Los tractores de hidrógeno ya son una realidad: el motor diésel tiene los días contados en el campo

Los tractores de hidrógeno ya son una realidad: el motor diésel tiene los días contados en el campo
9 Comentarios

La descarbonización del sector agrícola está cada vez más cerca. Si bien es cierto que la maquinaria más pesada (como pueden ser los tractores de gran tamaño) hace muy complicada la electrificación que está viviendo el coche, por ejemplo, los motores de hidrógeno se presentan como una solución de cero emisiones de carbono totalmente práctica. Y con el mismo nivel de prestaciones de los motores diésel actuales.

De hecho los primeros tractores impulsados por hidrógeno van llegando poco a poco. Y su mantenimiento es relativamente sencillo.

El proyecto. Tras años de experimentación, los resultados ya han llegado. O quizás haya sido cosa de la unión de tres importantes empresas para uno de los proyectos más ambiciosos del mundo agrícola. Dos fabricantes de motores de hidrógeno, Cummins y Buhler, han firmado un acuerdo para implantar el motor Cummins X15 de 15 litros de cilindrada en los tractores más grandes de Versatile.

¿El objetivo? Descarbonizar la maquinaria pesada. Aunque estos no serán los primeros tractores del mundo en usar hidrógeno, sí suponen un paso importante hacia la transición energética en el campo.

Motores de hidrógeno Cummins.

Las ventajas. La principal, cómo no, reducir las emisiones de carbono. En la combustión del hidrógeno no se liberan hidrocarburos ni monóxido de carbono, y tampoco partículas. Tal y como se comenta en este artículo de Hibridos y Eléctricos, sí se emiten óxidos de nitrógeno, aunque en cantidades muy bajas (y se pueden reducir todavía más con los sistemas AdBlue que ya se incorporan en todos los tractores modernos).

Las prestaciones seguirán siendo las mismas que brinda el motor diésel en términos de rendimiento, permitiendo utilizarse en vehículos de alta carga y alta utilización (jornadas muy largas), ya que ofrecen autonomías decentes y un corto tiempo de repostaje. Es decir, no sacrifican la productividad del agricultor. Y lo mejor: el coste es viable.

Fácil mantenimiento y reparación. La buena noticia es que los motores diesel y de hidrógeno comparten muchos componentes, lo que hace que las tecnologías de energía de hidrógeno sean más fáciles de implementar en las aplicaciones existentes. Además, que muchas piezas sean las mismas permite reducir costes y que sea más facil reparar y mantener. Las únicas diferencias se encuentran por encima de la culata, en la inyección, mientras que de la culata hacia abajo son motores casi idénticos.

¿Qué tractores serán los primeros en usar esta tecnología? Se montarán motores X15 movidos por hidrógeno en los tractores más potentes de la gama Versatile: los 530, 580 y 620, que hasta ahora usaban el Cummins X15 diésel. Algunos de los vehículos que montan motores Cummins, entre otros, son algunos tractores de Case IH y John Deere, camiones de Volvo, Peterbilt, International o Mack, maquinaria industrial de JCB o Komatsu e incluso en algunas perforadoras y barcos. Pronto, también estos podrían ver un cambio en sus motores.

Imágenes: Cummins / Versatile.

Temas
Inicio
Inicio