusia. En un contexto de revitalizada demanda de importaciones (+25% en 2021), es un problema.

De lejos. Era algo que podíamos prever. Ucrania ha sido desde hace muchos, muchos años el "granero" de Europa. Sus exportaciones han rellenado la cesta de la compra del continente durante décadas. En particular, algunas de sus regiones más próximas al conflicto, como Jarkov, Dnipropetrovsk o Zaporizhzhia, todas ellas con importantes bolsas de rusoparlantes y en la frontera con Luhansk y Donetsk, se cuentan entre las principales productoras del país (el 15% del total en 2020).

En general. Como hemos visto a lo largo del año pasado, la escalada de precios no es algo ajeno al mercado internacional de las materias primas. Alimentos como el café se han visto muy afectados por la escasez de buques mercantes, lo que ha redundado en sus precios. La madera atravesó varios meses en máximos históricos hasta que volvió a sus niveles regulares. En general, todos los productos se han encarecido.

Y el gas. El trigo subraya los riesgos que un conflicto armado plantea en materia económica para Europa. El bloque comunitario depende de Rusia y de Ucrania en numerosas materias primas, como el gas. Su vertiginosa escalada de los últimos meses, como sabemos, está influenciada por muchos factores, y uno de ellos es Rusia. Las tiranteces diplomáticas han desplomado las exportaciones de gas, en especial a través de Ucrania, lo que ha recrudecido la crisis energética del continente.

Si va a más, ya sabemos quién será la próxima víctima. El pan.

Imagen: Scott Ymker

Temas
Inicio
Inicio