Compartir
Publicidad

Hacer más con menos: los países más pobres son los mejores conservando la megafauna del planeta

Hacer más con menos: los países más pobres son los mejores conservando la megafauna del planeta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen decenas de especies de animales en todo el mundo, incluyendo tigres, leones y rinocerontes, que están en peligro de extinción por culpa de la humanidad. Algunos estudios recientes indican que el 59% de los carnívoros más grandes del mundo y el 60% de los herbívoros más grandes del mundo se encuentran actualmente en peligro de extinción. Dichas especies, conocidas como megafauna, juegan un papel muy importante en el medio ambiente, pero suelen ser incompatibles para la convivencia con humanos debido a los posibles conflictos.

Algunas especies de la megafauna son peligrosas, suponen un alto coste para las comunidades y son un riesgo directo para la vida humana, los cultivos, el ganado y hasta para las mascotas. La caza selectiva de estos animales para obtener partes específicas de sus cuerpos (incluyendo la piel, los dientes, los cuernos, los huesos y otros órganos) hace que se dediquen muchos esfuerzos para proteger a los grandes mamíferos de los cazadores furtivos que alimentan el mercado ilegal de especies silvestres.

Muchas especies de la megafauna también necesitan una gran cantidad de espacio, lo que requiere amplias superficies de desierto donde acomodarlas. Sin embargo, los grandes mamíferos son las especies más populares cuando hablamos de peligro de extinción.

Guepardo Pixabay.

conservación de las especies más carismáticas. No podemos ignorar la posibilidad de que se pueden extinguir muchas de estas especies a menos que tomemos medidas rápidas, decisivas y globales. Por lo tanto, es necesario evaluar las contribuciones relativas y medir los esfuerzos de cada país para la conservación de la fauna.

El índice de conversación de megafauna

Varios compañeros y yo hemos creado un índice de referencia para demostrar que algunos países podrían dedicar más esfuerzos a la conservación de la fauna. Lo que hemos hecho es establecer un "índice de conservación de la megafauna" donde analizamos 152 países en tres ámbitos diferentes según los datos más recientes disponibles:

  • La proporción del país ocupada por cada especie de megafauna (contribución de espacio).
  • La proporción de especies estrictamente protegidas en cada país (contribución ecológica).
  • La cantidad de dinero gastado en la conservación de especies por cada país a nivel nacional o internacional en relación con el PIB (contribución financiera).

Adquirir todos estos datos fue una tarea compleja, sobre todo recopilar la información sobre los gastos de los países en materia de conservación de especies animales. Es necesario mejorar los datos en cuanto al gasto específico en megafauna.

Elefante Pixabay.

Nos dimos cuenta de que existe una gran divergencia entre las diferentes naciones. Los países más pobres tienden a contribuir más y tienen un índice de conservación de la megafauna más alto, mientras que los países más ricos contribuyen menos. La razón de esto varía de país a país y de continente a continente. Por ejemplo, los países africanos tienden a anotar más alto que otras partes del mundo en términos de distribución y diversidad de las especies de la megafauna.

El índice sitúa al 90% de los países de América del Norte y Central y al 70% de los países de África por encima de la media. Sin embargo, aproximadamente una cuarta parte de los países de Asia (25%) y Europa (21%) están entre los puestos más bajos del índice. Como región, Asia cuenta con el índice de conservación de megafauna más bajo y es donde se encuentra el mayor número de países que están en los peores puestos de la tabla.

Aunque África cuenta con muchos problemas de pobreza e inestabilidad en muchas partes del continente, se hacen más esfuerzos para la conservación de grandes mamíferos que en cualquier otra región del mundo. De hecho, África cuenta con cuatro de los cinco principales países en materia de conservación de megafauna (Botswana, Namibia, Tanzania y Zimbabwe). A modo de referencia, Estados Unidos ocupó el puesto 19 de los países con mejor protección de la megafauna.

Y están mejorando los resultados

En la Cumbre de la Tierra celebrada en Río en 1992, los países desarrollados se comprometieron a destinar al menos 2.000 millones de dólares al año para la conservación de la megafauna en los países en vías de desarrollo. Sin embargo, las contribuciones actuales de las naciones industrializadas solo llegan a la mitad de esa cantidad, con un promedio de 1.100 millones de dólares anuales.

Rhino 1077906 1280 Pixabay.

El mundo tiene que hacer mucho más para la conservación de la megafauna. Sin embargo, algunos países tienen que esforzarse más que otros para el bien global, puesto que se trata de algo de lo que todos somos responsables. Hay tres formas en las que los países pueden mejorar su puntuación en el índice:

  • Reintroducir megafauna en el paisaje o fomentar el crecimiento de las comunidades de dichas especies.
  • Dedicar más terrenos a áreas protegidas.
  • Invertir más en la conservación de la megafauna, ya sea a nivel nacional o en el extranjero.

Esperamos que con este índice de conservación de megafauna los países de todo el mundo entiendan la importancia de invertir más dinero en el apoyo internacional para salvar de la extinción en nuestro planeta a magníficas especies de mamíferos silvestres.

The Conversation

Autor:Peter Lindsey, coordinador del programa León, Universidad de Pretoria.

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos