Compartir
Publicidad

Hay gente haciendo cola bajo la lluvia en Madrid para comerse un plato de cereales

Hay gente haciendo cola bajo la lluvia en Madrid para comerse un plato de cereales
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace algunos meses, Madrid cuenta con dos establecimientos dedicados a la venta de cereales. El menú incluye exquisiteces provenientes de todos los rincones del mundo y se acompañan, en ocasiones, de boles de leche y otros condimentos para disfrutar de tan preciado desay... Un segundo, ¿desayuno? No siempre: es habitual encontrar a gente a-to-das-ho-ras degustando su ración de cereales. El pasado fin de semana, también en largas colas bajo la lluvia.

Ok, ¿qué está pasando aquí?

Hacer colar, pagar y comerse un bol de cereales un domingo a las siete de la tarde en un local discreto de Malasaña puede parecer una excentricidad, pero no lo es tanto. Madrid sólo es la última de un creciente listado de ciudades en las que los cereales se han convertido en un producto de consumo culinario más. Si puedes tomarte un café con croissant en el centro de París, ¿por qué no puedes hacer lo propio con tus cereales favoritos en el corazón de Londres?

Cereal Hunters Cereal Hunters es uno de los dos establecimientos de cereales de Madrid.

El razonamiento anterior llevó a dos hermanos norirlandeses a abrir la más célebre de las tiendas de cereales en Londres: Cereal Killers. Regentada por tipos con camisas estrafalarias, pobladas barbas y cabellera tintada de platino, Cereal Killer ganó popularidad y reportajes en prensa de todo tipo gracias a su, a priori, naturaleza estereotipada sobre lo hipster y la gentrificación.

"Cobrar cinco libras por un desayuno cuando hay familias en el barrio que no llegan a fin de mes, qué obscenidad consumista". El razonamiento anterior, blandido en prensa y espolvoreado por las redes sociales, deparó en conflictos (!) callejeros a cuenta de Cereal Killer. En junio del año pasado, un grupo de activistas anti-gentrificación realizaron actos vandálicos en la tienda, protestando por la, a su juicio, colonización de establecimientos cool que aumentan el precio del alquiler en los barrios y expulsan a familias pobres.

Cereal Lovers En Cereal Lovers tienes una amplia variedad de cereales para degustar.

Los incidentes derivaron en un amplio debate que recogimos aquí. Los regentes de la tienda, y otras voces, se defendieron explicando que tan sólo eran dos emprendedores encontrando un (exitoso) nicho de mercado en un barrio donde los precios para el alquiler eran bajos (Londres es absurdamente cara). Ellos eran tan víctimas de la especulación inmobiliaria como los demás vecinos, no los causantes, se defendían.

¿Llegará a ese punto Madrid? Por el momento, tanto Cereal Hunters como Cereal Lovers, las dos tiendas de cereales de la capital española, disfrutan de más amor que irredentos manifestantes. Hasta el punto de llenar sus establecimientos y tener a una decena de personas a gusto bajo la lluvia esperando sus Cheereos.

De Londres a Madrid, los cereales son tendencia ahora, y da igual que el ojo ajeno y extraño a las mismas encuentre algo raro en jóvenes tomándose un bol de Chocapics a las siete de la tarde de un espantoso domingo. Es otro hábito de consumo más, uno que, eso sí, ha terminado asociado a toda clase de clichés y estereotipos. Pero lo cierto es que cuesta negarse a algo tan apetecible como unos cereales durante los rigores del invierno.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio